Quantcast
El tiempo en: Jerez
Jueves 26/05/2022  

Jerez

Urbanismo insta a la propiedad al derribo del antiguo colegio Paidós

Si no atiende este requerimiento la finca sería incluida en el Registro de Solares, lo que implicaría su venta forzosa

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La Delegación municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Jerez ha instado a la propiedad del antiguo colegio Paidós a que acometa el derribo del edificio, que se encuentra abandonado desde 1997 y que se ha convertido en todo un quebradero de cabeza para los vecinos de La Vid.

En el supuesto de que este requerimiento no sea atendido en tiempo y forma, la finca se incluiría en el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas, lo que implicaría el inicio de un procedimiento de venta forzosa.

Esta orden de derribo se antoja por tanto el penúltimo paso administrativo para dar respuesta a una de las reivindicaciones más demandadas por los vecinos de esta zona de la ciudad, toda vez que el edificio se viene prestando desde hace ya demasiado tiempo al trapicheo de drogas y el vandalismo en cualquiera de sus variantes.

El propio teniente de alcaldesa de Urbanismo, Infraestructuras y Medio Ambiente, José Antonio Díaz, explicó la situación actual de este inmueble en el último Pleno municipal, respondiendo así a una interpelación del grupo Adelante Jerez, que demandaba la inclusión de la finca en el Registro de Solares.

Díaz dejó claro que ese paso previo al inicio del procedimiento de venta forzosa no puede ser arbitrario, resultando imprescindible agotar una vía administrativa que es tan garantista como farragosa en muchas ocasiones.

En este caso en concreto conviene recordar que desde Podemos se advirtió hace poco más de un mes que la finca pertenece a Intrum Holding, un fondo buitre noruego que se ha convertido “en uno de los mayores caseros del país” a base de comprar propiedades inmobiliarias de diversas entidades bancarias a bajo coste.

Según las cuentas de la formación morada, este fondo controlaría “alrededor de 42.000” inmuebles en España, valorados “en 7.000 millones de euros”.

Y en esa relación se encontraría también el antiguo colegio Paidós, cuyo derribo tendrá ahora que acometer si quiere evitar su inclusión en el Registro de Solares y el inicio del procedimiento de venta forzosa, si bien todo apunta a que la propiedad dejará pasar el plazo otorgado por el Ayuntamiento para evitar los costes de demolición y llegado el caso se conformará con ingresar el dinero de esa operación, dejando todo el peso de la misma a la propia Administración local.

En su intervención en el Pleno, José Antonio Díaz insistió en la idea de trasladar “un mensaje claro a los fondos de inversión”, que son quienes están detrás de muchos de los inmuebles abandonados tanto en el centro histórico como en otros rincones de la ciudad, en el sentido de que “si no cumplen los requerimientos” municipales, el Consistorio actuará en base a la legalidad vigente para someter sus propiedades a procedimientos de venta forzosa.

Desde que el Ayuntamiento apostara claramente por la inclusión en el Registro de Solares de aquellos inmuebles abandonados cuyos propietarios no atendían los reiterados requerimientos de intervención que les llegaban desde la Delegación municipal de Urbanismo ya se han adjudicado hasta cinco fincas a través de este mecanismo: Juana de Dios Lacoste 12, Honsario 15, Puerto 5, Molino de Viento 7 y Rayón 1.

Además, se encuentran en marcha otros tantos expedientes que se cerrarán con la adjudicación de las fincas a nuevos propietarios en estos próximos meses.

Entre esos casos se encuentra el de la finca que ocupa el número 22 de la calle Vista Alegre, cuyos propietarios han incumplido la orden de demolición que les fue remitida, asumiendo estos trabajos el propio Ayuntamiento de manera subsidiaria, lo que también dará paso a la venta forzosa del solar resultante.

Algunas de las fincas abandonadas van a permitir el desarrollo de proyectos culturales y educativos. Así, el solar de Molino de Viento 7 fue recientemente adjudicado por 50.005 euros a particulares que tienen intención de construir un equipamiento cultural dirigido especialmente a la infancia y la juventud, contribuyendo de este modo a la dinamización del barrio de San Miguel.

Por su parte, la parcela de Rayón 1 fue adjudicada por 66.500 euros a la Inspectoría Salesiana, cuyo propósito no es otro que el ampliar las instalaciones del colegio Oratorio Festivo, dotándole de nuevos espacios destinados a actividades educativas, formativas y deportivas.

“Mantener en buen estado las fincas es un deber indiscutible de todo propietario, por lo que no daremos respiro a los que incumplen, ya que Jerez y los jerezanos se merecen calles bien cuidadas y accesibles y edificios en buen estado que contribuyan a la buena imagen de la ciudad”, ha subrayado el teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz. 

TE RECOMENDAMOS