El tiempo en: Jerez
Lunes 24/06/2024  

Andalucía

Unicaja no excluye más fusiones con entidades andaluzas o manchegas

Unicaja, cuyo consejo de administración autorizó ayer por unanimidad conversaciones con la Caja Castilla-La Mancha (CCM) para su posible fusión, no excluye que -además de esa operación- haya otra similar en el futuro con otras entidades, en particular andaluzas y castellanomanchegas.

  • Dos oficinas cercanas de la CCM y Unicaja en Málaga -
La entidad de ahorros Unicaja, cuyo consejo de administración autorizó ayer por unanimidad conversaciones con la Caja Castilla-La Mancha (CCM) para su posible fusión, no excluye que -además de esa operación- haya otra similar en el futuro con otras entidades, en particular andaluzas y castellanomanchegas. 


Unicaja, primera entidad financiera de Andalucía, informó en un comunicado sobre la autorización de esos contactos y que "una potencial unión de Unicaja y CCM no sólo no excluiría en un futuro la fusión con otras entidades, sino que quedaría abierta a las mismas y, en particular, a las de otras entidades de Andalucía y Castilla-La Mancha". 


La fusión Unicaja-CCM, apoyada por los presidentes andaluz, Manuel Chaves, y castellanomanchego, José María Barreda, llega después de que el Ejecutivo andaluz hubiera apostado por la unión de Unicaja y la también andaluza Cajasol, que había derivado en una polémica política sobre la ubicación de la sede de la hipotética entidad resultante. 


Unicaja, que preside Braulio Medel y tiene sede en Málaga, explicó que de los contactos entre ésta y CCM "tienen conocimiento el Banco de España, el Ministerio de Economía y Hacienda y los gobiernos autonómicos de Andalucía y Castilla-La Mancha". 


La posible fusión entre Unicaja y Caja Castilla-La Mancha crearía la quinta caja de ahorros española por volumen de depósitos de clientes y beneficios atribuidos, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), y se convertiría en la sexta del sector por volumen de créditos a la clientela. 


Unicaja precisa que "tal posible proyecto de integración quedaría condicionado a los correspondientes estudios de viabilidad económica y financiera, a la aprobación de los respectivos órganos de gobierno y a las autorizaciones públicas preceptivas". 


El consejo de Unicaja fue informado ayer de los "contactos prospectivos mantenidos" con CCM y autorizó al presidente "para desarrollar trabajos y conversaciones pertinentes para un posible proyecto de integración entre ambas entidades". 


Reacciones políticas y sindicales


Por su parte, los consejeros en representación del PP en el consejo de administración de Unicaja dieron ayer un 'sí' condicionado" para que se continúe con estas conversaciones y pidieron garantías "de cubrir el desfase que pueda tener CCM". 


Mientras, el vicepresidente segundo y consejero de Economía de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, apuntó ayer que esta posible fusión "no frena en absoluto" la creación de una gran caja andaluza.
Griñán señaló, en declaraciones a los periodistas en Jaén, que "sería muy importante" que "hubiera una gran caja con sede en Málaga" y dijo estar "orgulloso y contento" de que Andalucía cuente con entidades "fuertes y potentes capaces de conseguir estos objetivos". 


Además, aseguró que no van "a ceder en el objetivo de conseguir una gran caja para Andalucía", y consideró que en momentos de crisis "el tamaño va a ser muy importante", ya que a más tamaño, más facilidad para captar los recursos para financiar la economía. 


Mientras, UGT y CCOO consideraron "positivo" el posible proceso de fusión entre ambas entidades, si la caja resultante es viable económicamente, garantiza el empleo para los miles de trabajadores que formarían parte de ella y si se respeta la obra social. 


A juicio del secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, la operación sería positiva "siempre que no haya perjuicio directo ni potencial para Unicaja", aunque detalló que "debemos conocer la situación económica de la entidad que se absorbería", que teóricamente sería la caja castellanomanchega. 


Pastrana indicó que su sindicato quiere conocer "cómo afectaría el empleo en el proceso de fusión", y explicó que si esto se produce sería "un paso de fortalecimiento" para la entidad malagueña, aunque puntualizó que la UGT "ni impulsa ni defiende" fusiones. 


Por su parte, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, apuntó que "siempre que sea viable y mantenga las garantías" de los trabajadores, la central sindical apoyaría la hipotética caja resultante de la absorción. 


"Unicaja es solvente y tiene capacidad para resolver los problemas de otras entidades", remarcó Carbonero.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN