El tiempo en: Jerez
Jueves 30/05/2024  

Andalucía

El Gobierno galo quiere "nuevas medidas" contra la competencia de agricultores extranjeros

El Gobierno quiere contrarrestar lo que ve como "competencia desleal" por parte de los agricultores que venden sus productos allí, entre ellos España e Italia

  • Protesta de agricultores cerca de París. -

El primer ministro francés, Gabriel Attal, aseguró hoy que pondrá en marcha "nuevas medidas" para contrarrestar lo que considera una "competencia desleal" por parte de los agricultores extranjeros que venden sus productos en Francia, entre ellos España e Italia.

"No es normal que haya países vecinos que usan ciertos productos (fitosanitarios) que vosotros no podéis usar y ellos sí", dijo Attal, durante su visita este domingo a una explotación agrícola en Indre-Loire (noroeste).

El primer ministro dijo que su Gobierno abordará ese asunto en el ámbito europeo y dio la razón a la queja de uno de los agricultores, quien aseguró ante las cámaras que "es muy hipócrita" importar verduras y frutas de países como España que "están fastidiando todo su ecosistema".

"Hay que avanzar a nivel europeo e iremos viendo producto por producto", indicó Attal, sin dar más detalles.

Attal acudió a la explotación agrícola en la víspera de que dos importantes organizaciones del sector, la Federación Nacional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas (FNSEA) y Jóvenes Agricultores (JJAA) de la región parisina, anunciaran que van a bloquear los accesos a la capital francesa "de manera indefinida" a partir de este lunes 29 a las 13 horas GMT.

Aunque este fin de semana hubo signos de que la revuelta se desinflaba (los bloqueos en carreteras y autopistas cayeron en más del 50 %) tras los anuncios del Gobierno del viernes, estas dos organizaciones siguen en pie de guerra.

El Ejecutivo ha asegurado que no tiene intención de enviar efectivos policiales para disipar las actuales protestas, que juzga pacíficas aunque se bloqueen infraestructuras públicas. Resta la incógnita de saber cómo reaccionará el Gobierno si París queda desabastecido por los cortes.

No obstante, se han registrado esporádicos episodios de violencia, como la quema de la fachada de la delegación del Gobierno en la ciudad de Agen (sur de Francia) el pasado miércoles.

El viernes otros dos edificios públicos resultaron calcinados por los manifestantes: el de la Mutualidad Social Agrícola en Narbona (sur) y el de las Aduanas en Nimes. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN