Quantcast
El tiempo en: Jerez
Jueves 17/06/2021

El Loco de la salina

Francisco Fernández Frías. Ha nacido un pintor

Se van a encontrar allí una serie de cuadros que rebosan sabor cañaílla por los cuatro costados.

Publicado: 25/04/2021 ·
21:06
· Actualizado: 25/04/2021 · 21:06
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Francisco Fernández Frías.
Autor

Paco Melero

Licenciado en Filología Hispánica y con un punto de locura por la Lengua Latina y su evolución hasta nuestros días.

El Loco de la salina

"Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás" (Albert Einstein)

VISITAR BLOG

Nos hemos enterado en el manicomio de que hay gente que, cuando se jubila, se aburre. Parece como mentira, pero la jubilación es la etapa que la vida regala a los que les llega la hora de descansar y de invocar a las musas tanto tiempo dormidas. Y pensamos que, si la palabra jubilación viene de júbilo y de alegría para el cuerpo serrano, ¿cómo es posible que este personal no tenga ilusión por hacer cosas y prefiera sentarse en un tresillo a verlas venir o a tragarse los trapitos sucios de personajes tan vistos como la caterva que arrastra la Rociíto?

Digo todo esto, porque este jueves pasado me escapé a ver la exposición de pintura que ha llevado Francisco Fernández Frías al Centro de Congresos Cortes de la Real Isla de León, es decir, al Cine Almirante para entendernos. Es evidente que Paco no está dispuesto a aburrirse y huye del sofá como gato que vuelca la olla. Se ha introducido por voluntad propia en el atractivo mundo de los colores, ha descubierto su encanto y ha prendido en él la llama de la afición a la pintura. Y le ha quedado una obra sencilla, llena de arte y meritoria. La Exposición la ha llamado 40 x 30 por la dimensión que tienen sus casi 60 lienzos.

Yo no soy especialista en pintura, y además los locos pintamos muy poco en esta sociedad tan rara, pero todavía me quedan ojitos para ver y un punto en el corazón para sentir lo que se mete por la vista y llega hasta dentro abriéndose paso por los vellitos. Por eso, animo a mis paisanos a ir a verla. Se van a encontrar allí una serie de cuadros que rebosan sabor cañaílla por los cuatro costados: los caños, la Casería, la Iglesia Mayor, el Puente Zuazo, la Iglesia del Carmen, el Zaporito…, incluso los bunkers de la Playa de Camposoto tan vistos por los que diariamente patean la arena luchando como pueden contra el colesterol. Todos los cuadros están rebosando luz y color. No son pinturas frías como pudiera desprenderse del segundo apellido de Paco, sino llenas del calor de nuestra tierra. A mí me ha gustado la Exposición, y estoy seguro de que a usted también le va a gustar. Paco no se conforma con inspirarse en La Isla, sino que también le da vida a los árboles, a los tejados, a los paisajes bucólicos e incluso a las serpentinas y a los papelillos que una vez formaron parte de su vida de coros y que tiñen de color las mañanas de carnaval. Incluso lleva a los lienzos réplicas de cuadros de genios de la pintura, como Pablo Picasso, V. Van Gogh…, pero con su estilo personal.

En resumen, está claro que ha nacido un pintor en La Isla. Me han parecido sus cuadros como zapatitos nuevos que estrena Paco con mucha ilusión y de los que debe estar bastante orgulloso. Le ha dado una buena lección a los mayores que se aburren y no saben aprovechar el tiempo sacando de sus entrañas al artista dormido que muchos jubilados llevan dentro. Ha demostrado que no hace falta ser un genio para echarle genio a la vida.

Este loco de la salina le desea de corazón a Paco muchos éxitos y le da las gracias por mostrarnos su arte. Y, como yo compruebe que usted no va al Cine Almirante antes del día 30 de este mes a ver su Exposición, me voy a enfadar bastante. Además me he enterado de que sus cuadros están a la venta. Por tanto no sea catalán, déjese de ahorros y compre alguno.

 


COMENTARIOS