El tiempo en: Jerez
21/04/2024  

Almería

El asesino de la mujer de Roquetas había sido denunciado por agresión sexual

Fue denunciado en octubre de 2022 por otra mujer que dijo haber sido agredida sexualmente por él

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Portal de la calle Las Palmeras en el que ha tenido lugar el crimen. -

El senegalés de 30 años A.B.S. encarcelado por matar a Nina, de 44 años y origen rumano el pasado domingo en Roquetas de Mar (Almería), fue denunciado en octubre de 2022 por otra mujer que dijo haber sido agredida sexualmente por él.

Así lo han informado a EFE fuentes de la investigación, que han señalado que la denunciante presuntamente logró herir a su agresor, si bien la causa no siguió adelante porque la mujer no declaró posteriormente en sede judicial.

Respecto al asesinato de Nina, las mismas fuentes han apuntado que A.B.S. ha declarado que accedió a la vivienda de la mujer situada en la calle de Las Palmeras, en Roquetas de Mar, para mantener relaciones sexuales consentidas, tras las que discutieron.

Según ha detallado, la mujer se enfureció con él y comenzó a "tratarle mal". Finalmente, él le rodeó el cuello con un brazo y apretó hasta que ella murió.

Aseguró además que antes de llegar al domicilio de la víctima había consumido cocaína y bebido cerveza, y que después de mantener relaciones con ella se fumó un "porro".

Este martes, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Roquetas de Mar decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de A.B.S. por un delito de homicidio.

Según el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, “el presunto homicida y su víctima no eran pareja sentimental aunque sí mantenían relaciones sexuales consentidas de forma esporádica”. Por este hecho, Nina no será incluida en las estadísticas de violencia machista.

La autopsia ha confirmado la muerte por estrangulamiento de Nina, cuyo hijo, Ionut, explicó a Efe que sobre las cinco de la madrugada del pasado domingo escuchó gritar a su madre en el domicilio familiar.

“Intenté salir pero (el presunto autor) había atrancado la puerta para que no pudiese abrirse. Llamé a la Guardia Civil, que tuvo que derribar la puerta de la entrada para poder acceder y detenerlo", precisó.

Aseguró que estaba dormido y no vio entrar en la casa al hombre, con quien su madre no tenía ningún tipo de relación, más allá de conocerlo de vista.

Ionut recordó que su madre llegó a Roquetas de Mar hace "muchos años" y que había trabajado en almacenes e invernaderos, aunque desde hacía un tiempo se encontraba sin empleo y "trabajaba en casa".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN