Quantcast
El tiempo en: Jerez
Jueves 06/10/2022  

Andalucía

Darias recomienda de nuevo ponerse la mascarilla ante el gran incremento del Covid

La ministra de Sanidad llama a vacunarse a quienes aún no se hayan puesto la dosis de refuerzo ante el fuerte repunte de los contagios

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • La ministra de Sanidad, Carolina Darias.

El repunte de los contagios covid en las últimas semanas, que acerca la incidencia a los mil casos con un consecuente aumento de la ocupación en los hospitales, que sube al 8,3 % con más de 10.000 ingresados, complica la situación sanitaria en España a las puertas del período estival del verano, principalmente en comunidades como Madrid, Cataluña o País Vasco.

Esta misma semana, asociaciones médicas, expertos y los propios gobiernos regionales de varias comunidades se han puesto en guardia ante el impacto sanitario que está provocando el avance de las nuevas variantes de ómicron (Ba.4 y Ba.5).

En este contexto, la propia ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha insistido hoy en la necesidad de mantener las medidas de protección frente a la covid-19 en los colectivos vulnerables y en presencia de ellos, entre ellas el uso de mascarillas, y ha instado a los ciudadanos sin tercera dosis -mayormente menores de 50 años- a ponerse el refuerzo.

La responsable de Sanidad ha hecho una llamada a la prudencia y a la utilización de las medidas de protección al recordar que, "en este tiempo hemos aprendido a mantener el virus a raya", mientras ha vuelto a subrayar que el incremento de la incidencia se debe a los nuevos sublinajes de ómicron.

Esta misma semana sociedades médicas han avisado, principalmente en comunidades como Madrid, sobre el drástico aumento de la carga asistencial a puertas de un período estival que contará con menos profesionales.

En cifras, España ha rebasado el umbral de los 10.000 ingresados covid (10.249), cifra solo comparable con mediados de febrero, cuando descendía la curva epidemiológica de la sexta ola. Aunque en ese momento las unidades de cuidados intensivos tenían más de 1.300 críticos y ahora 449, por lo que la gravedad de los casos se ha reducido.

Sin embargo, la propia Sociedad Española de Medicina de Urgencias (SEMES) cifra, por el momento, en más de un 20 % el incremento de la actividad en los hospitales madrileños, lo que va provocando una "situación insostenible" en los servicios de urgencias, en un escenario "dinamitado" por la escasez de médicos y el reajuste de recursos por las próximas vacaciones estivales.

Pero no solo la covid está detrás del aumento hospitalario, que está provocando que acudan más pacientes a urgencias con neumonía bilateral, alerta SEMES, sino también a un mayor número de casos atípicos de infecciones respiratorias en estos meses del año.

Según los datos de Sanidad sobre el Sistema de Vigilancia de Infección Respiratoria Aguda (IRAs), la incidencia del conjunto de estas infecciones -en la que también se incluye la covid- ha repuntado en las últimas semanas en la población general y alcanza los 680 casos por cada 100.000 habitantes.

SEMES ha destacado que, en este contexto, "no hay camas ni profesionales" para hacer frente a lo que los urgenciólogos dicen estar presenciando en los servicios hospitalarios de todo el país.

EMPEORAMIENTO DE LOS INDICADORES COVID

Desde el 10 de junio la incidencia ha escalado de los 589 casos por cada 100.000 habitantes a los 996 actuales y la ocupación hospitalaria lo ha hecho desde el 5,5 % hasta el 8,3 % actual, mientras que en las unidades de cuidados intensivos han subido del 3,8 % al 5 %.

Tras la retirada de las mascarillas a mediados de abril, los ingresos hospitalarios se mantuvieron mayormente estables con registros que oscilaron entre los 4.800 y 6.500 pacientes en toda España, pero en las últimas semanas la cifra ha ido en progresivo aumento y supera ya los 10.200 (2.456 más que la semana pasada).

Madrid tiene el indicador de trasmisión entre mayores de 59 años más acusado de España, con 1.650 casos y la presión hospitalaria más comprometida en este momento, de 13,1 % y en UCI del 8,7 %.

No todas las comunidades con incidencias muy por encima de los mil casos (La Rioja, Extremadura, Canarias y Galicia) están registrando, a la par, un empeoramiento a la par de sus indicadores hospitalarios.

Si ocurre, al igual que en Madrid, en Cataluña (10,8 %), Castilla-La Mancha (10,4 %), País Vasco (9,6 %), Baleares (9,l %) y Castilla y León (8,9 %), que sufren un empeoramiento de su ocupación hospitalaria global, al tiempo que repunta la incidencia.

Sobre la situación epidemilógica en Madrid, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que "efectivamente" hay un repunte de incidencia covid y que está esperando "indicaciones" del Gobierno "por si tienen algo que decir al respecto".

En Cataluña, su gobierno se ha apresurado esta semana en valorar que los datos de la covid-19 "no son buenos" y ha llamado a la ciudadanía, especialmente a la más vulnerable, a mantener las medidas de precaución recomendadas, como el uso de la mascarilla en espacios cerrados o masificados.

Desde el 24 de junio se han detectado 204.550 contagios entre la población general en toda España, a tenor de que se realizan menos pruebas, y en los últimos 14 días 122.719 infecciones de mayores de 59 años, 42.997 desde el martes.

¿CUARTA DOSIS?

Hasta la fecha, la tercera dosis o de refuerzo se ha inoculado a algo más de 25.400.000 ciudadanos (53 % de la población), con una carencia de esta cobertura en franjas de edad por debajo de los 50 años, cuyo porcentaje de inoculación no llega ni al 50 %, como ocurre con los treintañeros o veinteañeros.

Expertos difieren sobre la premura de administrar, en este escenario, una cuarta dosis, pero Sanidad sí contempla comenzar con los mayores de 79 años a partir de otoño y a la espera de nuevos sueros anticovid actualizados contra las variantes de ómicron.

Mientras, las autoridades sanitarias siguen llamando a los ciudadanos a que se vacunen con la tercera dosis en este momento y frente al avance de los nuevos linajes, incluso tras haber superado la infección con alguna variante de ómicron con el correspondiente período de espera de 5 meses.

TE RECOMENDAMOS