Quantcast
El tiempo en: Jerez
Lunes 18/10/2021

Acento andaluz

La quiero a morir

Nunca mejor dicho. La quiero a morir. A la vacuna, a las vacunas. La que sea. Casi que me da igual Pfizer, Moderna, Astrazeneca o Janssen...

Publicado: 25/04/2021 ·
22:51
· Actualizado: 25/04/2021 · 22:51
  • Vacuna.
Autor

Fernando Pérez Monguió

Presentador de 'Acento Andaluz' en 7 Televisión y jefe de informativos de la Cadena SER Andalucía

Acento andaluz

Fernando Pérez Monguió analiza en este espacio la actualidad andaluza, con fibra progresista y corazón social

VISITAR BLOG

Nunca mejor dicho. La quiero a morir. A la vacuna, a las vacunas. La que sea. Casi que me da igual Pfizer, Moderna, Astrazeneca o Janssen. Ni podemos elegir, ni debemos elegir. Frente a los charlatanes negacionistas, escuchen a los científicos, a los investigadores y a los virólogos, y miren a las estadísticas casi irrelevantes de efectos secundarios letales. La quiero a morir sencillamente porque está evitando muertes. Primero en las residencias de mayores, la auténtica zona cero de la pandemia hasta que inmunizaron a los abuelitos y abuelitas que han sufrido como nadie el maldito virus de la Covid. En Andalucía, de tener miles de infectados y fallecidos en estos centros, a ser hogares seguros frente a la infección.


Otro ejemplo de eficacia de la vacuna la están experimentado los sanitarios que han bregado directamente contra los contagiados, exponiéndose como nadie a unos riesgos sin apenas protección ni instrucciones al uso. Los positivos de médicos, enfermeros, auxiliares, técnicos y personal no sanitario de hospitales y centros de salud ha descendido en un 86% en las últimas semanas.


Quiero a morir a la vacuna o a las vacunas porque con lo mal que nos hemos portado o se han portado muchos en Semana Santa -aglomeraciones a las puertas y en el interior de los templos y concentraciones en bares y restaurantes-, mucho peor que en Navidades, la evolución de la cuarta ola es infinitamente menos agresiva en todo tipo de parámetros que la tercera. Y eso es consecuencia de la inmunidad de un 20 % de vacunados que, hasta la fecha, representaban más del 60% de los infectados en el historial del virus.


La quiero a morir porque me permitirá ver pronto a familiares y amigos sin temor a contagiarlos si soy asintomático. Y la quiero a morir porque necesito viajar a Cádiz a reencontrarme en el terruño con mis allegados a los que no puedo ver desde que cerraron perimetralmente las provincias andaluzas hace más de 3 meses, el 15 de enero -salvo por un par de días que pude viajar a mi ciudad natal por razones profesionales-. De ahí que la Junta debe priorizar levantar cuanto antes la movilidad, pero no pensando en que habrá una estampida a las playas o segundas residencias y que se reactivará el turismo y el comercio -que también-, sino por razones casi humanitarias para que miles y miles de andaluces puedan reencontrarse con los suyos más de 100 días después.

COMENTARIOS