El tiempo en: Jerez
Jueves 30/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

Endometriosis, la enfermedad silenciosa que afecta a más del 10% de las mujeres

Cinta Vidal, directora de la Unidad de Endometriosis del Servicio de Ginecología del hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, arroja luz sobre esta enfermedad

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La ginecóloga Cinta Vidal. -

Hace apenas unos días, el 14 de marzo, se ha celebrado el Día Mundial de la Endometriosis, una enfermedad que afecta a millones de mujeres en todo el mundo, concretamente a entre 10 y 15 mujeres de cada cien, y pese a ello, hace apenas dos décadas era prácticamente una desconocida.

Cinta Vidal Mazo, ginecóloga y coordinadora de la Unidad de Endoscopia y la Unidad de Endometriosis del Servicio de Ginecología de hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, arroja luz sobre una enfermedad que puede llegar a ser incapacitante por el dolor que provoca y que también genera trastornos en la fertilidad de las mujeres.

La endometriosis es “una enfermedad inflamatoria crónica relacionada directamente con el estado hormonal y que acompañará a la mujer durante toda su etapa reproductiva, mejorando, por tanto, cuando llegue la menopausia”.

Se le suele llamar también enfermedad silenciosa porque tarda muchos años en diagnosticarse. “Hasta hace apenas dos décadas era una enfermedad escasamente conocida tanto por profesionales de la salud como por las pacientes. Al tratarse de una enfermedad que cursa con dolor durante la reglas desde sus inicios, en cierto modo estigmatiza a las pacientes tanto en la escuela como en el ámbito laboral y las pacientes silencian su dolor”, explica Vidal, que recalca que “afecta  a 10-15 mujeres de cada 100 y en muchos casos va a incapacitar la vida de la mujer en muchas de sus esferas: física, mental, social, familiar, etc.

 

Vidal explica que la “piedra angular” del tratamiento es “el tratamiento hormonal encaminado a cortar la regla, que es el origen en el 90% de los caso de la enfermedad, siempre acompañado de hábitos de vida saludables”.

Sin embargo, “cuando la enfermedad se cronifica a lo largo de los años y el dolor se hace permanente, va a necesitar de un tratamiento quirúrgico que va a aliviar la vida de las mujeres que se someten a él, aunque un porcentaje de casos muy cronificados van a seguir con un dolor que ya no vamos a poder controlar con la cirugía. Es el denominado síndrome doloroso con sensibilización neurológica central”.

Para dar respuesta a estas pacientes y a los diferentes escenarios, en enero de 2018 se puso en marcha en el Juan Ramón Jiménez la Unidad de Endometriosis: “Las pacientes llegan a la unidad a través del ginecólogo cuando estos han realizado un diagnóstico de sospecha y, una vez establecido este diagnóstico, son derivadas a la unidad para hacer el diagnóstico de extensión y  los tratamientos oportunos, ya sean médicos o quirúrgicos, garantizando la continuidad asistencial en estas mujeres”.

Como en casi todas las enfermedades, la detección precoz es clave, pues cuando antes se conozca el diagnóstico, menos avanzará la enfermedad. Por ello, lanza un mensaje claro: “Cualquier dolor pélvico relacionado con la menstruación que no cede con analgésicos habituales debe investigarse su origen”. Hay que desechar, por tanto, viejos mantras de que la menstruación duele.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN