Quantcast
El tiempo en: Jerez
Lunes 23/05/2022  

Jerez

“La prioridad es pagar a los proveedores; es la mayor apuesta por el empleo en Jerez”

Laura Álvarez, delegada de Hacienda y Personal, tiene como próximos retos la reducción de la deuda comercial y la aprobación del presupuesto para 2022

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

Tras presentar las cuentas generales de 2019 y 2020 -las primeras que se presentan en tiempo y forma en la historia reciente del Ayuntamiento de Jerez-, la máxima responsable de las áreas municipales de Hacienda y Personal tiene como próximos retos la reducción de la deuda comercial, la aprobación del presupuesto para 2022 y cerrar el acuerdo de cara al convenio laboral del personal laboral. Pese a la losa de los más de mil millones de euros de deuda, Álvarez se aferra a datos como el de la evolución del remanente de tesorería para reivindicar que están en la senda de la recuperación.

El remanente de Tesorería ha pasado de menos 161 millones de euros, en que lo dejó el PP, a 61 millones en seis años. Ésa es la senda

¿En qué medida están cumpliendo con la hoja de ruta económica que se marcaron en 2019 de cara a la regularización de la gestión contable del Ayuntamiento?

La verdad es que estoy muy contenta con la labor que estamos realizando porque nos encontramos una situación de colapso absoluto en 2015 a raíz de la gestión del PP en la que no se pagaba ni la Seguridad Social ni el IRPF de los trabajadores municipales. Desde que llegamos el objetivo era ordenar las cuentas, hacer aparecer las facturas que estaban en los cajones, porque eran de personas que habían prestado un servicio a Jerez, y solo en ese asunto nos encontramos con 120 millones de euros en operaciones pendientes de pago. Y ahora, ¿en qué situación estamos? Pues por primera vez en la historia de este Ayuntamiento, las cuentas de 2020 se presentan en tiempo y forma. Es algo como el tema de las oposiciones; algo que debe ser normal en la administración pública, pero que a causa de las gestiones anteriores no había sido normal. El simple hecho de cumplir con esas normas para llevar las cuentas a este pleno de octubre ha sido después de un camino farragoso en el que el anterior delegado Santiago Galván ya puso las bases, y podemos decir que estamos en la senda de reconducir la situación. No con bandera de victoria, porque una situación que se ha generado en 30 años no se va a resolver en seis. Los datos de la liquidación del 20 nos muestran muchas cosas positivas.

En la presentación de las cuentas generales de 2020 el titular fue que se habían cerrado con un superávit de casi 29 millones de euros, pero no sé si le da más valor al remanente de tesorería.

Es que, claro, tenemos superávit presupuestario, pero el remanente de tesorería, que es el que nos permitiría invertir ese superávit, sigue siendo negativo. Pero lo importante es que la foto fija que nos proporcionan esas cuentas sobre el remanente de tesorería nos permiten comparar la situación actual con la que existía en el Ayuntamiento en 2015. Entonces, el remanente de tesorería estaba en menos 161 millones de euros, y ahora estamos en menos 61 millones de euros. Estamos hablando de una mejora de ese dato en todo este tiempo de un 63%. Es un dato objetivo, muy bueno, en la foto final de la liquidación del 20 y que, por supuesto, nos dice que no hemos resuelto todos los problemas, pero que estamos en la senda de la mejoría. Ha supuesto muchísimo esfuerzo, controlando cada uno de los gastos, atendiendo a los sectores y sin dejar de prestar servicios públicos. De hecho, tengo que recordar que hemos mejorado el contrato de limpieza urbana de la ciudad, que hemos hecho público el servicio de ayuda a domicilio e incrementado una partida importante para atender a nuestros mayores, hemos sacado una oferta de empleo público de 71 plazas como no se recuerda desde el año 91, y hemos pagado a proveedores mucho más de lo que pagaba en 2014 el PP. Es una gestión de hormiguita con el objetivo de poner en pie la contabilidad municipal.

Ha citado la mejora en el pago a proveedores, pero el Ayuntamiento de Jerez sigue estando entre los primeros del ranking nacional que más tardan en pagar.

La cuestión, que también lo dice la liquidación del 20, es que en 2014, con el PP, de las facturas que se generaron en el año se pagó el 59% y en este 2020, de las facturas que hemos generado dentro del mismo año, hemos pagado el 83%. Hay que decir con rotundidad que estamos pagando más a los contratistas y debemos menos a los proveedores. En este sentido, no hay mayor apuesta por el empleo en la ciudad que nuestros proveedores y pequeñas empresas que nos suministran cobren en tiempo y forma y se responda a esas facturas de las empresas de la ciudad.

La deuda municipal se encuentra por encima de los mil millones de euros ¿A quién hay que creer cuando se dice que esa deuda ha subido o bajado en los últimos seis años?

Los datos de la intervención municipal de 2020 recogen esa deuda total, y es un dato objetivo de lo que debe el Ayuntamiento en este momento, y asciende a 1.007 millones de euros. En 2015 debía 1.008. Por lo tanto es absolutamente falso que en este periodo de seis años el Ayuntamiento haya incrementado la deuda. ¿Por qué hacen esa perversión o difamación de los datos cuando dicen que la deuda es de 1.016 millones cuando las cuentas son claras y públicas? Pues porque en 2014 la intervención no metía un criterio contable que son las provisiones, que es un criterio de prudencia que la ley dice que hay que meter en las cuentas, pero eso no es deuda. Es una cantidad con la que hay que contar por si me viene una deuda, de cara a tener una previsión. Tenían que haberla metido, y no la metían, pero nosotros sí hemos cumplido con ese criterio de prudencia y en la liquidación aparecen provisiones a corto y largo plazo por importe de 9 millones de euros, pero la deuda total no solo no ha aumentado, sino que ha bajado en un millón de euros, porque esos nueve millones no son deuda, sino una cantidad bajo un criterio de prudencia que se mete en la contabilidad.

Dentro de la deuda total a la que hacía referencia, durante el último año han conseguido reducir la deuda comercial a costa del incremento de la deuda financiera, pero se trata de pasar deuda de un lado a otro. ¿Han evaluado los riesgos que eso puede contraer para el Ayuntamiento de cara al futuro?

Lo primero que hay que entender es que una deuda con los bancos, en sí, no nos dice nada. Le pongo un ejemplo. Una familia vive en un piso alquilado. Su situación económica mejora y deciden comprar un piso. Firman una hipoteca para vivir en un sitio mejor. Una familia que no tenía deuda con los bancos pasa a tener deuda con ellos porque su situación económica se lo permite. Es un ejemplo de no tener deuda a tener deuda porque la situación económica mejora. Lo que estamos haciendo, evidentemente, es fijar una prioridad, que es pagar a los proveedores y contratistas, porque no hay mayor apuesta por empleo de cara a todas esas empresas, en su mayoría pequeñas y de la ciudad, que prestan servicios al Ayuntamiento. En ese 83% que hemos pagado este año de las facturas generadas en 2020, las empresas pequeñas cobran con relativa velocidad. Esta semana ya hemos pagado el césped de La Granja inaugurado la semana pasada. Lo que no pueden hacer los grupos políticos es extraer un dato frío sin ponerlo en relación con la situación y asustar a la economía de la ciudad, porque eso es muy peligroso. ¿Por qué es cierto que el periodo medio de pago a proveedores que sale en los listados es muy elevado?; porque aún hay facturas de Urbaser atrasadas de un volumen muy grande en ese listado pendiente y que ha generado un conflicto en torno a la cantidad que teníamos que pagar. Ellos decían que la cantidad era superior y nosotros que inferior, y nos hemos mantenido firmes y estamos ganando en los juzgados y vamos a llegar a acuerdos para poder atender la deuda real con la anterior concesionaria. A un lado esa cuestión, nuestra prioridad es pagar a los empresarios de la ciudad. Pagamos más barato porque la deuda comercial es muy alta y la deuda financiera es mucho más baja. Si pasamos de deuda comercial a financiera estamos ahorrando dinero al Ayuntamiento. Y tercera cosa, hay que recordar que el PP se fue sin pagar Seguridad Social ni IRPF, y conseguimos darle una solución con la prestamización de la deuda. Llegamos a un acuerdo con el Ministerio y hemos pagado en seis años 78 millones de euros a Seguridad Social. Todos los meses una barbaridad de dinero con intereses del fraccionamiento. Si hubiésemos destinado esos 78 millones a pagar a proveedores a día de hoy estaríamos a cero, no habría retraso en el pago a contratistas, pero hemos sido responsables para con la Seguridad Social.

¿Pero no le abruma que se le deba a los bancos más de 780 millones de euros? No digo ya por su posición actual, sino de cara al futuro, a quien pueda asumir el área de Hacienda en otro momento.

Evidentemente lo estamos hablando todo con el Ministerio, estamos mejorando todos los demás datos económicos para que el Ministerio entienda y sepa el trabajo que estamos haciendo. Todas las acciones desde todas las áreas han ido dirigidas a mejorar el tema económico.  

La crisis sanitaria ha dejado su huella también en las cuentas de Cirjesa y Ememsa a causa del cierre de actividad, ¿hay algún plan para reconducir la situación?

Hay que entender la situación. Todas las empresas han sufrido los efectos de la crisis económica. En Cirjesa aprobamos un plan de recuperación económica con diferentes planteamientos, donde se buscaba una gestión eficiente de los gastos y un aumento de inversiones a través de diferentes acciones para incrementar el capital de Cirjesa. En Ememsa, igual que en cualquier empresa de la ciudad, si durante un periodo largo han cerrado su principal actividad, en este caso la actividad cinegética, evidentemente se ha resentido. A final de año con el fondo de contingencia, y previa autorización del Ministerio, destinamos una cantidad importante a ayudar a los comerciantes, el turismo, la hostelería. El Ministerio también ha destinado algunos fondos para compensar, como el caso de Comujesa con el transporte público, pero hay otras actividades que a día de hoy siguen sin contar con mecanismos de compensación ni desde la Junta ni desde el Gobierno central y que hemos tenido que soportar a pulmón desde el Ayuntamiento. Desde las diferentes gerencias se han planteado posibles planes de recuperación de aquí a cuatro años, pero la situación no es sencilla porque no ha llegado dinero de las administraciones superiores para hacerle frente. Solo nos han llegado 735.000 euros de los fondos del Estado para atender a las personas más necesitadas. El Ayuntamiento no ha contado para las financiaciones, pero la Junta sí ha contado con financiación del Estado para afrontar la situación, con más de 9.000 millones de euros, pero a los ayuntamientos no ha llegado nada.

En el caso de Cirjesa, ¿ven en realidad con buenos ojos la posible ampliación accionarial de la Junta, o creen perjudicial perder la condición de socio mayoritario?

Fuimos los primeros en plantear que era insostenible que un ayuntamiento, con una situación económica difícil, soportara a pulmón un circuito. A nivel mundial es el único circuito sostenido por un ayuntamiento, y es absolutamente falso que la Junta aporte dinero al Circuito. Los gastos de funcionamiento del Circuito de Jerez se soportan con la actividad económica que genera y con la transferencia municipal. La Junta lo que hace es un contrato de publicidad durante el Gran Premio, no pone dinero para los gastos de funcionamiento del Circuito. Lo que hace es pagar para que el nombre de Andalucía y de Jerez esté a nivel mundial. Nosotros entendemos que Jerez no es justo que soporte de manera única los gastos de funcionamiento del Circuito, cuando vemos que, con la llegada del Gran Premio, ciudades como Rota, Conil, El Puerto, Chiclana, Cádiz… Todo el mundo se nutre de lo que genera el Gran Premio, y entendemos que esos ayuntamientos no lo paguen, pero lo que no entendemos es que esto no se sostenga entre la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento. No nos da miedo hacer un reparto diferente de las acciones de Cirjesa, porque sabemos que el Circuito está en la ciudad, nadie lo va a mover de Jerez, y no es determinante que quien presida el Gran Premio es el presidente de la Junta o la alcaldesa de Jerez. Eso no va a cambiar en nada, pero nos interesa a todos que una administración que multiplica por mucho lo que es el presupuesto municipal, aporte más al Circuito de Jerez, porque es una deuda que mantiene la Junta con la ciudad.

Este año han prorrogado el presupuesto de 2020, ¿han avanzado ya en algo de cara al de 2022?

Estamos terminando el esqueleto con el que poder iniciar las negociaciones con los grupos de la oposición, pero hace falta la visión real de las necesidades de todas las áreas municipales, que es lo que estamos ultimando. A falta de poder trasladar a capítulo 6 las intenciones políticas de este gobierno, estimo que para la última semana del mes de octubre podremos sentarnos con los grupos políticos con un borrador con puntos en firme de cara a encontrar puntos de unión que nos permitan que la ciudad tenga presupuesto para 2022.

La Junta ha dejado a Jerez fuera de tres cursos para formación, pero el PP critica que en 2020 han dejado sin ejecutar cinco millones de euros del programa de fomento del empleo.

Eso me parece una lectura perversa de la ejecución presupuestaria. En el presupuesto municipal de Empleo hay partidas que no se puede ejecutar porque tienen una serie de condicionantes con las ordenanzas, pero no hay que ver el empleo como un cajón estanco, y no hay mayor apuesta por el empleo que la realizada por Bienestar Social el último año a la hora de cofinanciar con 800.000 euros al 50% el plan de empleo de Diputación, que es el último que se nos ha concedido, y después de que la alcaldesa dijese que nosotros íbamos a poner el mismo dinero que la administración que nos ofreciese un plan de empleo, algo que no pudimos hacer con el plan de empleo de la Junta ya que no financiaban el cien por cien de la contratación, puesto que los trabajadores tienen que cobrar lo mismo que los de la plantilla municipal aunque procedan de un plan de empleo. La subvención de la Junta no financiaba el contrato del personal y era un verdadero problema, ya que exigía una cofinanciación de más de cuatro millones de euros sin previo aviso ni presupuestar. La Junta pudo cambiar la disposición de las contrataciones. No solo tuvimos que renunciar nosotros, también lo hizo el de El Puerto, donde gobierna el PP. Porque era insostenible. La Junta no escucha a los ayuntamientos.

¿Cómo va hasta ahora la ejecución de los fondos Edusi? ¿Va todo en plazo?

Sí va en plazo, y no solo se están ejecutando los proyectos sino que se van pagando en tiempo y forma para que la fiscalización del Ministerio nos reporte rápidamente el dinero a las arcas municipales. Estamos en un 91% de ejecución, y tenemos además buenas noticias, ya que el Ministerio nos notificó que se ha ampliado el plazo de ejecución de Edusi un año más, con lo que tenemos la tranquilidad de ampliar el margen de ejecución de los proyectos hasta 2023, aunque el objetivo sigue siendo ejecutar al cien por cien el año próximo y poder recabar más fondos de otras Edusi, ya que se van a repartir nuevos fondos de ayuntamientos que han renunciado a sus proyectos.

Ha creado una oficina técnica para la gestión de los fondos Next Generatión ¿A qué aspiran realmente dentro del amplio catálogo de propuestas que realizaron?

Este verano hemos presentado más de 176 expresiones de interés ya que los ministerios no han parado de sacar convocatorias, y la oficina no solo viene a reforzar los fondos Next Generation, sino que desde Europa se está poniendo encima de la mesa una cantidad de dinero impresionante y entendíamos que con la vorágine de fechas y convocatorias necesitábamos un equipo que reforzara a todas las áreas, que coordinase los tiempos de las convocatorias, para poder competir con todos los ayuntamientos para conseguir el máximo de financiación. Ya nos hemos presentado a las tres convocatorias que han realizado y es verdad que en algunos casos tenemos dificultades, porque exigen cofinanciación y además el pago del IVA.

Desde el PP critican que ya hayan destinado 500.000 euros a la contratación de asesorías externas. ¿Por qué esa labor no la pueden hacer los técnicos municipales?

Todas las convocatorias salen con plazos muy pequeños y suponen un trabajo intensivo con conocimientos específicos que a día de hoy nuestro personal municipal en muchos casos no encuentran tiempo para hacerlo en el orden del día de sus tareas. Las asesorías se contratan porque nos orientan, nos asesoran, nos marcan los tiempos, nos avanzan trabajo, y por supuesto que los técnicos municipales también están trabajando al cien por cien en convocatorias, pero a veces el día a día hace imposible llevar adelante todo ese trabajo, de ahí que sea importante reforzar esa labor, ya que en muchos casos las convocatorias se van solapando, hay que reunir a los sectores, hacer un proyecto transversal y supone una jornada laboral completa. Si no hiciésemos esas contrataciones externas tendríamos que parar el Ayuntamiento porque en ocho horas al día no da tiempo a trabajar en un proyecto que hay que presentar en dos meses y compitiendo con otros muchos ayuntamientos.

Está pendiente la firma del acuerdo del convenio municipal del personal laboral. ¿Ve cercano el acuerdo con los representantes de los trabajadores y qué le han parecido las demandas planteadas desde la ATMJ?

Empezamos hace casi un año la negociación en dos mesas, la de funcionarios y la de laborales. Los avances eran buenos y la dinámica también. Pero en la mesa de laboral lo que ocurrió fue que se abrieron dos expedientes disciplinarios a dos trabajadores, y en ese momento el comité de empresa se planta y nos dice que o quitamos los expedientes o la negociación se para. Esa es la verdad de la historia. Después se buscaron excusas, porque cuando dejas a una parte de la plantilla sin negociación ni acuerdo, y ves que en la otra mesa se trabaja con normalidad, se llega a un acuerdo y se consiguen mejoras laborales, hay que defender tu posicionamiento delante del personal laboral, y se inventan la excusa de que debíamos una paga extra, la de 2012, la que quitó Rajoy, cuyo pago estaba contemplado, tal y como se hizo. Fue todo una nueva puesta en escena y ya entonces tuvieron que admitir que se volvían a sentar a negociar. La primera mesa la tenemos el 21. Ya han trasladado sus demandas, pero cuando vi la de la ATMJ tuve sentimientos encontrados, porque si yo me siento a negociar contigo y en la primera sentada yo te pido la torre Eiffel, cómo voy a poder dártela si sabes perfectamente que yo no puedo dártela, no me pertenece, no está en mis posibilidades. Yo lo que entiendo es que no tienes voluntad de negociación. De ese comunicado lo único que puedo leer es que la voluntad de negociación brilla por su ausencia por parte de este sindicato. Deseo y espero que impere la sensatez y encontremos puntos en común para mejorar las condiciones laborales, pero con los pies en la tierra, teniendo presente la situación económica de la ciudad.

Acaba de culminar el plazo para participar en la nueva oferta de empleo público. ¿Tiene ya constancia de cuántas solicitudes se han presentado y qué previsión hay de realizar nuevas convocatorias de futuro?

Tenemos más de diez mil solicitudes. Ya estamos trabajando en la nueva OPE. Sabemos ya algunas cosas que vamos a poner en marcha, pero primero tenemos trasladarle la propuesta a los sindicatos. Desde que llegamos al gobierno la alcaldesa Mamen Sánchez me dijo que la gestión de los recursos humanos había que cambiarla, tenemos que parecernos a una administración pública, y en las administraciones públicas se aprueban cada año ofertas públicas de empleo.

Han criticado el empeño del PP de judicializar la vida política, pero ustedes han recurrido igualmente ante el Supremo el nombramiento de Saldaña como portavoz municipal. ¿Qué diferencia hay?

Hay una diferencia muy clara. Nosotros no somos el PSOE, sino el Gobierno municipal, y el Gobierno municipal defiende sus acuerdos en todos los ámbitos. Si llevamos un acuerdo a junta de gobierno es porque está argumentado, con sus informes jurídicos, económicos, de intervención, con todas las cosas bien hechas. Y si se aprueba en junta de gobierno, nuestros acuerdos los defendemos en todas las instancias, pero de todos los tipos. Mientras que la Justicia no nos diga que estamos equivocados, los acuerdos municipales se defienden en todas las instancias. Es bastante diferente. Defendemos ese acuerdo y creemos que tenemos razón.

TE RECOMENDAMOS