El tiempo en: Jerez
Viernes 22/01/2021

Granada

Más de siete mil plantas de cannabis incautadas en 33 operaciones en Granada

Un total de 40 personas han sido puestas a disposición judicial en calidad de investigados o detenidos por supuestos delitos contra la salud pública

Publicidad Ai
  • Operación.

La Guardia Civil ha intervenido 7.443 plantas de cannabis sativa durante el pasado mes de noviembre en 33 nuevas operaciones realizadas contra el cultivo ilegal de esta planta y la elaboración de marihuana en la provincia de Granada.

En el marco de estas operaciones, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, un total de 40 personas han sido puestas a disposición judicial en calidad de investigados o detenidos por supuestos delitos contra la salud pública por cultivo de droga y de defraudación de fluido eléctrico.

Las actuaciones han tenido lugar en Cijuela (diez), Chauchina (cuatro), Santa Fe (dos), Monachil (dos) Atarfe, Peligros, Chimeneas, Pinos Puente, Pulianas, Valderrubio, Granada, Vegas del Genil, Iznalloz, Íllora, Albolote, Las Gabias, Moraleda de Zafayona, Chauchina y Cenes de la Vega.

La operación más importante tuvo lugar en Escóznar, en Íllora, en el Poniente de Granada, donde la Guardia Civil desarticuló una red criminal que se dedicaba supuestamente al cultivo de cannabis y a la elaboración de marihuana a gran escala.

En dicha operación, los agentes descubrieron 381 plantas que crecían escondidas entre esparragueras, y 2.619 plantas más que "ya habían sido cortadas y transformadas en marihuana en una nave cercana".

También descubrieron dos naves, en la primera crecían 145 plantas más y en la segunda los agentes descubrieron diez kilos de marihuana dispuesta para la venta, además de 70.000 euros. En dicha operación fue detenida una persona e investigadas cuatro más por supuestos delitos contra la salud pública.

En cuanto a la operación Lealeyen desarrollada por la Guardia Civil en Cijuela, la llevó a cabo la Guardia Civil de Santa Fe a consecuencia de los continuos apagones que estaban sufriendo en dicho municipio debido a "la demanda excesiva de electricidad derivada de enganches ilegales para el cultivo de cannabis sativa", según manifestaron los técnicos de Endesa.

Durante la operación, la Guardia Civil realizó diez registros domiciliarios en los que se intervinieron 1.306 plantas y 13 personas fueron puestas a disposición judicial por la presunta comisión de delitos contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico.

COMENTARIOS