El tiempo en: Jerez
Martes 28/05/2024  

Los vecinos de Lealas se unen a la negativa al tranvía

Así se lo han hecho saber a la Asociación de Comerciantes Asunico

  • Alegan la estrechez de la vía y los daños que podrían ocasionarse en las viviendas antiguas
  • Una encuesta pone de manifiesto que el 70% de los jerezanos está en contra del proyecto
El proyecto del tranvía para la ciudad de Jerez va ganando poco a poco más opositores a la iniciativa a medida que la alcaldesa, Pilar Sánchez, da pistas sobre su futuro recorrido. Si bien los propietarios de negocios de las calles Medina y Honda seguían ayer colocando carteles en los escaparates de sus comercios para que este transporte no cruce por estas céntricas vías, el presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Asunico, Manuel García, se hacía ayer eco de nuevos detractores al proyecto.
Así, García, en declaraciones a este medio, informó de que ha tenido conocimiento de que los vecinos de la calle Lealas, calzada por la que está previsto en el recorrido inicial presentado por el Gobierno municipal que transcurra el tranvía también se han unido a la causa del “No” alegando que “se trata de una calle bastante estrecha, con viviendas muy antiguas que se podrían ver afectadas por las obras del nuevo transporte”.
De hecho, el presidente de Asunico, entidad que ha puesto el caso en manos del prestigioso bufete de abogados Garrigues, aseguraba que estos vecinos también le había mostrado su indignación al proyecto. “A ver si de una vez la alcaldesa, Pilar Sánchez, se entera de que la ciudad no quiere un tranvía, pues en estos momentos de crisis supondría una inversión muy alta para una ciudad que, además de estar cubierta de deudas, tiene a miles de parados pasándolo mal como para que no se cubran necesidades mucho más urgentes y se sigan ejecutando obras faraónicas mientras hay jerezanos que pasan hambre”.
Asimismo, Manuel García mostró los datos de una encuesta realizada en la se pone como principal conclusión que “más de un 70% de los jerezanos están en contra de que el Ayuntamiento gaste el dinero de las arcas municipales en el proyecto del tranvía”.
Y es que para los comerciantes detractores, a los que se han unido partidos políticos y ahora asociaciones vecinales “este no es el momento de llevar a cabo un proyecto millonario cuando ni tan siquiera la ciudad cuenta con un servicio mínimamente decente del transporte público, como es el caso de los autobuses y la situación por la que atraviesa esta concesionaria municipal”.
Por último, el presidente de Asunico informó de que, desde este momento, “vamos a seguir el ritmo que nos marquen desde Garrigues, y muchas cosas tendremos que callárnolas”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN