El tiempo en: Jerez
Martes 05/03/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Absit Invidia

Andalucía cauta

Andalucía está en prevenga ante el debate territorial y su Estatuto respeta la diversidad pero no la desigualdad

Publicado: 22/09/2023 ·
17:36
· Actualizado: 22/09/2023 · 17:36
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • ¿Qué hará Andalucía ante la encrucijada territorial? -
Autor

Pedro García Vázquez

Pedro García es periodista. Director de Informativos de 7 Televisión y Publicaciones del Sur

Absit Invidia

Con la esperanza de ser entendido por lo que pone, y por lo que no. Eso sí, sin ánimo de ofender ni en castellano, ni en latín

VISITAR BLOG

En prevenga. Así está Andalucía ante el reto territorial que repunta tras permanecer latente en la España de las autonomías. El mandato del preámbulo del Estatuto, redactado en 1982 y reformado en 2007, es claro: “Andalucía respeta y respetará la diversidad (en España) pero no permitirá la desigualdad” entre territorios. La norma básica de la que se dotaron los andaluces recuerda, además, su consideración de nacionalidad histórica emanada de la legitimidad añadida que le otorgaron las urnas el 28 de febrero de 1980.

Con ese músculo normativo, alimentado por el artículo 139.1 de la Constitución que concede los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del Estado, la comunidad más grande en extensión y en población afronta con argumentos el órdago de los independentistas catalanes a Pedro Sánchez. Tal y como está la palestra política andaluza resulta quimérico, utópico, demagógico y hasta infantil pensar en un acuerdo de todos los grupos parlamentarios para defender Andalucía ante la encrucijada que se avecina. Ese escenario sería la Arcadia feliz y uno nunca renuncia a soñar.

La bandera de Andalucía.

Pese a que los líderes del Gobierno andaluz y de la oposición proclaman en sede parlamentaria que, ante todo y por encima de todo, está la defensa de Andalucía, ese pegamento no tiene la adhesión suficiente para que ambos caminen de la mano a través de los senderos institucionales. No me estoy refiriendo al uso de las lenguas cooficiales en las Cortes Generales, tampoco de una posible ley de amnistía, ni siquiera de la unilateralidad. Eso es harina de un costal insoportable, fruto de la cesión y no de la convicción. Hablo de la financiación, de los Presupuestos Generales del Estado y de nuevas competencias y cesiones para según qué comunidades.

Andalucía tiene que estar preparada y no sabemos cómo lo va a hacer. Nos estamos dando golpes en el pecho andalucista, pero aún nadie ha aclarado qué medidas se adoptarán, llegado el momento, para defender los intereses de las ocho provincias. Hasta ahora, la única e insuficiente iniciativa parlamentaria ha sido enarbolada por el líder socialista Juan Espadas, basada en crear un grupo de trabajo para revisar y potenciar el desarrollo del autogobierno andaluz. La historia demuestra que Andalucía ha tenido que conquistar sus derechos y el movimiento se demuestra andando.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN