El tiempo en: Jerez
Sábado 20/07/2024  

Andalucía

Algunos sectores del PP admiten inquietud por el 'efecto Alvise'

Tras el éxito de 'Se acabó la fiesta' en las europeas, cargos del partido admiten que tienen que aprovechar más las redes sociales

  • Alvise votando. -

Sectores del PP admiten cierta inquietud por la irrupción en el Parlamento Europeo de la agrupación de electores 'Se acabó la fiesta' liderada por el comunicador sevillano Luis ‘Alvise’ Pérez, al tiempo que alertan de que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, lo va a usar como un nuevo ariete contra Alberto Núñez Feijóo. En este escenario, las fuentes consultadas por Europa Press coinciden en que hay que "ignorarle".

'Se acabó la fiesta' logró tres escaños y algo más de 800.000 votos (4,59%) en las elecciones europeas del 9 de junio, situándose al mismo nivel que Sumar y la coalición Ahora Repúblicas de ERC y Bildu. En autonomías como Andalucía, se colocó en cuarto lugar –-por detrás de PP, PSOE y Vox-- y por delante de Sumar y Podemos.

Desde la dirección nacional del PP han optado por minimizar públicamente el fenómeno Alvise alegando que en las europeas esta agrupación de electores no afectó al Partido Popular porque esa "guerra electoral" se libra en la parte del tablero político de Vox, en palabras de su portavoz nacional, Borja Sémper.

"Es un problema para Vox", han compartido fuera de micrófono otras fuentes de la cúpula del PP, que creen que "gente que ha votado a Alvise en las europeas no le votaría en unas generales". Además, en 'Génova' sostienen que si se extrapolasen los resultados del 9J a unas generales, el PP de Alberto Núñez Feijóo "ganaría y gobernaría", según las mismas fuentes.

Sin embargo, en privado cargos del PP han admitido su inquietud y sorpresa por el apoyo obtenido por Alvise ("No me esperaba tanto", reconocen varios de ellos) y que a partir de ahora vaya a tener un "altavoz institucional" en Bruselas que le permita una mayor repercusión de sus mensajes. En este momento, este analista y consultor político ya cuenta con medio millón de suscriptores en su canal de Telegram y más de 835.000 en su perfil de Instagram.

De hecho, el propio Feijóo hizo una alusión a Alvise la pasada semana en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional cuando avisó a los suyos que ya no había solo una campaña electoral tradicional sino también la que se juega en las redes sociales y en Internet, que también hay que tener en cuenta.

Aunque en la cúpula del PP niegan que haya una instrucción de 'Génova' para volcarse más en redes, algunos dirigentes del PP ya han hecho suyo el mensaje de su jefe de filas y se muestran más activos. "Es evidente que nos tenemos que poner las pilas con las redes", ha señalado a Europa Press una persona con asiento en el comité de dirección del PP.

"No podemos descuidar las redes", ha agregado otro dirigente del partido, que cree que deben esmerarse en "comunicar de otra forma" en esas plataformas y no simplemente colgando las intervenciones. "El PP no puede decir las burradas que dice Alvise peró sí mejorar en redes sociales", ha apuntado otro parlamentario.

Después de que Alvise haya confirmado su intención de presentarse a las generales –-creando ya un partido político porque concurrió a las europeas en una agrupación de electores-- sectores del PP consultados por Europa Press han admitido su preocupación por si puede derivarse en una nueva división del voto de centroderecha, apuntando a que Sánchez puede alimentarlo e insuflarle aire al usarlo como ariete contra Feijóo.

Por lo pronto, hace una semana en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, Sánchez metió en el mismo saco de la "ultraderecha" a PP, Vox y Alvise. El jefe del Ejecutivo acusó a los 'populares' de abrir la puerta "a la ultraderecha" en los gobiernos autonómicos y municipales, apostando por un discurso de "polarización" que, a su juicio, ha hecho que hoy "tengan dos ultraderechas": Vox y Alvise.

Varios ministros han replicado después esa estrategia de Sánchez, como la vicepresidenta María Jesús Montero, que acusó al PP de "mimetizarse" con Vox y Alvise. En 'Génova' son conscientes que el Gobierno de Sánchez va a utilizar también a esta nueva formación para desgastar a Feijóo, como hacía hasta ahora con Vox.

La mayoría de las fuentes del PP consultadas apuesta por ignorar a 'Se acabó la fiesta'. "Nosotros hacemos una política centrada frente a una política excéntrica. Veremos a ver qué presenta en Bruselas", ha asegurado en privado un presidente del PP. "No debemos mirar a nadie", ha indicado un 'barón' territorial.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ya apuntó en esa dirección públicamente la pasada semana: "Nosotros somos un partido de grandes mayorías sociales, de centro, moderado, abierto, plural y diverso y, por tanto, lo que tenemos que hacer es construir una mayoría social lo más ancha posible sin fijarnos en apariciones o partidos políticos que no están en nuestra esfera desde el punto de vista ideológico y político".

La irrupción de Alvise el 9J ha rememorado el fenómeno político que protagonizó otro ‘outsider’ como el empresario José María Ruiz Mateos en 1989 –-tras la expropiación de Rumasa--, cuando logró dos eurodiputados y más de 600.000 votos, si bien no logró representación ni en las municipales de 1991 ni en las generales de 1993.

Algunos cargos del PP creen que ése mismo camino puede seguir Alvise, porque en unas generales hay una dinámica distinta al votar y ya no hay circunscripción única como en las europeas. "En unas generales la participación es mayor porque ahí sí se puede cambiar un Gobierno", ha resumido un veterano dirigente ‘popular’ que ha reconocido su preocupación por la polarización en la política española actual y ha advertido de que "los partidos tradicionales no lo están haciendo bien".

"No creo que Alvise crezca más. Todos sus mensajes están basados en mentirijilas", ha pronosticado otro miembro del PP, que está convencido de que electores que ahora apostaron por Alvise como un "desahogo" le darán la espalda en unas generales.

Por lo pronto, el barómero de de junio del CIS da a la candidatura de Alvise una estimación de voto del 1,5%, lejos del 4,59% que logró en las europeas. Sin embargo, en su último sondeo antes de las europeas el CIS situó 'Se acabó la fiesta' como la quinta fuerza con una horquilla entre el 4,9% y el 5,7%.

Fuentes del PP consultadas por Europa Press confían en que las vacaciones estivales rebajen la polarización en la que lleva instalada la política española en los últimos meses y que, a su entender, ha inflado el fenómeno Alvise, permitiéndole captar un voto "antisistema" y "enfadado".

En este punto, las mismas fuentes llaman a colocar al líder del PP en un perfil "más institucional y propositivo". "Feijóo debe bajar el diapasón y dedicarse a hacer propuestas de Gobierno centradas en solucionar los problemas de los ciudadanos", ha señalado un cargo con experiencia gubernamental. "El PP, a diferencia de Alvise, sí puede hacer un programa de gobierno", ha sentenciado un dirigente 'popular'.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN