El tiempo en: Jerez
Martes 28/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jaén

Fitness con turrón y polvorones

Mantener la dieta en estos días marcados por las celebraciones con familiares y amigos no es tarea fácil para los deportistas

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Visita al gimnasio. -

Despedir un año, celebrar la Nochebuena o Nochevieja y abordar comidas de empresa, familiares y entre amigos puede convertirse en un arma de doble filo en estos días. Luego llegarán los ‘madres mías’ y, como cada año nuevo, las inscripciones al gimnasio. Pero hay otra perspectiva también en estos días por abordar y no es otra que la de los que cada día del año pasan por el gimnasio para ejercitarse y, en muchos casos, continuar con su preparación para la alta competición.

Nos acercamos hasta el Lizard Gym para preguntar por estas copiosas comidas que pueden tener luego un reflejo en cuerpos esculpidos a golpe de mancuerna y sacrifico diario. ¿Qué se puede comer? ¿Qué es mejor no acercarse a la boca? Surgirán más preguntas, pero hay una cosa clara en un preparado como Juan Luis Alcázar (Engine Team): “Son dos noches especiales las que cada uno afronta. Cada uno de los deportistas que preparo sabe que puede comer tranquilamente, que también es necesario. Todos saben qué hay que tener también cabeza, pero no son días como para seguir una dieta estricta. Se puede comer de todo, pero eso sí, habrá que trabajar después”.

Una cosa si está clara porque en el menú habrá grasas, proteínas y carbohidratos. Todos juntos incluso antes de la llegada de la glucosa en forma de turrón o polvorones, pero un día es un día. O dos. Las recomendaciones de Juan Luis Barrera (Lizard Gym) pasan por el marisco, pero tampoco mira de forma taxativa a no poder afrontar una comida copiosa o generosa: “Hay que comer lo que te pongan en esos días. Por ejemplo, el marisco sabemos todos que es ideal, pero también la carne por sus proteínas. Luego llegan los dulces de estas fechas y, claro, ahí ya es difícil contenerse. Hay que entender el enorme sacrificio que supone un deporte como el fitness y todo lo que lo rodea en el aspecto de alimentación y trabajo. No se puede pedir sacrificio en días tan señalados como estos”.

Habrá quien recurra, seguro, a la tortilla de arroz inflado, pero eso de coger volumen también es necesario para luego sacar músculo con el ejercicio físico en el gimnasio. Y si no, que se lo pregunten a Juan Luis Alcázar que programó una sesión de entrenamiento hace unos años post cena de Nochebuena. Más bien como anécdota porque el Fitness es también con turrón.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN