El tiempo en: Jerez
Viernes 21/06/2024  

Patio de monipodio

Tráfico, fobias y preferencias

Hay quien ofrece la noticia como si estuviera obligado a darle un tono crítico siempre. Decir que José Luis Sanz “apuesta” por el vehículo privado frente al púb

Publicado: 24/11/2023 ·
12:12
· Actualizado: 24/11/2023 · 12:12
  • El Metrocentro. -
Autor

Rafael Sanmartín

Rafael Sanmartín es periodista y escritor. Estudios de periodismo, filosofía, historia y márketing. Trabajos en prensa, radio y TV

Patio de monipodio

Con su amplia experiencia como periodista, escritor y conferenciante, el autor expone sus puntos de vista de la actualidad

VISITAR BLOG

Hay quien ofrece la noticia como si estuviera obligado a darle un tono crítico siempre. Decir que José Luis Sanz “apuesta” por el vehículo privado frente al público, tiene más de censura que de halago, porque “apostar por… frente a…” sería dar preferencia a uno y orillar al otro. Sin embargo, en una ciudad extensa como Sevilla, de la que todavía no han sabido aprovechar la ventaja de su estructura circular, los estacionamientos subterráneos son necesarios para dejar expeditas las calles y disminuir la aglomeración y la contaminación. También contribuyen a ello los túneles, porque cuanto menos tiempo esté en la calle cada vehículo, tanto público como privado, pues a todos sirven, menos tensión nerviosa podrá provocarse a los conductores y menos contaminación para la ciudad, que debería ser la menos contaminada de Europa, precisamente por su extensión, superior a ciudades más pobladas.

Sin embargo, con esa forma de orientar la noticia, a quien se quede en los titulares, que no son minoría, le parecerá que el actual alcalde de Sevilla antepone el vehículo privado al público, lo contrario de la verdad. Esto incide en una creencia equívoca, según la cual la gente debe dejar el vehículo en casa, pretensión imposible mientras no exista un servicio público-colectivo suficientemente eficaz en recorridos, destinos y rapidez, por el que merezca la pena utilizar el coche propio solamente en ocasiones especiales. Y eso ni el autobús ni el tranvía lo resuelven, por más imaginativos que puedan ser los juegos idiomáticos de ayuntamientos anteriores, como “metrocentro” o “tranvibús”. Solamente una completa red de metro combinada con líneas de cercanías capaces de cubrir toda el área metropolitana, puede resolver definitivamente el problema del tráfico en Sevilla, de la única manera posible: convenciendo y facilitando los desplazamientos, que es la mejor forma de convencer, para que la inmensa mayoría no mueva el coche más que en ocasiones muy justificadas. Todo lo contrario de gastar millones en un tranvía innecesario o en una cuarta línea de bus a Sevilla-Este, para ahorrar la inversión a “instancias superiores”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN