Quantcast
El tiempo en: Jerez
Miércoles 04/08/2021

Andalucía

Chamizo pide reflexionar sobre cada caso de violaciones antes de reformar la Ley

El defensor del Pueblo y del Menor en Andalucía, José Chamizo, consideró ayer que antes de reformar la Ley del Menor "hay que hacer un estudio de los casos que ha habido de menores imputables, y una vez se tengan los datos hacer una reflexión".

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
El defensor del Pueblo y del Menor en Andalucía, José Chamizo, consideró ayer que antes de reformar la Ley del Menor "hay que hacer un estudio de los casos que ha habido de menores imputables, y una vez se tengan los datos hacer una reflexión".

Chamizo hizo estas declaraciones en una rueda de prensa posterior a su intervención en uno de los cursos de la universidad de verano de Gandia en relación con la polémica suscitada por las violaciones a menores ocurridas recientemente en Andalucía.

Para el defensor del Menor, los casos de violaciones a dos niñas por menores de 14 años en Baena (Córdoba) e Isla Cristina (Huelva) "son atroces y nos remueven la conciencia, porque soy de los que entienden que los menores son una responsabilidad compartida entre los padres y la sociedad".

"Estamos ante un caso de violencia de género puro y duro, lo que nos hace reflexionar sobre cómo este tipo de violencia baja en edad", señaló.

Chamizo se mostró partidario de que este tipo de acciones "no queden impunes" y de que intervenga el Ministerio Fiscal, aunque consideró que la solución pasa primero porque "padres e hijos se sometan a un tratamiento de terapia familiar", y que, ante temas tan graves, "los menores de 14 años ingresen en un centro para menores con trastornos de conducta".

"Lo que no puede ser es que su actitud no tenga ninguna consecuencia porque puede ser que de aquí a un año lo vuelvan a hacer", sostuvo.

Por su parte, el portavoz del Ejecutivo andaluz, Manuel Pérez Yruela, no quiso pronunciarse sobre la posibilidad de reformar la Ley del Menor a tenor de los últimos acontecimientos, aunque destacó que la Junta apuesta más por la “educación y la prevención”, la “unica y mejor” solución para atajar este tipo de conductas delictivas.

Según señaló Yruela, la Junta “es consciente” de la necesidad de que se abra un debate tras las dos violaciones a manos de grupos de menores, un debate en el que dijo que la Administración autónoma está dispuesta a entrar, aunque señaló que apuestan más por "colaborar con todos los sectores sociales que reclamen una respuesta ante este tipo de conducta sin que esto signifique que compartamos todas las posturas y posiciones que se puedan dar en la sociedad" andaluza.

Para el portavoz andaluz, esto no es un caso de “represión y de edad penal” de los acusados sino de “educación y prevención”, por lo que puso en valor la importancia de los programas de prevención de conducta delictivas, que consideró “imprescindibles y fundamentales para que estos hechos no sucedan".

Aunque no quiso dar detalle pues no se presentarán hasta septiembre, anunció que la Junta está trabajando "de manera intensiva" en unos programas concretos de prevención que se pondrán en marcha en otoño, y destacó la importancia de los valores y la educación en los jóvenes.

Machismo, temprano pero machismo

Por su parte, el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, dijo ayer que las dos últimas chicas violadas por menores de edad en Baena e Isla Cristina reflejan una "terrible actitud machista, temprana pero machista", que los chicos aprenden en la familia y la sociedad.

López Garzón, que presidió ayer en Sevilla una reunión del Consejo Andaluz de Seguridad Ciudadana, dijo a los periodistas que le parece "increíble que esto ocurra en personas tan jóvenes", y atribuyó su existencia a fallos en la educación.

Por ello, recordó la responsabilidad que tienen las familias a la hora de educar a los menores "en la cultura de la no violencia y en el rechazo a cualquier actitud machista".

La solución no vendrá solo con medidas de corte penal, con las que "dejaríamos una parte importante del problema sin resolver", según el delegado del Gobierno.

"Estas monstruosidades se evitan con medidas legales pero también con la decidida voluntad de la sociedad española y andaluza de llegar a una cultura de la no violencia y contra las actitudes machistas despreciables que el menor vive en su familia, en el colegio y en la sociedad", afirmó.

López Garzón destacó que en los seis primeros meses la delincuencia por delitos y faltas en Andalucía ha disminuido en un 5% con respecto al mismo periodo de 2008, y también ha aumentado la eficacia policial en lo referente al número de casos resueltos con respecto a los denunciados, así como el número de detenidos.

Ello quiere decir que la Guardia Civil y la Policía "están haciendo un buen trabajo y es bueno reconocerlo", señaló.

No obstante, reconoció que en los seis primeros meses del año murieron seis mujeres en Andalucía en casos de violencia de género, lo que considera "una barbaridad" pese a que las denuncias por este tipo de delitos se han mantenido con escasas diferencias respecto al primer semestre de 2008.

COMENTARIOS