Quantcast
El tiempo en: Jerez
Martes 30/11/2021  

Jerez

Las jugueterías avisan: mejor evitar las compras de última hora

Las tiendas del sector llevan semanas con apartados de juguetes de los consumidores más previsores ante los problemas de stock registrados a nivel mundial

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • La campaña de navidad puede adelantarse.
  • Acoje llama a la calma. Aconseja evitar la compra compulsiva y anima a ir haciendo apartados

Los padres que apuren a la hora de encargar los regalos de Reyes  puedes encontrarse este año con verdaderos problemas en las jugueterías para cumplir las expectativas de los más pequeños de la casa, especialmente si se trata de artículos interactivos, electrónicos o clásicos de la marca Leggo o Playmobil.  Aunque no es el único sector que ya se está viendo afectado por el problema de stock a nivel mundial, sumado a la dependencia del mercado asiático y la escasez de contenedores, sí es uno de los que puede salir peor parado por la campaña navideña. De hecho, como ya está ocurriendo en otras ciudades, en las propias tiendas especializadas de juguetes de la ciudad ya llevan semanas notándolo.

Pero no solo las familias tienen que ir animando a sus hijos a que preparen las cartas, las tiendas también se están adelantando para saber con qué mercancía pueden contar. En El Torreón Escondido, en la calle Larga, aunque se han anticipado para no tener problemas de suministro, sí les consta que hay marcas con las que trabajan todas las campañas y con las que siempre “llegaba todo sin problemas” que no les garantizan que cuente con los pedidos para la Navidad.  “Algunas me han mandado el calendario y el 60% de la mercancía llega más allá de enero, cuando otros años yo he empezado a comprar a finales de septiembre y principios de octubre”. 

Problemas de escasez y precios más altos

De hecho, a Miguel Ristori, propietario de este negocio, también está al tanto de firmas que incluso no tienen disponibilidad hasta el mes de marzo, lo cual puede pasarles factura si se trata de colecciones asociadas a series del momento o películas. “Es que si eso ocurre ya no me interesa que lleguen”, admite. Normalmente, las compras se activan a finales de noviembre, coincidiendo con el Black Friday, este año lo recomendable es ir ya haciendo la hoja de ruta antes para no tener disgustos de última hora, tanto por la escasez como por el precio.

¿Tiene esta situación algo de bueno? En cierta medida este comerciante entiende que lo más positivo podría ser que la campaña de navidad “se alargase en el tiempo” y empezara antes, aunque todo es una incógnita.  “Va a depender todo un poco de la suerte, de que entre mercancía, pero igual esperan una mercancía que no llega, quien como consumidor espere al último momento, puede tener problemas. Yo me iría anticipando”, apunta. ¿Y qué dicen los clientes? En el caso de su tienda, lo comentan, a todos les ha llegado esta problemática mundial, pero los encargos aún no son masivos.

En Toy Planet, en la Plaza Esteve, sí están notando que los apartados de los regalos se han adelantado respecto a otros años por este motivo. “Llevamos ya dos semanas apartando cuando siempre se anima más todo a finales de noviembre; la gente se está enterando de que puede haber problemas de mercancía. Yo llevo cinco campañas de navidad trabajando y no tenemos las estanterías repletas como otros años”.

En Juguetos tienen asumido que “problemas vamos a tener seguro” y esperan otra campaña “rara”, como ya les ocurrió hace un año, pero debido a las restricciones horarias y la delicada situación sanitaria. “Hay fábricas que ya han parado la fabricación, Leggo ya no suministra más”, señala Tamara Beardo, encargada de la tienda, que tiene claro que en su caso, al ser una firma nacional, no se van a quedar sin juguetes, pero avisa ya de lo que más va a escasear: coches teledirigidos y artículos interactivos. En su tienda también tienen ya medio centenar de apartados de gente “precavida” a las que les preocupa un poco no dar con lo que quieren en plenas fiestas.

Por su parte, desde Acoje lanzan un mensaje de tranquilidad y animan a los consumidores a hacer apartados con tiempo sin caer en la compra compulsiva. “Si no hay un modelo en concreto, puede haber otro, los niños no se van a quedar sin juguetes”. En Carrusel, el establecimiento de la calle Algarve,  asegura que los primeros apartados fueron en julio, una circunstancia que no es excepcional. “Nuestro cliente está acostumbrado a planificar y organizarse los pagos para que no se les acumule”, apunta su propietaria y presidenta de la asociación de comerciantes, Nela García.

TE RECOMENDAMOS