El tiempo en: Jerez
Martes 28/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

Despedido de la cafetería del Puerta del Mar por salirse del grupo de WhatsApp

Así lo han denunciado las secciones sindicales de Autonomía Obrera y CGT en el centro hospitalario gaditano

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Hospital Puerta del Mar. -
  • El trabajador alegó que no había dado su consentimiento para que su número se incluyera en la app para asuntos laborales

Las secciones sindicales Autonomía Obrera y CGT del Hospital Universitario Puerta del Mar han denunciado el despido a un trabajador de la cafetería por irse de un grupo de Whatsapp. Según detallan en un comunicado, la empresa Eurest Colectividades asumió en marzo la concesión de las dos cafeterías del centro. Una de las primeras medidas adoptadas fue incorporar de forma obigatoria a sus 21 trabajadores a un grupo de Whatsapp. Según exponen, a través de esta aplicación, la compañía comunicaba los cuadrantes semanales de trabajo, instrucciones y comunicaciones  y controlaba la actividad diaria de la plantilla. Además, les pedía que subieran fotos diarias de todas las actividades que iban realizando.

Para los sindicatos, la forma de proceder de Eurest supone una manifiesta vulneración del art. 6 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. Entienden que se vulnera el derecho a la desconexión digital y al respeto de su intimidad que establece el art. 20.bis del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Conocedor de que la empresa no podía incluirle en el grupo sin consentimiento, uno de los trabajadores de la empresa decidió, en fecha 6 de julio, abandonar el grupo al que la dirección le había incorporado al grupo con su móvil personal para asuntos laborales sin su consentimiento. La respuesta fue recibir “presiones” para volver, indican los sindicatos, remitiéndole mensajes exigiéndole una explicación y su reincorporación inmediata.

Tras convocarle a una reunión el 10 de julio, le comunicaron que tenía que mantenerse en el grupo de Whatsapp como el resto de sus compañeros. Ante la negativa, a la semana siguiente, le comunicaron la extinción del contrato alegando “la mala situación económica de la empresa”, argumentos que los sindicatos consideran falsos. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN