El tiempo en: Jerez
Lunes 20/05/2024  

Un campo de flores para recordar a los Fieles Difuntos

Miles de personas visitaron ayer el Campo Santo jerezano par honrar a sus familiares y amigos fallecidos. Con la llegada de noviembre se repite cada año una estampa familiar para todos, la de grupos de personas acudiendo a poner flores en las tumbas de sus seres queridos

  • Las tumbas del cementerio de Jerez se llenaron de flores para honrar a los familiares desaparecidos. -
Una inmensidad de claveles, margaritas y rosas recibía ayer a los muchos jerezanos que visitaron el cementerio Nuestra Señora de la Merced en la víspera del Día de los Difuntos. Las iglesias de la ciudad y el cementerio lucieron sus mejores galas para cumplir con la tradición católica de honrar a los muertos en la festividad de Todos los Santos y el Día de Difuntos.

El atípico tiempo veraniego que estamos teniendo fue el aliado en la jornada de ayer, que permitió una visita agradable y sin contratiempos. “La gente está viniendo desde muy temprano y de forma escalonada lo que permite que no haya colapsos en los aparcamientos”, aseguró Antonio Ferrer, voluntario del centro de Rehabilitación y Reinserción Brote de Vida y encargado de la zona de aparcamientos. “Entre las dos parcelas debe haber unas 500 plazas de aparcamiento y esta mañana hemos tenido que usar una explanada anexa, por los muchos vehículos que han llegado, pero no ha habido incidencias”. Unos 20 voluntario del Centro Brote de Vida trabajan esta festividad para que no haya problemas ni en los aparcamientos ni dentro del recinto, donde realizan laboras de mantenimiento. “A estas alturas este trabajo no nos sale rentable, sacaremos unos 6.000 euros, pero el dinero siempre nos viene bien. Una asociación sin ánimo de lucro, como la nuestra, siempre necesita de estas pequeñas ayudas”.

De tranquilidad también hablaron los operarios municipales “Hemos tenido muchas visitas esta mañana, a media mañana hemos vivido la hora punta, pero toda hay ido bien. La gente ha sabido respetar los turnos para utilizar los servicios propios del cementerio y no ha habido problemas. Ten en cuenta que sólo esta la mañana hemos prestado unas 230 escaleras para un recinto de casi siete hectáreas y con cuatro patios”.

Los jerezanos, unos 3.000 según los operarios del Campo Santo, se pusieron sus mejores galas y se fueron al cementerio a cumplir con una cita ineludible con sus familiares y amigos ya fallecidos. “Venimos todos los años. Para nosotros es un día duro porque recordamos a los familiares que hemos perdido con mucha más claridad. Venir un día como hoy es una tradición pero también una necesidad porque parece que estamos más cerca de ellos. Además, venimos a oír misa y durante todo el mes los iluminamos en casa”, comentó una de las muchas jerezanas que se encontraban ayer en el recinto fúnebre.

Acudir a misa es otro ritual de estos días. La Iglesia del cementerio jerezano se lleno ayer para rendir tributo “a los que ya no están con nosotros”. La misa de las 9.00horas fue oficiada por Manuel Durán, párroco de Estella de Marqués. En honor a los fieles difuntos se celebrarán tres misas hoy en el cementerio a las 9.00, las 10.00 y las 11.00 horas. Esta última eucaristía será oficiada por el obispo de Asidonia-Jerez, monseñor José Mazuelos.
La estampa más vista ayer en el cementerio fue la de familias enteras acudiendo, con sus ramos de flores, para honrar a sus difuntos.

Quejas
Todavía ayer eran muchos los jerezanos que limpiaban y pintaban las lápidas de sus familiares fallecidos con la colaboración de personal del cementerio y de los voluntarios de Brote de Vida. Pese a la implicación de los operarios hay quien se queja de la suciedad del Campo Santo. “Este es un cementerio muy sucio. Parece mentira que en una ciudad como Jerez el cementerio presente este estado. Yo vengo ahora del cementerio de Puerto Real y allí no hay problemas, no falta agua, ni cubos, ni escaleras”, comentó José Camas. De otro lado, consideró que “deben ser los propios operarios los que se encarguen de limpiar y pintar los nichos y no los familiares. Además, creo que se debería prohibir la colocación de flores naturales en las lápidas porque originan mucha suciedad”.

En este sentido, los operarios municipales pusieron de manifiesto el escaso personal con el que cuentan para hacer frente al volumen de trabajo de estos días “y no sólo de estas fechas señaladas porque llevamos semanas en que ha aumentado el número de visitas de muchas personas, que han empezado a limpiar los nichos. Vienen antes para no coincidir con la afluencia masiva de visitantes que se produce días como hoy”, aseguró Isabel Gil.

Trece operarios municipales no dan abasto estos días para los muchos requerimientos y necesidades de los visitantes. “Somos trece personas, los mismos que trabajamos en un día normal. Estamos bajo mínimos”, señaló Francisco.

Recorrido en carritos de golf
Una de las peculiaridades que se pudo apreciar ayer fue la presencia de dos carritos de golf, que transportaron a personas mayores y discapacitados hasta las tumbas de sus familiares como contraprestación a la prohibición a la entrada de vehículos en el recinto. Se trata de dos carritos de golf, cedidos por Club de Golf de Montecastillo. Los visitantes de más edad se mostraron muy contentos por esta medida. “Esto está muy bien, tengo problemas en las piernas y no puedo caminar mucho. Con este carrito he podido llegar hasta aquí sin problemas”.

En este sentido, los empleados municipales señalaron que “dos carritos son poco para tanta gente. Un domingo normal entran dentro del recinto unos 20 vehículos”.

Después de un día largo y soleado, el cementerio cerró sus puertas ayer a las 19.00 horas a la espera de otro día importante, que conmemora la festividad de los Fieles Difuntos.

Un año más el Campo Santo se llenará de gente, que recordarán a sus familiares más queridos. Un ritual de tradición cristiana, que años tras años se repite, y que ni siquiera la mentalidad moderna ha podido erradicar.

“Se gastan menos en flores”
Las flores cobran un protagonismo especial en la víspera del Día de Difuntos. María Juana Jiménez es una habitual del cementerio estos días ya que cumple con la tradición familiar de poner un puesto a las puertas del cementerio en estas fechas tan señaladas para la tradición católica. “Yo vengo aquí cada año desde que era chica, primero con mi abuela y luego con mis padres. Ahora yo he tomado el relevo”.

En su puesto del Campo Santo, María Juana vende claveles, margaritas y gladiolos “tenemos prácticamente todo tipo de flores pero las que más se venden son los claveles y las margaritas, que son también los más económicos”. Y es que la crisis económica se está dejando notar también en esta celebración “este año los precios están más bajo y los clientes nos piden ramos más baratos”.

Un ramo de flores a la puerta del cementerio puede costar unos siete euros, el más barato, aunque también los podemos encontrar a unos 20 ó 30 euros, dependiendo de lo que quiera el cliente. “El ramo estándar sale a unos diez euros pero hacemos ramos de precios mucho más elevados”. En este sentido, las rosas rojas son las más caras del cementerio, unos 40 euros, para aquellos que quieren algo más especial para sus seres queridos.
A pesar de la crisis, las flores son un gran negocio “se nota la crisis y la gente va a lo más económico. Se gasta menos en flores, aunque un día como hoy yo puedo hacer hasta 200 ramos ”.

Más barato
En este mercadillo de flores también pudimos encontrar opciones más baratas para los bolsillos más mermados: un puesto de flores artificiales. Allí se pueden encontrar ramos de flores hasta por dos euros. Además los encargados del puesto ofrecían la posibilidad de realizar ramos al gusto de los clientes.

Refuerzo policial ante la afluencia de visitantes
El cementerio Nuestra Señora de La Merced era ayer un hervidero de gente, que acudían al recinto para mostrarle respeto a sus difuntos familiares. Para velar por la seguridad y el buen transcurso de esta festividad el Ayuntamiento jerezano puso en marcha desde el pasado 27 de octubre y hasta hoy dos de noviembre un amplio dispositivo de seguridad.

Como en años anteriores, el cementerio contará con los equipamientos y servicios necesarios que faciliten la accesibilidad a personas que tienen problemas de movilidad. En este sentido, la delegación de Movilidad y Seguridad dispuso la presencia de una patrulla de la Policía Local encargada de regular el tráfico en las inmediaciones del cementerio durante dichos días y el refuerzo de la vigilancia del recinto. Así, cuatro vigilantes municipales velaron ayer por la seguridad en el recinto y tres vigilantes lo harán hoy.

El servicio de autobuses urbanos también ampliará su cobertura durante estas fechas para facilitar el acceso de los jerezanos al cementerio. De este modo, la línea P5 de Linesur contará con un refuerzo especial Angustias-Cementerio-Angustias, desde las 7.00 hasta las 22.00 horas. El itinerario será Angustias-Minotauro-Delicias-Cementerio y hasta Estella del Marqués y regreso por el mismo recorrido hasta Angustias. Las salidas de estos autobuses especiales se efectuarán cada media hora.

Los visitantes que vayan estos días al cementerio municipal deben tener en cuenta que el horario de apertura al público es de 8.00 a 19.00 horas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN