Quantcast
El tiempo en: Jerez
Lunes 23/05/2022  

Jerez

La Junta admite un ‘pinchazo’ en la previsión de uso del carril bici

Asume que aún no se han cubierto las expectativas, mientras que ‘Jerez en bici’ cree que la tendencia es positiva porque “se partía desde cero"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Carril bici en Jerez.

El Plan Andaluz de la Bicicleta 2014-2020 permitió que Jerez se incorporara a la red de carriles bici y dispusiera de alrededor de 30 kilómetros de trazados distribuidos por diferentes itinerarios, lo que supuso una inversión de 5,8 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía.

La previsión de viajes diarios era de 29.000, 8.700 de ellos restados directamente de los coches. Ahora, el Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad de Andalucía (Pitma 2021-2030) admite que a nivel general los resultados de aquella apuesta que se hizo por la movilidad sostenible en el conjunto de la comunidad autónoma están “muy por debajo de los objetivos previstos”.

Lo hace en base a otros datos -que aún no se han divulgado- y que se incluyen en los Planes de Transporte Metropolitano, que se encuentra actualmente en redacción.

El Pitma 2021-2030 reconoce que más allá de construir tramos de carriles bici, “faltan políticas urbanas y metropolitanas, no sólo de infraestructuras, sino también de sensibilización, así como de fomento de la intermodalidad con otros medios sostenibles, como el transporte público”.  

El colectivo Jerez en bici comparte básicamente esas sensaciones, aunque muestra mayor optimismo que el documento elaborado por la Administración autonómica porque en el caso concreto de Jerez “se partía desde cero”.  

“Si se compara la cantidad gente que utilizaba antes la bicicleta y la que la utiliza ahora vemos que el escenario ha cambiado. La percepción al menos es que ahora se puede utilizar la bicicleta como medio de transporte, algo que antes ni siquiera se planteaba, y eso es porque existen unas infraestructuras”, sostiene Alejandro Renedo.  

Eso no quita para que se demanden mejoras, que pasan por la supresión de determinados puntos negros o la ampliación de la red, de modo que se favorezca la comunicación entre tramos de carriles actualmente inconexos.

También es necesario garantizar el mantenimiento de las infraestructuras ya existentes. Pero fundamentalmente lo que se reclama desde la asociación Jerez en bici es que se apueste por poner en marcha iniciativas encaminadas a incrementar la seguridad de los ciclistas.

“Para que se incorpore más gente al uso de la bicicleta debe existir la percepción de que moverse por Jerez no entraña un riesgo, que la gente no vea que su vida está en peligro por montar en bicicleta fundamentalmente”, explica.  

Cuestión de mentalidad

Más allá de este tipo de cuestiones, Alejandro Renedo entiende que debe propiciarse un “cambio de mentalidad” que acabe con la idea de que “el diseño de la ciudad” esté pensado “para el coche”.

Así, por poner un ejemplo, advierte de que para activar “la mayoría de los semáforos de la red ciclista hay que darle a un botón, lo que supone un desplazamiento” para el usuario de la bicicleta.

Esa prevalencia del coche sobre el resto de medios de movilidad es algo que “percibe la gente” y que impide un mayor desarrollo de esas alternativas más sostenibles.

 En otras ciudades del entorno -con Sevilla como clara referencia- funciona con éxito un servicio de préstamo de bicicletas que en cualquier caso no se considera un elemento “clave” para un mayor uso.

En el caso de Jerez se considera más prioritario completar la red, creando una “malla más tupida” si cabe, y mejorar su seguridad. “Un servicio de préstamo ayudaría y sumaría más gente a la inercia, pero en Sevilla por ejemplo está más enfocado al visitante”.  

Jerez en bici aboga por la incorporación de carriles en zonas donde existe un riesgo evidente para el ciclista que circula por la calzada y por habilitar vías interiores tanto en los barrios como en el centro, sin que en algunos casos resulte imprescindible habilitar un carril físico como tal, sino que baste con una buena señalización.

Al colectivo no le gusta que los ciclistas circulen “por las aceras”, como se observa en algunas calles céntricas. Por eso reclama que en lugares concretos como Porvera se pueda reordenar el tráfico de modo que se habilite un carril bici que evite esas prácticas.

También se han planteado tramos de carril bici que comuniquen la rotonda del Catavino con la de la nueva Comisaría, en La Asunción, aprovechando la amplitud de las avenidas de la zona de Chapín, lo que también permitiría conectar con la avenida de Arcos.  

“Estamos relativamente satisfechos porque ahora ya la gente se plantea la bicicleta como una opción de transporte, pero nos gustaría que se siguiera avanzando y que esto no se quedara aquí”, subraya Alejandro Renedo.

TE RECOMENDAMOS