Quantcast
El tiempo en: Jerez
Jueves 19/05/2022  

Andalucía

La familia del fallecido en Bujalance pide que se depuren responsabilidades

Los familiares del fallecido en Bujalance tras recibir un disparo durante una reyerta entregan 4.500 firmas para que se depuren responsabilidades, ya que el presunto autor del crimen estaba huido de la justicia desde 2006

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Entrega 4.500 firmas que apoyan su petición de justicia por no detener al presunto autor del crimen
La familia de J. R. G, que murió en noviembre tras recibir un disparo en la cabeza durante una reyerta en Bujalance, entregó ayer 4.500 firmas en la Subdelegación del Gobierno para exigir que se depuren responsabilidades ya que el supuesto autor, R. H. C, estaba huido de la justicia desde 2006. 


El hijo del fallecido, José Reyes, indicó a los periodistas que todo el pueblo tenía conocimiento de que el presunto asesino “campaba a sus anchas” por Bujalance aunque las fuerzas de seguridad “no actuaron de forma adecuada” para detenerle antes de que se cometiera el suceso que acabó con la vida de su padre. 


“Ahora pedimos que admita su culpa quien la tenga y que lo pague como mi padre lo ha pagado con su muerte”, añadió. 


Además, señaló que la recogida de más de 4.500 firmas es un apoyo para la familia y demuestra que todas estas personas “piensan, al igual que nosotros, que este suceso se podía haber evitado”. 


El hijo de J. R. G. resaltó que en ningún momento la familia busca venganza sino justicia y que “alguien sea capaz de decir lo siento”. En el mismo sentido, se refirió a los ataques que ha sufrido en Bujalance la casa del supuesto homicida y pidió a todas las personas “calma, serenidad, paz y que confíen en la justicia”. En esta línea, indicó que la familia se encuentra viviendo en la capital cordobesa “hasta que se calmen los ánimos en el pueblo” ya que “queremos mantenernos al margen”. 


También, señaló que en las reuniones con el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, en “ningún momento” ha reconocido que hayan hecho nada mal, “manteniendo esta postura en todo momento”. 


En cuanto a la denuncia presentada el pasado 2 de diciembre en un Juzgado de Montoro, en la que Reyes acusaba de “negligencia” al Ayuntamiento de Bujalance, a la Comandancia de la Guardia Civil, al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y al Centro Penitenciario de Córdoba, aseguró que ha sido admitida a trámite. 


Más de 25 delitos 


R. H. C, al que se imputan más de 25 delitos y al que ya se había detenido en ocho ocasiones, se encontraba en busca y captura por orden del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 8 de Córdoba, dictada el 24 de febrero de 2006, por quebrantamiento de condena al no haber regresado al Centro Penitenciario de Alcolea, tras disfrutar un permiso penitenciario, desde el mes de diciembre de 2005. 


Su última detención, el pasado 28 de noviembre, fue el resultado de las investigaciones realizadas por la Guardia Civil para encontrarle, después de que huyera de Bujalance el pasado 9 de noviembre tras disparar a J. R, que falleció una semana después. 


Se le localizó en Andújar, donde se encontraba oculto después de haberse evadido de los agentes el pasado día 18 de noviembre, cuando, junto con otras cinco personas que fueron detenidas, se encontraba en una casa aislada en el paraje San José de Escobar, en el término de Andújar.

TE RECOMENDAMOS