Quantcast
El tiempo en: Jerez
Sábado 08/05/2021

El PP y su pirámide

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Octubre. Si no fuera porque el hombre del tiempo advierte que pronto habrá que tirar de fondo de armario, parecería mayo. Todo sigue como entonces, quieto, salvo el paro, que sube. Cuestión de tendencias.

Política piramidal. Los partidos políticos suelen tener esa estructura. La información sube y baja, arriba se toman decisiones estratégicas para que toda la base asuma y reporte el mismo mensaje, y cuando la pirámide no tiene fisuras los de abajo acatan y reproducen el mensaje al tiempo que elevan lo que sobre el terreno va sucediendo. El Partido Popular lleva tanto tiempo opositando al gobierno que ha tenido el suficiente para pensarse cómo actuar cuando le llegara turno, como sucede hoy, y me refiero básicamente al control de las instituciones pequeñas como ayuntamientos, mancomunidades, diputaciones y gobiernos autonómicos, que son los que realmente te dan poder ciudadano y logran, mediante la incorporación de miles de personas al gobierno local, solidificar una estructura de partido. Aznar y su PP estuvieron ocho años en el poder central, pero el real lo ha tenido siempre el Psoe con el control de las pequeñas instituciones. Hoy eso ha cambiado, el PP manda abajo y se prepara para mandar arriba, completará su pirámide el 20-N y lo hará con un equipo renovado porque son nuevos y, en consecuencia, obedientes a la cúpula. Es como el sueño de Griñán, pero en azul.

Y como el PP se prepara, lanza mensajes a través de su pirámide. A sus alcaldes, que no pidan ningún gasto extraordinario para 2012 porque no habrá inversión extra, al tiempo que advierte y se prepara para la batalla sindical: Cospedal dice que hay que “reconsiderar el actual sistema de cobertura para desempleados”, a la vez que Aguirre ejecuta a 2.000 de los 3.300 liberados sindicales en la Comunidad de Madrid y Arenas anuncia que “reducirá” las subvenciones a partidos políticos y sindicatos si llega a la Junta. Rajoy sabe, o teme, que tendrá dos huelgas generales en los primeros seis meses, si hace lo que cree que debe y mira de reojo lo que sucede en Grecia donde van por la quinta huelga general. La pirámide actúa mandando mensajes porque sabe lo que viene y lo argumenta subliminalmente porque mide las consecuencias de crear exceso de alarma social y porque teme el coste político, al que se agarra Rubalcaba centrando su discurso en los recortes que pudiera hacer Rajoy en sanidad, educación y servicios sociales como único mensaje válido para movilizar a los suyos. Es decir, cuidado que vienen los malos.

Sindicatos. Uno de los secretos mejor guardados de este país y que resulta del todo imposible de cuantificar es el número de liberados sindicales que aglutinan entre los dos sindicatos mayoritarios. Datos aproximativos los sitúan en 57.000 en España con un coste que se eleva a 1.600 millones de euros anuales, lo cual, opino, es una barbaridad sindical. Los sindicatos son instituciones públicas amparadas por la Constitución y reguladas por el Estatuto de los Trabajadores y, añado, necesarias para la defensa del trabajador y la estabilidad democrática, pero como todos deberían adaptarse a la realidad económica actual y someterse a controles de gasto porque el dinero es público y porque se ha empleado mucho y mal, y también bien otras, en formación y mediante lo cual otros muchos han creado pequeños grandes imperios que hoy se tambalean. Y lo saben, pero Carbonero y Pastrana, CCOO y UGT en Andalucía, cambiarán la tibieza de la pancarta de hoy por la guerra sin cuartel en cuanto vean amenazada la base de su estructura. Una base alimentada con dinero público que, como todas, debe ser fiscalizada dentro del sistema de recortes hacia el que sin remedio caminamos. Y que no digan que se financian con las cuotas, que no cuela. Y conste, opinar no es ofender, que con este asunto enseguida te llega alguien con un megáfono y te revienta el tímpano.
El PP en Cádiz. Pero aunque sean jóvenes y guapos y en ellas abunde el rubio natural, y el de bote que no todas son perfectas, no todo es sencillo en la base. Porque en la base hay muchos y, debido a ello, codazos. Obedientes, sí, porque hay poder y futuro, pero el “agacharse que vienen los nuestros” es común en toda organización política y también lo es la fidelidad hacia diferentes poderes establecidos en la zona media de la pirámide. En Andalucía Arenas y Sanz lo controlan prácticamente todo e incluso por orden gubernativa lo supervisan todo, creando una estructura mediante la cual el partido tiene poder en determinados aspectos de gestión municipal como pueda ser, por ejemplo, la comunicación que le llega al ciudadano porque entienden que es vital “humanizar” el rictus muchas veces agrio de determinados dirigentes populares. Bajar a Arenas del caballo, que Sanz sonría alguna vez en directo o que Loaiza, por poner, se haga las mechas ayudaría en la consolidación rural del Gaviota Team.

Pero al margen, y a pesar de que hay muchas y pintorescas disputas internas por cuotas de poder, trabajan y lo hacen en la idea de ordenar el caos que hay en los cajones. Y la Diputación es hoy el centro neurálgico del partido en Cádiz. Por cierto, ¿qué único diputado del PP no ha sido liberado, considerable cabreo de por medio se le ve en la cara, y razón? Porque imagino alguna habrá.

A diferencia de su adversario íntimo, en el PP no hay guerra por apuntarse al Congreso, todos entienden, aceptan y aprueban que Teófila es como la gata siamesa que erguida y orgullosa se relame intocable mientras pasea por los pasillos del partido, tras la cual irá o Miguel Arias o Landaluce, solo que éste preferiría ir al Senado, junto a Pepe Blas, porque condiciona menos su tiempo y le permite visitas esporádicas a Madrid para solucionar asuntos de su maltrecha Algeciras. Alguien de la sierra de tres, Aurelio y posiblemente Pelayo, “siempre que el partido lo considere”, como dice ella, pero sin excesivos apasionamientos. Mientras que el Psoe batalla por la escasa cuota de cargos que le queda, el PP va sobrado y en ascendente crecida.

En lo local, confirmado el aquí anunciado pacto en Rota, rubricado por Sanz hace tiempo y que o él o Arenas sellarán la próxima semana, mientras lo cual Eva Corrales espera posicionamiento del partido para pronunciarse sobre el anunciado escudo antimisiles que Zapatero lanzó en Bruselas y del que nada dijo a las autoridades locales y debería porque en Rota no saben si tocar las palmas o echarse a temblar. A Eva la está llamando Rosa Castillejo, jefa de gabinete de Griñán y que manda mucho, pero no le coge. Eva es así. En Chiclana, Ernesto Marín directamente “alucina” con el despacho que se hizo Román en ese reluciente y nuevo ayuntamiento que parece la réplica del Liceo, mientras que en Arcos Núñez pelea con su socio de gobierno, el independiente Erdozain de Aipro, por no solo parecer, sino ser el que manda. En alza el alcalde de Vejer, José Ortiz, así como Nicolás Aragón, nuevo presidente de la Mancomunidad de la Bahía donde aún no ha habido pacto y en cuyo nombramiento llegaron tarde los de RRUU, quizás porque estaban cerrando lo de Rota y hay confianza. Mal las cosas en la Mancomunidad del Campo de Gibraltar entre PP y PA y no han hecho más que empezar. E irá a peor si alguien no lo remedia.

Y en Jerez a Saldaña le tiran pero no le dan, aunque algún francotirador trasnochado se esmera en ello. Lo de Onda Jerez quedará en 30 trabajadores, aunque le salen 20 para funcionar. Y con lo de la venta del agua un diario local publica que Aquagest toma ventaja en la compra de Ajemsa y, al día siguiente, doble página de unas jornadas técnicas patrocinadas por la misma empresa a ese diario en Sevilla. Casualidad supongo. ¿O no?
Y Termino. Octubre camina hacia noviembre y se anotó la muerte de Steve Jobs, quien convirtió la informática en una moda a través de su manzana mordida. Dijo: “¿Si hoy fuera el último día de tu vida harías lo que tienes previsto hacer?”. Difícil cuadrar la aplicación en mi iMente.

COMENTARIOS