El tiempo en: Jerez
Lunes 20/05/2024  

Andalucía

Australia estudia prohibir encimeras como las de Cosentino por el aumento de silicosis

Se basa en una detallada revisión científica que relaciona la manipulación de piedra artificial con un aumento drástico de silicosis; Cosentino lo niega

  • Cosentino. -

Safe Work Australia, la principal agencia de seguridad laboral del país, ha propuesto recientemente una prohibición total del uso de piedra artificial, como las encimeras de aglomerados de cuarzo, en respuesta a un incremento alarmante de casos de silicosis entre los trabajadores que manipulan este material. Esta medida pone en el punto de mira a importantes multinacionales, incluida la almeriense Cosentino, conocida por su producto estrella, Silestone, y desata preocupaciones en el sector a nivel global.

La recomendación de prohibición se fundamenta en una detallada revisión de evidencia científica, señalando que la manipulación de piedra artificial está directamente relacionada con un aumento drástico de casos de silicosis, una enfermedad pulmonar grave, en Australia. Este país es el primero en considerar una restricción tan estricta de estos materiales populares en la fabricación de encimeras de cocina.

Aunque la presencia de Cosentino en el mercado australiano es relativamente menor, con un 1.9% de su volumen de facturación, una generalización de las restricciones podría afectar significativamente a la empresa, una de las principales de Andalucía con una facturación de 1.711 millones de euros en 2022. La multinacional, que cuenta con un centro logístico en Australia desde 2017, se enfrenta a la posibilidad de que estas medidas se extiendan a otros países, incluida España, generando un efecto dominó.

Según recoge eldiario.es, Cosentino ha rechazado las conclusiones del informe de Safe Work Australia, argumentando que la decisión "no está fundamentada en evidencias científicas sólidas". La empresa defiende su nueva línea de producción, señalando que han trabajado en el desarrollo de nuevas líneas de Silestone con menor porcentaje de sílice libre cristalina, como HybriQ 10 y HybriQ 40, que no superan el 10% y el 40% respectivamente.

Además, la compañía enfatiza en la importancia de la sensibilización, formación, cumplimiento de regulaciones y uso de medidas de seguridad adecuadas, como el corte al agua y la ventilación en el espacio de trabajo, para reducir la incidencia de silicosis. Según Cosentino, estas prácticas han demostrado ser efectivas en países como Estados Unidos e Israel.

Los ministros australianos y la autoridad federal han estado considerando tres opciones para regular los aglomerados de cuarzo: la prohibición total de productos de piedra artificial, una prohibición para aquellos con más del 40% de sílice cristalina, o establecer un sistema de licencias para estos últimos. La opción de la prohibición total, aunque la más costosa según un estudio de Ernst & Young, es vista como la más segura.

El informe de Safe Work Australia destaca una "sobrerrepresentación" de casos de silicosis entre trabajadores de piedra artificial, que constituyen solo el 2% de los trabajadores expuestos. En España, al menos 1.856 trabajadores han contraído silicosis desde 2007 a 2019, una cifra que los expertos consideran inferior a la realidad.

Cosentino ha sido objeto de litigios legales por no informar adecuadamente sobre los riesgos del Silestone. En 2017, una sentencia en Vizcaya concluyó que la empresa informó "tardía, insuficientemente y de manera confusa" sobre los riesgos. Recientemente, llegaron a un acuerdo con los trabajadores afectados y con la Asociación de Perjudicados por la Silicosis de Andalucía.

El caso de Cosentino y la propuesta de prohibición en Australia han generado una ola de atención internacional. Medios australianos como Sydney Morning Herald y News.com.au han publicado reportajes destacando los riesgos de la silicosis y citando estudios que muestran un número alarmante de víctimas. Además, se han presentado más de 70 casos judiciales relacionados con la silicosis en Australia.

Este escenario plantea un desafío significativo para la industria de la piedra artificial y para compañías como Cosentino. La decisión final de Australia, que se espera para finales de año, será crucial no solo para el mercado australiano sino también para otros países, incluido España, donde se observa con atención el posible efecto dominó de estas medidas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN