Quantcast
El tiempo en: Jerez
Jueves 02/12/2021  

Curioso Empedernido

Entretenidos y distraídos

Nos entretienen, nos distraen y nos atrapan, con cuestiones superfluas, cómodas e intrascendentes y nos van manejando

  • Juan Antonio Palacios.

Aquello que aparentemente no existe es lo que nos mantiene distraídos, tal vez porque nos tranquiliza y entretiene, y nos saca de la rutina de mil y una maneras, y nos convierte en personas de fácil manejo y control de nuestras mentes.

Nos entretienen, nos distraen y nos atrapan, con cuestiones superfluas, cómodas e intrascendentes y nos van manejando, teniéndonos distraídos y pensando que realmente estamos informados, pero ni lo estamos y mucho menos formados.

Hoy en día nos perdemos entre las redes sociales  y nos distraen con las cuestiones más inverosímiles. Sentimos una fuerte necesidad de intimidad y vemos que son buenos momentos para aumentar la perspectiva de nuestras vidas. 

Percibimos, vemos y pensamos sobre lo que nos rodea , con moderación y discreción o con extroversión y exuberancia . Tenemos que saber darle el último toque a nuestros proyectos , para encontrar valores nuevos y más profundos , favorecer alianzas y centrarnos en nuestras prioridades.

No podemos bajar la guardia y marcar el  ritmo de nuestros pasos, exprimiendo nuestra satisfacción con las relaciones , sabiendo arreglar nuestros asuntos y tener todo en orden, retornando al pasado o regresando al futuro .en una constante actualización.

Estamos decididos a ir a por todas . Nos aburrimos o entretenemos a partes iguales, dándoles vueltas al pasado e impidiéndonos avanzar hacia el futuro.. Tenemos que darnos cuenta que no podemos complacer a todo el mundo . Debemos saber actuar rápido y saber asumir las urgencias, sin dudar en arriesgarnos y buscar la aventura.

Entre sustos y sobresaltos , nos sentimos orgullosos de nosotros mismos si somos capaces de terminar las cosas que hemos empezado , debemos encarar los problemas con optimismo y ánimo, y huir de las discusiones inútiles y malos rollos.

A veces todo es más fácil de lo que creíamos , pero hemos de movernos para que todo vuelva a su sitio y darnos cuenta que nuestras inquietudes y preocupaciones no están fundadas. No debemos ser tan estrictos con nosotros mismos y permitirnos algún que otro capricho de vez en cuando.
Debemos ser  capaces de transmitir nuestros mensajes sin problemas , estando dispuestos a dar riendas sueltas a nuestra espontaneidad , desbordando una energía que es envidiada por muchos, explicando las cosas con calma y detenimiento , como saboreando y paladeando sus palabras.

Escépticos y sorprendidos , procuramos no sentirnos ofendidos ni enfadados , ni secuestrados por fantoches o embaucados en patochadas , con más pasos adelante que cuentas atrás , vistosos y divertidos, coqueteos e insinuaciones , muchas dudas y ninguna certeza.

Cuando la sensatez es lo más valioso y meritorio de nuestras actuaciones, si la rompemos experimentamos una sensación de vértigo, y no debemos malgastar   nuestra energía y tiempo en cosas que no merecen la pena, sin dejarnos empujar por las tentaciones y lograr alcanzar nuestras aspiraciones, encontrando las diferencias y buscando las coincidencias.

Ni entretenidos ni distraídos , con fortunas y sin falsedades, hemos de arreglar lo que destrozamos y recomponer lo que rompemos. , tras las prisas de unos y las parálisis de otros, nuestras figuraciones y pesadillas , lo prohibido y lo permitido. Si queremos encontrar la fórmula del éxito no debemos dejarnos llevar por la pereza, concentrándonos en lo importante y no perdiéndonos en vaguedades.
                

TE RECOMENDAMOS