Quantcast
El tiempo en: Jerez
Jueves 26/05/2022  

Córdoba

El TSJA: dos años y siete meses de cárcel a un varón por abusos continuos a su hermana

Cometido sobre su hermana durante unos ocho años tras una sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba que lo condenaba a tres años

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Real Chancillería de Granada, sede del TSJA y de la Audiencia Provincial de Granada.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado a dos años y siete meses de prisión a un varón por un delito continuado de abuso sexual, con la circunstancia agravante de parentesco, cometido sobre su hermana durante unos ocho años tras una sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba que lo condenaba a tres años de cárcel.

Según recoge la resolución del TSJA, se estima parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la defensa y se revoca en parte la sentencia de la Audiencia, de modo que las penas, además de la prisión, recogen 12 años y siete meses de orden de alejamiento, tras los 13 de primera instancia, y la medida de libertad vigilada durante cinco años, así como una indemnización a su hermana en la cantidad de 12.000 euros. Contra esta resolución cabe recurso de casación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS).

En concreto, se da por probado que la afectada interpuso en mayo de 2016 una denuncia contra su hermano, "describiendo cómo sufrió abusos sexuales por parte del mismo desde el año 2006 al menos hasta 2011", a lo que añade que el procesado, después de cumplir 18 años en 2011, supuestamente realizó abusos "aprovechando los momentos en que su hermana estaba en el domicilio paterno, tanto cuando convivía con sus padres y con sus otros hermanos, como cuando se fue esta a estudiar fuera y retornaba ocasionalmente a la capital", manteniendo la conducta "de forma más esporádica" hasta 2014.

Al respecto, los jueces exponen que la perjudicada, aunque "no aprobaba ni asumía voluntariamente tales conductas de su hermano, adoptaba una actitud totalmente pasiva ante las mismas, debido a que no se decidía a enfrentarse a esa realidad ni a plantearla en el seno de la familia". A consecuencia de ello y "los abusos reiterados", la afectada sufre "un trastorno de estrés post postraumático", según se indica en la sentencia.

TE RECOMENDAMOS