Quantcast
El tiempo en: Jerez
Lunes 06/02/2023  

Almería

Adif aborda en el AVE Almería-Murcia el primer viaducto con cuatro vías en Vera

La estructura albergará la doble vía de línea en su tablero central y, en los laterales, dos vías únicas, procedentes de la estación de Vera-Almanzora

  • Inicio de las obras para un viaducto de cuatro vías en el AVE entre Murcia y Almería en Vera (Almería).

Adif Alta Velocidad ha iniciado la construcción del viaducto de Vera (Almería) de la Línea de Alta Velocidad (LAV) entre Murcia y Almería, el cual constituye "un nuevo hito de la ingeniería en el desarrollo de la alta velocidad española, dado que será el primero de la red que albergará cuatro vías".

En concreto, la estructura albergará la doble vía de línea en su tablero central y, en los laterales, dos vías únicas, procedentes del haz de vías de la estación próxima de Vera-Almanzora. "Su construcción representa un reto técnico y logístico: se requerirán 1.600 camiones de hormigón para los 134 pilotes de su cimentación y grúas de 300 toneladas", han especificado desde Adif en una nota.

La anchura del viaducto será su elemento diferenciador, en vez de la longitud, como suele ser habitual en este tipo de estructuras singulares que, junto a los túneles, permiten a la alta velocidad sortear otras infraestructuras y los desafíos de la orografía con máximo respecto e integración con el entorno.

En concreto, el viaducto de Vera, de 172 metros de longitud, tendrá 28,7 metros de ancho, el doble respecto a los 14 metros del resto de los viaductos de alta velocidad.

La excepcional anchura del viaducto determina su construcción, que acaba de arrancar y "supondrá todo un reto técnico y logístico". Así, su cimentación requerirá 14.000 metros cúbicos de hormigón para salvar su paso sobre la carretera Vera-Garrucha.

Las vigas que se tenderán sobre las pilas para sostener el tablero del viaducto (la plataforma sobre la que después se instalan las vías) serán de hormigón prefabricado, y su peso y dimensión (hasta 42,4 metros y 191 toneladas) requerirá un transporte especial y grúas de 300 toneladas para su montaje.

El viaducto, que contará con especiales sistemas de protección sísmica, se levanta en la parte final del trazado entre Pulpí y Vera para sortear la autovía A-352, cruce que solventará con un vano de 42,4 metros de luz para evitar construir pilares en la mediana de la carretera.

Su construcción constituye además un nuevo impulso al desarrollo LAV Murcia-Almería, línea que forma parte estratégica del Corredor Mediterráneo, en la que se estima una inversión total prevista de 3.300 millones de euros y que ya tiene todos sus tramos en construcción, salvo la integración en Lorca y la segunda fase de integración en Almería.

El nuevo viaducto pasará a formar parte del catálogo de estructuras singulares que Adif ha construido al desarrollar la red alta velocidad, que este año alcanzará los 4.000 kilómetros de longitud, consolidándose como la mayor de Europa y la segunda del mundo.

En este catálogo figuran ya, entre otros y por distintas características, los viaductos de Almonte y el Tajo, en la LAV a Extremadura; los del Ulla y Teixeiras, en la LAV a Galicia, o el de Contreras, en la de Levante.

Esta actuación está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Una manera de hacer Europa. Además, contribuye a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 9, que fomenta infraestructuras sostenibles, fiables y de calidad.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN