El tiempo en: Jerez
Miércoles 21/02/2024  

Alcalá la Real

Rechazada la modificación del proyecto del Toril, tras el voto en contra de Ciudadanos

“Nuestros socios han decidido unilateralmente realizar el procedimiento de un modo poco transparente”, se ha asegurado desde Cs para justificar el rechazo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Nuevo episodio en el contexto del tenso equilibrio de fuerzas que, en estos momentos, se mantiene en el Ayuntamiento de Alcalá la Real. En este caso, el voto en contra de Ciudadanos en el punto sobre la modificación del proyecto UE4 Consolación (Toril), que se llevaba en la mañana de este martes en el orden del día de la Junta de Gobierno Local, no ha salido adelante por el voto en contra de los representantes de Ciudadanos, Ángel Montoro y Paloma Moyano, sumado al de la representante del Partido Socialista, Elena Víboras. En ausencia de uno de los representantes populares (Juanma Marchal) y al no participar en la votación el alcalde, Marino Aguilera, el empate de tres votos en contra y tres a favor, se ha dirimido, finalmente, con el voto de Ángel Montoro, que ha dado lugar al rechazo de dicho punto.

“Este partido siempre ha demostrado estar dispuesto a dialogar y realizar los trámites pertinentes para la correcta tramitación de este expediente. Sin embargo, nuestros socios de Gobierno han decidido unilateralmente realizar el procedimiento de un modo poco transparente. Y es que este punto no viene avalado por el secretario municipal, ya que el informe jurídico sobre la viabilidad del mismo no contaba con su firma. Este hecho se suma a los anteriormente ya expuestos por este grupo, como son, en primer lugar, que este expediente hace referencia a unos terrenos que afectan directamente a la familia del alcalde. Justamente por esto entendemos que la transparencia al respecto debería ser la prioridad. En segundo lugar, aún con la delicada situación de este expediente, el alcalde, Marino Aguilera se salta la firma del concejal de Hacienda para dotar económicamente la partida y llevar a cabo la contratación. Además, no se pide autorización de la Delegación de Cultura cuando se están realizando demoliciones en el entorno de un Bien de Interés Cultural”, se ha justificado la postura desde Ciudadanos.

Desde esta formación se ha recalcado que “este partido siempre ha estado dispuesto a apoyar este proyecto, siempre y cuando se hiciese con la mayor responsabilidad y pulcritud posible”. Y ha concluido aclarando que “importante que la ciudadanía sepa que este punto no ha salido adelante por la ausencia de uno de los concejales del Partido Popular, que no ha asistido a la Junta y por tanto no tuvieron los votos necesarios”.


TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN