El tiempo en: Jerez
Sábado 02/03/2024  

Granada

Los padres de un colegio religioso critican que se elimine la falda del uniforme

Recogen firmas para oponerse al cambio de uniforme del centro, que ha eliminado las faldas y solo permite a las estudiantes utilizar pantalones

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Un aula de un colegio. -

Un grupo de padres de alumnas del colegio Sagrada de Familia de Granada recogen firmas para oponerse al cambio de uniforme del centro, que ha eliminado las faldas y solo permite a las estudiantes utilizar pantalones, una modificación aprobada por "necesidades pedagógicas".

El colegio Sagrada Familia de Granada ha expulsado de sus aulas la falda de cuadros y pliegues vinculada a la imagen de sus alumnas durante años, igual que ha modificado también el polo o la chaqueta que uniforma a sus estudiantes.

La eliminación de la falda como opción ha generado el malestar de parte de los padres del centro que, según ha adelantado este jueves el periódico Ideal, recogen firmas para oponerse a la medida y exigir así "libertad de elección" en la vestimenta de sus hijas.

El portavoz del colegio religioso, Manuel Montes, ha explicado a EFE que el cambio de uniforme que no solo afecta a la falda se aprobó en 2019 con carácter general en la congregación, un dato que los padres del alumnado conocían.

Sin embargo, los alumnos que estrenaron la nueva normativa acudían a Infantil, donde el uniforme acordado es el chándal, por lo que el cambio no se percibió hasta el arranque de este curso, que ha comenzado con polémica.

"No es una rebelión, es un sentir minoritario", ha apuntado Montes, que ha considerado que la protesta responde a la añoranza por el uso de la falda del uniforme.

De momento, en el centro conviven los dos uniformes, el nuevo con pantalones para ellas y ellos y el antiguo, que permite faldas que ya no están a la venta.

La medida atiende al impacto económico del cambio de uniforme y busca que las familias que pueden heredar una falda de hermanas, amigas o vecinas lo hagan, pero sin que el establecimiento que vende los uniformes ofrezca nuevas unidades.

"El uniforme se cambia por motivos pedagógicos en un centro en el que todo se hace escuchando a las familias porque no se trata de eliminar libertades", ha añadido Montes.

Así, ha defendido que desde Primaria resulta más cómodo vestir pantalón para todo el alumnado, que sale con ese uniforme al recreo, se sienta en el suelo, realiza actividades diversas o va a excursiones o visitas por la ciudad.

De momento, el centro da un toque de atención ante los incumplimientos del uniforme, con pantalón obligatorio para niños y niñas de primero de Primaria, aunque pueden convertirse en un parte leve.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN