Quantcast
El tiempo en: Jerez
Viernes 19/08/2022  

Huelva

‘Leonor’, la burrita con nombre de princesa que cura el corazón de los sanitarios

‘Doctor Burro’ cumple un año prestando asistencia emocional a los profesionales de la salud a través del coaching con asnos en Doñana

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La burrita 'Leonor' con las voluntarias del proyecto 'Doctor Burro'.

Cuando la Asociación El Burrito Feliz, ubicada en la provincia de Huelva, comenzó hace un año, en plena pandemia, un programa de asistencia emocional al personal sanitario que se encontraba agotado, en su lucha diaria con el Covid-19, nunca imaginó la repercusión internacional de su innovador proyecto.

Según informan desde la asociación en un comunicado, la técnica denominada coaching con animales consiste en recibir a médicos, enfermeros y cualquier profesional del ámbito sanitario  en pleno bosque del entorno de Doñana, ofreciéndoles unas horas de relax y fortalecimiento emocional con el apoyo de asnos.

Desde su inicio, revelan desde la asociación, la iniciativa corrió "de boca en boca, entre los trabajadores hospitalarios” y se convirtió en una noticia de primer orden a nivel internacional. Así, las imágenes del burro terapeuta ‘Magallanes’ dejándose  abrazar por enfermeras pudo ser comentada en lugares tan dispares como Australia o la India.

El Burrito Feliz considera que, a través de este proyecto España lanzó al exterior “una imagen positiva” demostrando que “en el país alguien se preocupaba realmente de recuperar anímicamente a  sus sanitarios con un proyecto denominado ‘Doctor Burro’.

Ahora que el proyecto cumple un año y continúa la presión hospitalaria, la iniciativa sigue siendo necesaria. A ‘Magallanes’ se le han sumado dos compañeras ‘doctoras’,  ‘Lluvia’ y ‘Leonor’, que “siguen, jornada tras jornada, ofreciendo su cariño y simpatía en los bosques de Hinojos, en Huelva”.

Desde la asociación cuentan que la historia de la burrita ‘Leonor’ es realmente conmovedora ya que llegó al Burrito Feliz tras fallecer el niño al que ofrecía terapia. Ahora, esta burrita, bautizada con este nombre en honor a la princesa Leonor, “está demostrando que el espíritu que demostró cuidando de su pequeño paciente seguirá permanentemente en esta ocasión con otros seres humanos que también la necesitan”.

La programación,  validada por María Jesús Arque, psicóloga clínica especializada en trastornos de ansiedad y estrés, consiste en terapia y abrazos con los burros del proyecto, paseo en compañía del asno por el bosque y, por último, interacción con el resto de los animales del centro de asistencia. 

La duración de la terapia oscila entre dos y tres horas y, en palabras de los participantes, supone "una recarga de pilas para seguir peleando contra el Covid-19”, aseguran desde la asociación.

Este es un proyecto solidario, asumido económicamente por los miembros de El Burrito Feliz que esperan que la Consejería de Salud  de la Junta de Andalucía se interese por el programa y colabore en el esfuerzo.

“Realmente nuestro agotamiento económico y de recursos es tremendo pero nos negamos a dejar a ni un solo sanitario que lo necesite sin apoyo”, afirma Cristina Mariño, coordinadora del proyecto ‘Doctor Burro’.

TE RECOMENDAMOS