Quantcast
El tiempo en: Jerez
Martes 09/08/2022  

El Puerto

Empate en ganas y trofeos entre Manzanares y Aguado en El Puerto

Dos orejas para Manzanares y dos para Aguado cierran el abono de El Puerto

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

MANZANARES Y AGUADO EN EL PUERTO.

MANZANARES.

PABLO AGUADO.

PABLO AGUADO.

MANZANARES.

MANZANARES.

MANZANARES.

MANZANARES.

MANZANARES.

MANZANARES.

LLENO EN LA PLAZA REAL DE TOROS DE EL PUERTO.

MANZANARES.

PABLO AGUADO.

PABLO AGUADO.

PABLO AGUADO.

PABLO AGUADO.

PABLO AGUADO.

PABLO AGUADO.

Plaza de toros de El Puerto de Santa María, domingo 8 de agosto de 2021; con un  lleno de ‘No Hay Billetes’, de acuerdo con el aforo estipulado por la pandemia y cumpliéndose todas las medidas sanitarias impuestas; se ha celebrado la cuarta y última corrida de la Temporada de Verano. Toros de Juan Pedro Domecq con muy buena presentación; para José María Manzanares (Rey y oro): ovación, ovación y dos orejas; y Pablo Aguado (Sangre de toro y oro): ovación, ovación y dos orejas; actuó como sobresaliente “Chapurra” (Marino y oro) que no intervino en la lidia. Se desmonteraron tras el tercio de banderillas “Mambrú” y Luis Blázquez en el primero, Iván García en el segundo, José Chacón y Luis Blázquez en el tercero, Daniel Duarte y Luis Blázquez (que hizo triplete) en el quinto y Ángel Gómez y Pascual Mellinas en el sexto. Presidió Rafael Carrero en sustitución de Rafael Comino que se encontró indispuesto tras el sorteo matinal.  Resultó extraño que Manzanares no brindara ninguno de sus toros al maestro Galloso por el cincuentenario de alternativa, sabiendo las numerosas tardes que él y su padre compartieron cartel.

Hoy se anunciaba en la Plaza Real un mano a mano inédito, entre Manzanares y Aguado,  ya que antes no se había celebrado en ninguna plaza del orbe taurino. Hay que señalar que tanto el maestro alicantino como la nueva figura sevillana no se han dejado ganar la pelea en ningún momento, incluso han rivalizado yéndose a Puerta Gayola, Manzanares en sus dos primeros y Aguado en su primero.

-Manzanares: Tras recibirlo a portagayola le dio otra larga cambiada en el tercio, demostrando que hoy venía a por todas. Tras este vistoso recibo le recetó unas buenas verónicas rematadas con larga. El pitón más potable del astado fue el derecho, aprovechando el torero para torearlo con gusto a pesar de que el animal fue a menos durante la lidia. Por el pitón izquierdo se defendía y no se prestaba al lucimiento. Tras un pinchazo le propinó una estocada y fue ovacionado.

En el tercero de la tarde volvió a irse a la puerta de chiqueros. Tras el valiente saludo lo lanceó con gusto rematando con media verónica. El pitón más potable del toro fue el izquierdo, por donde el diestro se lució sin apreturas bajo el son de “El Concierto de Aranjuez” magistralmente interpretado por la Banda de Música “Maestro Dueñas”. El toreo en redondo resultó más complicado porque el toro tardaba más en arrancarse. De nuevo mató de pinchazo y estocada con derrame, recogió una ovación.

En el quinto empezó a “hervir” la plaza. Lucido el recibo con el percal. Con la pañosa exprime al máximo el buen pitón derecho del toro, toreando con cadencia en buenas series en redondo. Con la izquierda no encuentra el acople necesario. Vuelve a coger la “roja” con la derecha y remata una buena faena. Estocada hasta los gavilanes y pasea las dos orejas.

-Pablo Aguado: El sevillano también se hincó de rodillas ante los chiqueros para recibir a su primer oponente. Luego no pudo lucirse con la capa ya que el astado salía suelto de los lances. La faena con la muleta fue buena, con tandas intensas de toreo al natural, componiendo la figura y llevando al “juanpedro” muy toreado, destacando una serie con los pies juntos de enjundia. Con la derecha el toro tenía menos pujanza. El calvario con el estoque, ya que necesitó de cuatro pinchazos, una estocada y un descabello para despenar al astado le privaron de un triunfo grande.

El cuarto de la tarde no le dejó lucirse con el capote ya que el toro se frenaba. Con la muleta intentó sacar faena ante un animal sin transmisión ni pujanza en las embestidas. No obstante logró pases sueltos de calidad con la mano izquierda. Tras estocada recibió una tibia ovación.

En el sexto de la tarde llegó el delirio. Estaba el público deseoso de triunfo y recibió al torero con palmas por bulerías. El sevillano “enrabietado” por la afición lo toreó con cadencia con el capote, rematando con media verónica rodilla en tierra. Tras el puyazo interpretó un vistoso quite por chicuelinas de las que salió trompicado y volteado.  Su faena de muleta hizo enloquecer a los aficionados toreando en redondo en pleno centro del ruedo. Tandas con gusto y metiendo los riñones, ante un astado con una franca embestida. Por el pitón izquierdo tenía menos recorrido, pero también le enjarretó pases de calidad. Tras una estocada corta le fueron concedidas las dos orejas.

TE RECOMENDAMOS