El tiempo en: Jerez
Martes 13/04/2021

Córdoba

"No se puede comparar al jamón con un fiambre como hace Nutriscore"

El nuevo etiquetado de productos genera diversidad de opiniones. Los expertos dicen que existen alternativas que funcionan en otros países del mundo

Publicidad Ai
  • Jamón.

Leer bien las etiquetas de los productos que compramos en el supermercado y tener criterio propio puede parecer una tarea compleja. De hacerla correctamente, es frecuente entonces comprar productos frescos, de temporada, aceite de oliva y jamón.

Dos productos que salen mal parados en el logaritmo del que se basa el etiquetado Nutriscore, el cual se implantará en España dentro de unos meses. Es verdad que el consumidor podrá ver a simple vista si un producto es mejor o peor dentro de la misma gama. Pero tiende a plantear problemas como el hecho de "meter en el mismo saco a productos con métodos de elaboración diferentes". En base a esta opinión de la dietista-nutricionista Vanesa Cortés, detalla que no se puede clasificar - siendo incluso contraproducente - un producto como el jamón cuyo método de elaboración requiere de una alimentación basada en bellotas, tiene una grasa sautrada y monosaturada, además de proteínas de alto valor biológico. Porque "comparar el jamón con un fiambre con almidón, azúcar, carne separada mecánicamente de huesos y unos procesos de elaboración a altas temperaturas es irreal".

Además, la propia especialista en Nutrición Humana y Dietética resalta que existen otros etiquetados que cuentan incluso con el aval del colectivo de muchos dietistas. Por ejemplo, el chileno, que trata de decir si un producto es alto en azúcar, grasas y calorías por separado mediante un etiquetado frontal de color negro. Y es que en líneas generales, concluyen que el Nutriscore está al servicio de la industria y no se ha tenido en cuenta la opinión y el asesoramiento de los nutricionistas.

 

COMENTARIOS