Quantcast
El tiempo en: Jerez
Martes 29/11/2022  

Huelva

Concluye la primera fase del cierre ordenado del vertedero de Nerva

La empresa DSM anuncia el sellado del vaso I, correspondiente a residuos no peligrosos, que estuvo activo desde 1998 a 2005

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Vertedero de Nerva.

La empresa Diseño de Soluciones Medioambientales, DSM, ha finalizado el sellado del vaso I del vertedero que opera en Nerva (Huelva), correspondiente a residuos no peligrosos, que supone la primera fase del cierre ordenado de estas instalaciones tras alcanzar el final de su vida útil.

Este vaso fue el primero para residuos no peligrosos que entró en explotación en la instalación y estuvo activo de 1998 hasta 2005, año en que pasó a su fase de preclausura, tras la colocación de una capa de cobertura de tierras de 0,7 m de espesor como primera capa de sellado, ha informado la compañía en un comunicado.

El sellado final del vaso I se ha ejecutado en dos fases, una que se inició en 2021, y otra en 2022.

Esta actuación representa el primer hito de las siguientes clausuras que se realizarán en la instalación, siguiendo el plan presentado a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

En dicho plan, los sellados se desarrollan de forma sectorizada en las superficies de cada vaso, atendiendo a sus tiempos de llenado y en función de las capacidades aún disponibles en cada uno de ellos.

Dichas capacidades fueron aprobadas en la resolución de Autorización Ambiental Integrada de 2008, en la que se recogen los volúmenes autorizados a la planta y que aún no han sido ocupados en su totalidad; con este plan, se ordenan y adelantan los tiempos de sellado, que van a estar marcados por la vida útil de los distintos sectores, atendiendo a áreas más reducidas dentro del total de superficie de cada vaso.

De esta forma, se realizarán sellados parciales de los vasos sin necesidad de esperar al llenado del depósito en su totalidad y completar así el total de su ocupación; esto permitirá la progresiva integración en el entorno natural del espacio ocupado por los depósitos gracias a una transformación secuencial de las áreas en explotación en áreas revegetadas.

Una vez se han colocado los elementos de impermeabilización para el sellado, se pasa a la fase de revegetación para la restauración paisajística, unas labores que tienen como objetivos la minimización de los fenómenos de erosión a largo plazo y la potenciación del desarrollo de ecosistemas naturales mediante la introducción de las especies vegetales autóctonas de la zona.

El director general de DSM, Manuel Roca, ha incidido en "la importancia de finalizar de forma ordenada un proyecto que comenzó en 1998, y que entra en sus etapas finales, pero que demanda necesariamente agotar su capacidad autorizada para que en este tiempo se puedan acometer de forma paulatina las inversiones necesarias hasta su clausura final", tal y como se han ido aprobando en las sucesivas resoluciones administrativas. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN