Quantcast
El tiempo en: Jerez
24/10/2021

"Si salimos vivos el sábado, el milagro podría ser posible"

Víctor Sánchez confía en apurar las mínimas opciones de permanencia que le restan al Xerez

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Víctor Sánchez, durante una sesión de trabajo del conjunto xerecista en las instalaciones de Chapín.
La plantilla del Xerez todavía no quiere despedirse de la Primera y sigue aferrándose a las mínimas opciones de salvación que le quedan al conjunto azulino. Todo pasa por ganar los dos encuentros que restan y por esperar los tropiezos de Málaga, Racing, Tenerife y Valladolid. “Aún tenemos opciones. Sabíamos que era difícil. Los demás equipos, aunque poco, están puntuando. Por suerte, el Málaga no ganó. Hay que apurar las opciones hasta el final, hasta la última jornada. Si conseguimos salir de esta jornada vivos y tenemos opciones la última jornada, el milagro podría ser incluso posible porque los tres de abajo juegan contra los tres primeros. Nosotros no tendríamos un partido fácil, pero tendríamos que ganar en Pamplona. No todo va a depender de que ganemos nosotros porque los demás tienen que fallar”.

Ahora, tal y como está el Xerez, se echa en falta haber ganado algún partido más en esa primera vuelta tan nefasta que firmó el equipo o haber firmado el triunfo en esos últimos encuentros en casa ante Getafe o Racing de Santander. De todas formas, de poco, como señalaba Víctor, sirve mirar al pasado: “Llegado este momento no tenemos que acordarnos de nada. Nos podemos acordar de partidos que hemos perdido aquí o de toda la primera vuelta que fue muy mala. Si hubiéramos hecho una primera vuelta medianamente mala, con trece puntos, estaríamos a un punto o a un partido para salvarnos. Las cosas habrían sido diferentes ya que se podría haber sacado algún punto más, pero el pasado fue así y no se puede cambiar. Fueron fallos que tuvimos nosotros. No supimos ganar los partidos ni sacar los puntos que queríamos. No podemos mirar atrás y estar pendientes de aquellos puntos que no sacamos. Tenemos que mirar adelante y tratar de sacar los dos partidos que nos quedan”.

El centrocampista catalán añadía: “Después del partido de Valencia todos estábamos pendientes de si seguiríamos en Primera o no. Después del empate del Málaga lo miramos todo con ánimos. Sabemos que estamos a seis puntos y no podemos fallar. El resto tiene que fallarlo todo. Cuando perdimos ante el Valencia podríamos estar descendidos, pero a día de hoy seguimos con opciones”.

Gorosito no ha variado el discurso con la plantilla: “Ha seguido comentando lo mismo, que mientras que haya opciones matemáticas tenemos que dar la vida. Esta semana tiene que ser una fiesta en Chapín, bien para despedirnos de la primera o bien para estar el año que viene en la misma categoría. Tenemos que ir a muerte a ganar al Zaragoza. Ellos no se pueden sentir cómodos en ningún momento. Ya veremos qué hacen los demás. Nosotros tenemos que ganar los tres puntos para que la afición disfrute de la victoria. Llegamos con el miedo de que podemos bajar de categoría, pero también con el optimismo de la gran segunda vuelta que hemos firmado. Después de esto tenemos ganas de seguir sumando y disfrutando jugando, que es lo más importante. Ahora mismo tenemos que salir al campo a tratar de darlo todo. Seguimos teniendo opciones y hay que apurarlas”.
Sobre el rival de mañana, el medio comentaba: “Ellos no van a venir relajados porque no tienen todavía la permanencia asegurada. Están a cinco puntos y quedan seis. Igual que nosotros pensamos que podemos coger a los de arriba, Málaga y Tenerife también pensarán que pueden coger al Zaragoza. Vendrán con la motivación de lograr tres puntos o uno que le pueda dar la salvación. Será difícil, pero este partido tiene que ser nuestro”.

La cara y la cruz del fútbol
Víctor Sánchez es uno de los muchos jugadores que tiene el Xerez cedido. En su caso, es el Barcelona el que lo tiene a préstamo en el conjunto azulino. Sobre su futuro, el centrocampista todavía no quiere comentar nada. “Ya dije hace un par de semanas que de mi futuro no he hablado nada ni voy a hacerlo hasta que termine el campeonato ya que nos estamos jugando mucho como para estar pensando ahora en mí mis mo. Ese tema lo lleva mi representante y a partir de ahí pues ya se verá qué es lo que pasa. La semana pasada estuvimos hablando, pero hasta que no acabe la temporada no voy a comentar nada. En el club me han comentado que están contentos y que querrían que siguiera”.

Por lo tanto, la del Xerez podría ser una opción que valoraría, llegado el caso, el jugador catalán. Miguel Ángel Rondán, como el propio futbolista confesaba, ya se ha dirigido a él para tratar de contar con sus servicios de cara al próximo curso, independientemente de la categoría en la que acabe militando el cuadro azulino. “Miguel Ángel habló conmigo y me dijo que estaba contento con mi labor y me comentó que cómo veía la posibilidad de seguir. Le expliqué lo qué había y cómo lo veía desde mi punto de vista. Cuando acabe la temporada tendremos como dos meses y medio hasta que comience la competición y tendremos tiempo de sobra para hablar de todo”.

Lo que está claro es que Víctor Sánchez, en apenas un año, ha vivido prácticamente todo en el fútbol. Ha pasado de ganarlo todo con el Barcelona de los seis títulos a estar luchando por la supervivencia en las filas xerecistas. “Eso mismo estuve hablando hace poco con algún compañero. El año pasado viví lo mejor del fútbol, los títulos con el Barça y el gran ambiente que había con una ciudad que estaba entera volcada con el fútbol. Este año he vivido lo peor del fútbol, el verte desahuciado en la primera vuelta con sólo ocho puntos y ver que las cosas no te salen. No estaba contando para el equipo todo lo que quisiera y no estaba jugando. Todo lo que ha ocurrido te curte como jugador y persona. Aun en los malos momentos tienes que seguir esforzándote. No hay que darse nunca por vencido. Si hubiera bajado los brazos no estaría jugando ahora”.

TE RECOMENDAMOS