Quantcast
El tiempo en: Jerez
Lunes 24/01/2022  

Mundo

La incidencia vuelve a subir en Alemania tras 3 días a la baja

La incidencia acumulada se sitúa en 442,1 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en siete días

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Test en Alemania.

La incidencia vuelve a subir en Alemania tras tres días a la baja después de un noviembre de picos sucesivos diarios, mientras médicos ven insuficientes las nuevas restricciones anunciadas ayer por el gobierno saliente, el futuro ejecutivo y los líderes regionales.

Así, la incidencia acumulada se sitúa en 442,1 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en siete días, frente a 439,2 ayer, 438,2 hace una semana y 169,9 hace un mes, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada madrugada.

En su informe semanal, el RKI señala que el fuerte aumento de la incidencia en las semanas anteriores no tuvo continuidad en la última, lo que "podría ser un indicio de un leve debilitamiento de la dinámica de transmisión debido a las medidas notablemente más intensivas para la reducción de contactos".

No obstante, advierte, podría responder también a la creciente saturación en la sanidad pública y los laboratorios a nivel regional y la consecuente dificultad de notificar de inmediato los nuevos contagios.

Las autoridades sanitarias verificaron 74.352 nuevas infecciones en 24 días y 390 muertos con o por covid-19, frente a 76.414 y 357 hace una semana, mientras la cifra de casos activos ronda los 925.800.

La tasa acumulada de ingresos en siete días se sitúa actualmente en Alemania en 5,47 por cada 100.000 habitantes y la ocupación en las ucis de pacientes con covid-19 es del 21,0 % de las camas disponibles en las unidades de críticos para la población adulta.

El 71,6 % de la población de Alemania (59,5 millones de personas) ha sido vacunada, el 68,7 % (57,1 millones) con la pauta completa, mientras 11,3 millones han recibido ya una dosis de refuerzo.

En tanto, la Asociación Interdisciplinar Alemana de Cuidados Intensivos y Medicina de Urgencia (DIVI) celebró la ampliación de las restricciones a no inmunizados anunciada ayer, pero llamó una mayor reducción de contactos.

"Necesitamos restringir los contactos de manera notable, actualmente en efecto mejor para todos", dijo el presidente de la DIVI, Gernot Marx, en declaraciones a la red de medios RedaktionsNetzwerk Deutschland (RND).

Agregó que todavía se sabe demasiado poco sobre la nueva variante ómicron y que no se puede descartar que el efecto de las vacunas sea menor, y "debido a este desconocimiento es obligatoriamente necesario ser particularmente precavidos", dijo.

El presidente de la Asociación Federal de Médicos, Klaus Reinhardt, criticó las restricciones anunciadas ayer de insuficientes, aunque se mostró satisfecho por el plan de introducir la vacuna obligatoria.

Señaló que hacen falta medidas más duras para evitar la saturación del sistema sanitario y se mostró partidario de que vacunados y sanados deban presentar de manera obligatoria para entrar en bares y restaurantes, así como en actividades culturales y deportivas en interiores un test negativo adicionalmente al pasaporte covid.

Asimismo, en declaraciones al diario "Neue Osnabrücker Zeitung", consideró que los grandes eventos al aire libre deberían prohibirse totalmente o bien celebrarse sin público.

Dijo no ver ningún motivo para relajarse a pesar del ligero descenso de la incidencia en los últimos días, sobre todo si se tiene en cuenta que la ocupación máxima en las ucis se espera para finales de diciembre hasta mediados de enero.

"Tenemos que reaccionar ahora, y para ello un paró de la vida pública para los no vacunados lamentablemente es inevitable", afirmó.

TE RECOMENDAMOS