Quantcast
El tiempo en: Jerez
Martes 16/08/2022  

Galicia

Libertad con comparecencias en juzgado por el homicidio imprudente en Mazaricos

Innvestigados por haberle servido "gran cantidad de bebidas alcohólicas" y abandonarlo en la pista donde fue hallado por una vecina

Publicidad Ai
  • Investigación.

La jueza del Juzgado de Instrucción número 1 de Muros (A Coruña) ha dejado en libertad con comparecencias en sede judicial a los tres detenidos por el homicidio imprudente de un hombre con discapacidad intelectual y omisión del deber del socorro tras haber sido hallado el cadáver de este varón vecino de Mazaricos en una pista de tierra.

Fuentes judiciales han explicado que los tres detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Muros el pasado 31 de mayo y la jueza decretó su puesta en libertad.

A dos de ellos les impuso la obligación de comparecer en el juzgado una vez al mes y, al tercero, una vez a la semana. A todos ellos les impuso la prohibición de abandonar el territorio nacional.

Además, el pasado 2 de junio compareció en el juzgado, en calidad de investigada, una cuarta persona, que no fue detenida. También le impuso la prohibición de abandonar el territorio nacional y la obligación de comparecer una vez al mes en el juzgado.

Las cuatro personas están investigadas por un delito de homicidio imprudente y otro de omisión del deber de socorro, han destacado las mismas fuentes judiciales.

HECHOS

El Equipo de Delitos contra las Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de A Coruña detuvo a los tres varones como presuntos autores de un delito de homicidio imprudente y otro de omisión del deber de socorro en el marco de la 'Operación A Esmorga'. El fallecido "era una persona con discapacidad intelectual
necesitada de especial protección", destaca el Instituto Armado.

La investigación se inició el 14 de noviembre del pasado año cuando se tuvo conocimiento que una vecina de Mazaricos había encontrado el cadáver de un varón vecino de ese municipio, en una pista de tierra, a unos 700 metros del lugar de Atán.

"A pesar de que el cadáver no presentaba signos aparentes de violencia que pudieran haber ocasionado la muerte", ha indicado el Instituto Armado, la Guardia Civil inició una investigación para intentar esclarecer la causa del fallecimiento y circunstancias en que éste se habría producido.

Para ello comenzó por tratar de reconstruir sus últimas horas de vida. Así, logró determinar que había estado en casa de uno de los detenidos en el lugar de Atán poco tiempo antes de aparecer su cadáver.

La investigación se centró en un primer momento en este individuo y conforme fue avanzando, en tres de sus amigos, con los que había pasado una noche de fiesta, con el objetivo de averiguar qué había acontecido durante su estancia en la casa.

"Las sospechas de los investigadores apuntando a que en ese intervalo de tiempo tenía que haber sucedido algo relacionado de cualquier manera con su fallecimiento, se confirmaron al conocer los resultados del informe toxicológico, que acreditaba la presencia de una gran cantidad de alcohol en su organismo, siendo este hecho, como la causa preponderante de la muerte", indican las mismas fuentes.

A la vista de este informe, junto con los demás indicios que se fueron obteniendo durante las primeras indagaciones, los agentes solicitaron diversas medidas de investigación a la autoridad judicial que permitieron por una parte lograr la identificación plena de las personas presentes en la casa en el momento en que sucedieron los hechos y, a la vez, "reforzar los indicios existentes como para demostrar que cuando la víctima salió de su domicilio en la mañana de ese día, se dirigió caminando hacia la localidad de A Picota, encontrándose en ese momento en un perfecto estado de salud", añade la Benemérita.

Antes de llegar a su destino se cruzó con el vehículo en que viajaban los ahora detenidos, que regresaban a la casa de uno de ellos para poner fin a una noche de fiesta. Lo recogieron y se fueron juntos a la casa. Una vez allí, relatan las mismas fuentes, "le sirvieron una gran cantidad de bebidas alcohólicas de alta graduación, que bebió de forma ingente y continuada", toda vez que "su incapacidad le impedía ser consciente de sus actos y las consecuencias que tal ingesta podría tener, hasta el punto de provocar en un primer momento su desvanecimiento y posteriormente su muerte", matizan.

La Guardia Civil indica que se desconoce "si ya se encontraba fallecido o moribundo, pero todo indica que instantes después, y utilizando el mismo vehículo, el cuerpo fue trasladado y arrojado al lugar en donde posteriormente habría sido encontrado por su vecina".

VEHÍCULO INTERVENIDO

Por ello, la Guardia Civil procedió a la detención de estas tres personas como presuntas autoras de un delito de homicidio imprudente y otro de omisión del deber de socorro.

Intervenido el vehículo, personal del Laboratorio del Servicio de Criminalística de la Comandancia de A Coruña ha practicado una minuciosa inspección técnico ocular con el objetivo de encontrar restos biológicos del fallecido, "cuyos resultados todavía se desconocen", concluye el Instituto Armado.

TE RECOMENDAMOS