El tiempo en: Jerez
Lunes 20/05/2024  

El proyecto del tranvía contempla suprimir el tráfico en la calle Lealas

La anchura de la calle impide la ?convivencia? entre el tranvía y los vehículos particulares

  • La escasa anchura de la calzada desaconseja que la misma pueda ser utilizada simultáneamente por el tranvía y los vehículos particulares. -
La calle Lealas correrá la misma suerte que Honda una vez se culmine la ejecución de la primera línea del tranvía de Jerez, toda vez que su escasa anchura impedirá la normal convivencia entre el nuevo medio de transporte y los vehículos particulares. El proyecto que tiene sobre la mesa el Ayuntamiento contempla de este modo la supresión de la circulación en esta arteria de la ciudad, tratándose ahora de arbitrar los mecanismos oportunos para que los residentes puedan seguir haciendo uso de la calle para acceder a sus domicilios.

A pesar de la controversia que viene suscitando el desarrollo de este proyecto, el Gobierno local tiene claro que su principal objetivo en materia de movilidad es dotar a la ciudad de un moderno sistema tranviario, similar al que se ha implantado ya con éxito en numerosas ciudades españolas.

Por tanto, el proyecto en el que viene trabajando el Ayuntamiento otorga prioridad absoluta al tranvía, hasta el punto de contemplar el cierre al tráfico de calles como Honda o Lealas. Pero es más. La movilidad de la calle Porvera, que es otra de las principales arterias del centro de la ciudad, será objeto de una nueva remodelación.
El Gobierno local es consciente de que no puede peatonalizar la calle para que el tranvía quede como único referente en materia de movilidad. Se trata por tanto de encontrar el modo de mantener la circulación en el sentido actual -hacia la Alameda Cristina-, pero sumando además la presencia del tranvía -que subirá hacia la Victoria y Lealas-. Para que ello sea posible se antoja imprescindible eliminar los aparcamientos, ahora dispuestos en ambas márgenes de la calle.

Queda saber si esa supresión será total o si bastará por el contrario eliminar las plazas de aparcamiento sólo en una de las márgenes de la calzada. Lo único que parece claro a estas alturas de la película es que la circulación del tranvía será absolutamente prioritaria.

El trazado en el que vienen trabajando el Ayuntamiento y la Junta desde el inicio de la presente legislatura arranca en la avenida de Voltaire (en el entorno de Hipercor), para a partir de ahí continuar por José Manuel Caballero Bonald, buscar la zona de La Granja y tomar por la avenida de Arcos con la intención de parar en las proximidades del Campus universitario.

El tranvía entrará en el centro por la glorieta del Minotauro buscando la calle Medina y tras ella la calle Honda. La parada del Minotauro convertirá a esta zona en un auténtico intercambiador intermodal, con acceso al ferrocarril, autobuses urbanos e interurbanos y taxis.

Tras pasar por Honda está prevista una parada en la calle Larga a la altura de La Moderna para tomar inmediatamente después la calle Porvera, con otra parada a mediación de esta vía, frente a la iglesia de la Victoria, aunque también se baraja la posibilidad hacerlo a la altura de Lealas, frente a Santa Ana. Y desde ahí hay tres opciones para buscar el Hospital. La primera es por la avenida de la Soleá; la segunda es por la avenida del Amontillado, que tiene un problema técnico con un giro de 90º y la tercera, que es la elegida, buscando la avenida de Trebujena.

El recorrido de esta primera línea del tranvía culminará en el entorno de Área Sur, Luz Shopping e Ikea. Este itinerario tiene como principal objetivo satisfacer las necesidades de movilidad de la mayor parte de la población.
De hecho, el recorrido incluye zonas de alta densidad demográfica, así como referentes comerciales y el propio centro histórico de la ciudad.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN