Quantcast
El tiempo en: Jerez
Sábado 21/05/2022  

Jerez

Un regalo que cambia vidas en forma de corto y en Navidad

El director portuense Abraham Beato estrena su nuevo cortometraje, ‘El regalo’, con los niños que necesitan una familia de acogida como argumento motor

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Un momento del rodaje de El regalo
  • Es una historia ambientada en la noche del 6 de enero, en la que un grupo de niños piden en su carta una familia por Reyes

Inmersos de llenos en las fechas navideñas, es normal que nos inunden las historias emotivas que buscan movernos el corazón. Muchas de ellas, contienen una importante enseñanza que buscan que nos lancemos a realizar una acción. Eso es lo que busca el precioso cortometraje que ha estrenado recientemente el director portuense Abraham Beato. El regalo tiene por título esta historia que se relaciona directamente con la acogida de niños menores que se han quedado sin familia. Con una motivación propia debido a que Beato es padre de acogida de una pequeña de diez años, se lanza a contar esta historia después de que en “una de las visitas que hacemos con ella a hablar con la asistenta social de Puerto Real me proponen hacer un corto para la campaña de Navidad  Tu familia, mi hogar con los menores en centro de acogida sin familias para promover y mover las concienciar para que estos chicos encuentren una familia”.

“Suelen estar allí por diversos motivos, en su mayoría son menores que han sido retirados de sus padres bien por drogas o por asuntos varios. Están en estos centros de protección totalmente retirados de sus familias biológicas”. Por esta misma semilla, este proyecto ha sido posible gracias a la colaboración de la Asociación Andaluza de Centros Católicos de Ayuda al Menor (Accam) y la Junta de Andalucía.

Sin desvelar muchos secretos, Abraham Beato narra que este cortometraje se centra en “una historia que está ambientada en la noche de reyes en la que un grupo de niños que están en un centro de protección aprovechan la carta de los Reyes Magos para pedir una familia”. El regalo no es más que una historia que el propio director ha vivido en primera persona, por lo que cobra aún más significado para él. Como toda obra artística, tiene un fin moral y la finalidad de este cortometraje no es otra que “dar a conocer un asunto que carezca de información, nos hacemos muchas preguntas con este tema y quizás tenemos idealizado el adoptar a niños de otros países, pero aquí en la provincia de Cádiz hay niños así. El número de niños en centros de acogida ronda los 300 sólo en la provincia de Cádiz, es un numero bastante alto”, explica Abraham Beato.

Sobre el recorrido que en las primeras semanas de vida ha tenido este cortometraje, su director alega que “ya ha sido proyectado y presentado y ha hecho un recorrido por universidades y es una historia que ha conmovido, que ha generado sensación de tristeza por la historia que cuenta, pero ha dejado una ventana abierta a que haya personas interesadas en la acogida”. En cuanto al apartado técnico, este cortometraje sigue el crecimiento natural que desde hace meses viene experimentando este director quien, tras La Vida de Adela, el primer cortometraje con actores profesionales, ha contado para la realización de este nuevo proyecto con “actores profesionales de la talla de Alicia Torrejón, Chema de la Flor… y he contado por primera vez de un grupo propio de profesionales técnicos de Algo está tramando y contar con vestuario, director de fotografía, maquillaje… hemos profesionalizado el grupo técnico y ciertamente estoy muy satisfecho porque se han ido sumando gente y caras nueva”, cuenta ilusionado el joven director sobre el paso adelante que se ha dado en este proyecto. 

Este cortometraje llega tras la realización de La Vida de Adela, el cortometraje que tenía la vida después de la muerte y la forma de sobrellevar el duelo como argumento y que también dirigía Beato. Sobre el mismo, este director afincado en Jerez asegura que “fue un cortometraje que marcó un antes y un después en mi trayectoria, fue el primero que inicié con actores profesionales, con un grupo audiovisual genial y ha tenido una buena aceptación, por lo que estoy súper contento con ello”, añadiendo que esta experiencia novedosa, le sirvió “para tomar nota de los errores que todos cometemos cuando empezamos en cualquier mundillo”. Un crecimiento que se está haciendo de manera cautelosa y con calma puesto que según cuenta Abraham Beato, “tengo muy presentes mis inicios, empecé con pocos recursos y hoy verte con un grupo de trabajo de profesionales, gente con estudios en cine, cámaras profesionales y eso me da muchas fuerzas para seguir”.

A corto-medio plazo, este director que no se cansa de imaginar y pensar en nuevas historias, confiesa que “hay un par de guiones en boceto que voy a seguir trabajando y estamos dándole forma, pero de momento hay que tener en mente el cerrar El regalo”.

 

TE RECOMENDAMOS