El tiempo en: Jerez
Sábado 22/06/2024  

Almería

Presos pintores o panaderos: reconvertirse a través de la formación de la cárcel

Buena parte de las especialidades formativas están relacionadas con la actividad productiva que se desarrolla en cada centro penitenciario

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Centro penitenciario de El Acebuche. -

Panadero, pintor o carretillero son algunos de los empleos a los que podrán optar casi 150 internos del centro penitenciario 'El Acebuche' de Almería que participan en cinco planes de formación para el empleo organizados por Instituciones Penitenciarias en colaboración con el Servicio de Empleo Estatal (SEPE).

'Operaciones auxiliares de pintura', 'Operaciones básicas de panadería y bollería', 'Operaciones de recogida y tratamiento de residuos municipales e industriales', curso de conductor de carretillas elevadoras y curso de manipulador de alimentos, son los planes puestos a disposición de los reos almerienses para que puedan reintegrarse cuando salgan de prisión.

El subdelegado del Gobierno en Almería, José María Martín, acompañado por el director del centro penitenciario de Almería, Miguel Ángel de la Cruz, ha asistido a una de las jornadas formativas que en la actualidad se desarrollan en el centro, y ha resaltado que “la formación es sin duda la mejor herramienta para que las personas privadas de libertad afronten su reinserción y puedan incorporarse al mercado laboral en un futuro”.

El objetivo del programa es mejorar las competencias para el empleo de los internos e internas en los establecimientos penitenciarios y el acompañamiento en su itinerario formativo laboral y en su posicionamiento ante el empleo hasta su incorporación a un puesto de trabajo en la empresa ordinaria y el mantenimiento en el mercado laboral.

Las especialidades formativas que se imparten corresponden a diferentes familias profesionales y entre las que destacan las relacionadas con edificación y obra civil, seguridad y medio ambiente y hostelería, turismo e industrias alimentarias.

Buena parte de las especialidades formativas están relacionadas con la actividad productiva que se desarrolla en cada centro penitenciario, de forma que la persona privada de libertad no sólo adquiere las destrezas técnicas en los cursos de formación, sino que además puede ponerlas en práctica en los talleres productivos.

En la actualidad, el centro penitenciario 'El Acebuche' da trabajo a alrededor de 200 personas reclusas. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN