Quantcast
El tiempo en: Jerez
Sábado 03/12/2022  

Campo de Gibraltar

Verdemar anuncia alegaciones al Plan Hidrológico de la Cuenca Mediterránea

Su objetivo es recuperar 30 Hm3 de agua al año, y han presentado propuestas para la recuperación de los ecosistemas fluviales

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Desembocadura del río Genal en el Guadiaro.

Verdemar ha presentado alegaciones al Plan Hidrológico de la Cuenca Mediterránea para recuperar 30 Hm3 de agua al año. Los conservacionistas anuncian que han presentado propuestas para la recuperación de los ecosistemas fluviales y para el ahorro de 30 Hm3/año.

La  Dirección General de Planificación y Recursos Hídricos está tramitando la Propuesta del Proyecto de Plan de Gestión de Riesgo de Inundación  y Estudio Ambiental Estratégico conjunto de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas.

Verdemar Ecologistas en Acción ha propuesto este viernes la creación de un Corredor Verde que conecte el actual Paraje Natural Marismas del río Palmones con el Parque Natural Los Alcornocales y recuperar el estado primitivo del río Palmones en su zona intermedia, así como eliminar el “azud de Celupal” para restablecer el cauce del río Palmones y el arroyo Botafuegos a su estado natural. La hidrología del río Palmones tiene en la actualidad un caudal escaso durante la mayor parte del año, como consecuencia de la regulación del río y el taponamiento de la presa de Celupal. Al quitar la presa y dejar libre el curso del río, las avenidas modificarían de manera natural parte del problema que se está produciendo en la desembocadura.

Han propuesto la  restauración ambiental de los estuarios del río Guadarranque y su afluente Madre Vieja.

Para Verdemar, la importancia histórica y ambiental del río Guadarranque dentro de la comarca del Campo de Gibraltar determina la necesidad de llevar a cabo medidas urgentes que eviten la completa degradación de este río.
Nos oponemos al encauzamiento de este río a la altura de la Estación de San Roque, estas obras acelerarían aún más la erosión de la ribera fluvial y solicitamos recuperar las márgenes, zonas vulnerables al cambio climático por la tropicalización del clima y las lluvias torrenciales. Es un riesgo cuando el pantano del Guadarranque esté lleno y desaguando.

Por otra parte, han pedido que se estudie y denuncie la sobreexplotación del acuífero del Pinar del Rey, San Roque.
Este acuífero se está sobreexplotando como consecuencia de las extracciones de agua sin control en los aledaños del Pinar del Rey. En el pasado “estado de alerta” ante un año hidrológico seco, hemos comprobado que la “bolsa de agua” utilizable no llega a los 4 Hm3. En otros tiempos (sequía del 1996) estábamos hablando de 30-40Hm3

SIguen explicando y denunciando la transformación de las zonas bajas de los ríos Guadarranque y Palmones y la rotura de la “dinámica del litoral” con las ampliaciones portuarias  en la Bahía de Algeciras.

En opinión de Verdemar, si no se recuperan los estuarios de los ríos Palmones y Guadarranque, se acelerará la pérdida de biodiversidad y del frente litoral de las playas de Guadarranque, Palmones y El Rinconcillo.

Han solicitado también que se controlen los excedentes de regadío procedentes del Guadarranque para la industria pesada y las captaciones de agua de diferentes ríos y arroyos en el Parque de Los Alcornocales para abastecer a las poblaciones de estos municipios, cuando ya existen alternativas para garantizar el suministro desde los embalses de la comarca: Charco Redondo,  Guadarranque y Almodóvar.

La continuada extracción de aguas está mermando la integridad ecológica de las riberas afectadas, donde se observa la regresión del bosque de galería (aliseda) y de la flora y fauna asociada, entre ellas taxones amenazados y protegidos.

Al igual que han solicitado  que se desestime el  acuerdo de declaración de interés de la Comunidad Autónoma de la adecuación y mejora de las obras de captación en el arroyo de Botafuegos, de captación en el dominio público hidráulico del arroyo Garganta del Capitán.

Siguen insistiendo que estas captaciones van a provocar que la vegetación de la Garganta del Capitán languidezca y en los años de sequía se produciría una catástrofe ecológica en el arroyo, ya que moriría toda la vegetación de ribera, comenzando por la aliseda y el resto de especies umbrófilas que crecen bajo su dosel.

Para Verdemar Ecologistas en Acción, la reutilización de Aguas Residuales urbanas en el Campo de Gibraltar es prioritaria.

Verdemar cree que el Campo de Gibraltar "gasta más agua de la que tiene y se encuentra en un “colapso hídrico” año tras año. No hay “recurso suficiente” y entraremos en “paro técnico” en la comarca, si no actuamos ya.
Contamos con dos pantanos que pueden albergar 170 Hm3,  Charco Redondo (82Hm3) y Guadarranque (87 Hm3).  A pesar de que hay  años hidrológicos normales, hemos gastamos más de 50 Hm3. Esto hace que estemos en pre-alerta de sequía continuamente".

En opinión de los ecologistas, hay que "buscar recursos sostenibles de manera urgente, para que el Campo de Gibraltar no se paralice. La reutilización de las aguas residuales de la depuradora de La Línea de la Concepción puede ofrecer 5 Hm3 a los riegos de la Zona Alta de La Línea y San Roque, en Sotogrande se consumen 3 Hm3 de agua y el 90% es de riego".

Añaden que "urge poner  en marcha el proyecto de construcción de saneamiento y depuración de San Roque- Los Barrios, la reutilización del agua tratada conexionará con empresas del polígono industrial. El complejo petroquímico puede gastar más de 5 millones de metros cúbicos de agua".

Junto con la reutilización del agua depurada y reutilizada de la depuradora de Algeciras, estaríamos ahorrando casi 20-25 Hm3, aseveran.

También la industria pesada debe tender al vertido “0” y utilizar tecnología para no seguir gastando toda el agua de los pantanos, señalan.

Verdemar ha presentado bastante interés en toda la “unidad fisiográfica” del río Guadiaro, sus afluentes y la playa de Guadalquitón.

Aunque el río Guadiaro sea el más caudaloso que desemboca en el Mar de Alborán, en época estival no llega agua a su desembocadura como consecuencia de las extracciones para el regadío del monocultivo y otros usos turísticos. 

La degradación de este estuario es una preocupación importante de la Sociedad Civil del Campo de Gibraltar. En su desembocadura y en las playas que lo rodean aumentan los problemas año tras año como consecuencia de la erosión antrópica.

Los episodios de eutrofización y erosión de las playas son alarmantes y hay que actuar.

Este delta empezó a decaer en los años 70 como consecuencia de la extracción masiva de guijarros y después por la construcción de viviendas y diques en la Zona Marítima Terrestre .

El Puerto de Sotogrande se construye en 1987 al norte de la desembocadura del río. Anteriormente, en 1973 se construyeron dos diques en la desembocadura, retirándose dos años después el del paraje Natural por la pérdida de arena de este espacio protegido. En 1986 se construye un espigón en el puerto, ampliándose en 1994.

Las extracciones de áridos cambiaron el material permeable por uno impermeable para sembrar cítricos. Los aportes de sedimentos han pasado de 200.000m3/año a 30.000m3/año.

En 1999, se lleva a cabo el Trasvase de aguas al río Majaceite (130 hm3/año) disminuyendo la intensidad del caudal del río. En la actualidad las extracciones de agua se han descontrolado con los monocultivos de aguacates. Miles de hectáreas son ocupadas por esas siembras en zonas de servidumbre del Guadiaro, Genal y Hozgarganta. Se han disparado las siembras en tierras de secano, desmontando bosque mediterráneo para sembrar aguacates.

Tras un seguimiento de la evolución de la costa y el estuario desde los años 50 hasta la fecha,  el antiguo delta ha desaparecido como consecuencia de la erosión antrópica. El cordón dunar original ha retrocedido 140 metros y en este punto se encuentra la playa más erosionada de Andalucía.

"Es necesario recuperar aportes superiores a 70.000m3 y un caudal continúo en época estival de 5 m3 por segundo", comentan desde Verdemar.

"El río Guadiaro y sus afluentes necesitan mantener caudales suficientes para mantener el ecosistema, por eso hemos denunciado que se pretende incumplir La  Ley 17/1995, de 1 de junio, por la que se regula la transferencia de volúmenes de agua de la cuenca del río Guadiaro a la cuenca del río Guadalete, se está tramitando llevar agua a Atlanterra, Tarifa, incumpliendo la citada Ley.  El río Guadiaro necesita caudal y hemos solicitado bajar las trasferencias de agua al río Guadalete", comentan.

Reivindican, por último, un canon de trasvase destinado a atender los perjuicios que está soportando la desembocadura del río, su Paraje Natural y las playas adyacentes (Sotogrande–Guadalquitón). Nos hemos opuesto a cualquier otro trasvase en el Guadiaro, Genal y Hozgarganta,.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN