El tiempo en: Jerez
Lunes 20/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

Siete años de San Pablo y Caballeros siendo ZAS: “Ya no hay el bullicio de antes”

El resultado “desfavorable” de las mediciones del ruido en estas calles enfada a los locales de ocio: “Las mediciones se hicieron metidos en Navidades"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Advertisement Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La calle San Pablo en una imagen de archivo. -

Aunque desde hace meses el foco por los problemas de la movida está puesto en las calles Algarve, Remedios y Santa Ana del centro de Jerez, las siguientes en las que se realizarán mediciones acústicas ante las quejas vecinales para su posible declaración como Zona Acústicamente Saturadas (ZAS), el Ayuntamiento no quiere bajar la guardia en Caballeros, San Pablo y las plazas Vargas y del Clavo. Designadas ZAS en el año 2017, llevan desde ese tiempo con medidas restrictivas, salvo en los periodos en las que estas se han suspendido como ocurre durante el mes de diciembre con la temporada de zambombas. Y seguirán siendo Zonas Acústicamente Saturadas.

El Gobierno local lo comunicaba esta última semana remitiéndose a los resultados “desfavorables” de las labores de medición de los que ha hablado el primer teniente de alcaldesa, Jaime Espinar, sin entrar en profundidades aún. Un anuncio del que hosteleros de las vías implicadas no tenían notificación oficial y han conocido a través de la prensa, tal y como han asegurado a este medio. No se lo esperaban porque tanto la pandemia, como la diversificación de la oferta de ocio en el centro con nuevos locales, han dejado de concentrar las reuniones de personas en estas zonas en exclusiva.

De todas formas, tienen claro que haber realizado las  mediciones  “metidos en navidades”, ya avanzado el mes de noviembre, tampoco les ha favorecido y puede dar lugar a unos resultados viciados de antemano. “Ya se habían adelantado comidas, porque estaba todo saturado y si te ponen un micrófono en frente de Las Banderillas y sale un grupo de un bar cantando es inviable”, señala Richard, de Green Park, en San Pablo. Aun en esas circunstancias, este profesional  no oculta su sorpresa por el dictamen final.

“Ya no tenemos ni el bullicio ni el jaleo de hace años”, reconoce.  Ahora lo que espera es que las medidas a aplicar por la Administración local no vayan en la línea de las que se llevaron a cabo en la primera etapa, hace siete años. “Si nos ponen a las doce a recoger veladores nos están matando directamente. Porque ya a partir de la Feria  de Jerez se acaba la jornada. De hecho muchos negocios cierran por las tardes porque no son rentables. Y todos sabemos que en Jerez la gente sale a cenar a las diez y media de la noche”, agrega. Dentro de las medidas que conlleva la designación como ZAS y que esperan que el Ayuntamiento consensúe con los bares afectados, cree que la “menos mala” es suspender la concesión de nuevas licencias de aperturas de locales en la zona. La prefieren antes de que también se recorten horarios de cierre, que es otra de las opciones que también han sufrido en sus carnes.

En el seno de Asunico, que representa a buena parte de los hosteleros y locales de ocio de San Pablo y Caballeros, ven como un “despropósito” haber realizado las mediciones casi en la campaña navideña, lo cual entienden que no ha favorecido a la realidad actual de estas zonas. “Es que si hay grupos que van por la calle porque salen de comer, aunque no entren en los establecimientos, el ruido se dispara”, apunta su presidente, Manuel García, que advierte  de que las medidas que conlleva ser ZAS son “demasiado restrictivas”. Por ello, pide al Gobierno local que tenga en cuenta “todo lo que se ha luchado por el centro” y que han sido los hosteleros “quienes lo han levantado”. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN