Quantcast
El tiempo en: Jerez
Viernes 09/12/2022  

Jerez

“O se arregla la normativa o no vamos a la Feria del Caballo”

Los hosteleros de Jerez apoyan los paros en las ferias convocados por la Asociación Andaluza de Hostelería de Feria por la reforma laboral

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una imagen de la Feria del Caballo.
  • Reclaman un régimen especial para poder desarrollar su actividad
  • “¿Qué hacemos?¿Abrimos de dos a diez de la noche e incumplimos la ordenanza municipal de la Feria?, señala Carrasco

El ansiado regreso de la Feria del Caballo de Jerez tras dos años suspendida por la pandemia va a tener que pelear con otro enemigo, y no estamos hablando del Covid. Ahora la nueva reforma laboral se ha convertido en otra amenaza más para el sector. La Asociación Andaluza de Hostelería de Feria ha convocado por “unanimidad” un paro en las ferias de la comunidad ante la “la falta de respuesta” a la reivindicación de una “necesaria y específica regulación” laboral para este sector por sus “singulares condiciones” y reclamar, al tiempo la “aplicación de un régimen especial”.

A día de hoy, el colectivo considera su actividad “inviable” tras los cambios introducidos en la normativa tras la nueva reforma laboral (Real Decreto-ley 32/2021, de 28 de diciembre), que justamente en todo lo relativo a contratación entraron en vigor ayer jueves. Así lo anunció el presidente de la asociación, José David Martín González, que advirtió que la reforma laboral aprobada por el Gobierno de la Nación introduce “importantes limitaciones" a la contratación temporal, unas condiciones que “dificultan y hacen prácticamente inviable”, a su juicio, la actividad en las ferias.

Por tal motivo, solicitan una ampliación de la jornada laboral (de más de 8 horas) y reducción del descanso que se daría posteriormente de forma acumulada. Asimismo, piden un régimen especial que “tenga en cuenta las particularidades del sector, al igual que sucede con otras profesiones o sectores, como pueden ser el personal en instituciones sanitarias o la relación laboral de carácter especial de las personas dedicadas a las actividades artísticas”.

Por lo pronto, las miradas en el calendario están puestas en las ferias de Mairena de Alcor (de 20 al 24 de abril), y la de Abril de Sevilla (30 de abril al 7 de mayo). La siguiente sería de la Feria del Caballo de Jerez (7 al 5 de mayo). En la actualidad, esta asociación comprende el 70% de las casetas que conforman la Feria de Sevilla y el 90% de las del resto de Andalucía. Aunque a nivel local desde hace años no haya una asociación de caseteros activa en Jerez, la cuestión afecta de lleno a la Feria, por lo que desde la Asociación de Hostelería de Jerez respaldan plenamente las medidas adoptadas por este colectivo a nivel regional, tal y como apunta el presidente de la Asociación de Hostelería de Jerez, Alfredo Carrasco. “Lo que están diciendo es muy coherente, si ya era difícil encontrar a profesionales de la hostelería, ahora ya es complicadísimo. O se cambia la normativa o no vamos a la Feria. Hay que buscar una fórmula. No va a haber gente para trabajar. Si ya es difícil encontrar una plantilla para un turno, para dos es imposible; a eso hay que sumar la fuga de profesionales que ha habido en el sector estos dos años de la pandemia”, señala.

Los hosteleros consideran “un verdadero problema” la coyuntura en la que les deja la nueva reforma laboral a la hora de contratar al personal, desde el propio modelo de contrato hasta los horarios. Según exponen, al desaparecer la figura de los contratos por obra y servicio a los que se refería hasta ahora, con nueva normativa tienen dos opciones: "Pasar los contratos a fijo discontinuo o tener 90 días al año para concentrar esos contratos temporales”. Unas circunstancias que los catering que ofrezcan eventos todo el año, aparte de las ferias, pueden sobrellevar, no sin dificultades, pero consideran “inviable” para los caseteros que solo quieran contratar empleados para la Feria, que pueden tener “verdaderos problemas”.

El otro “problema” en el que se centran es el de las jornadas laborales, que en las ferias suelen ser de 12 horas o más. No obstante, esto no es nuevo, no hay cambios en el tema de los horarios en la reforma laboral, aunque sí se prevé que haya más control de este asunto por parte de los inspectores, como ya ocurrió en 2019 cuando entraron en vigor los registros horarios obligatorios. 

Frente a la lectura rápida que se está haciendo estos días en redes sociales de la controversia, Carrasco es tajante. “No estamos defendiendo jamás que la gente trabaje ocho horas y eche 12, nunca vamos a defender una ilegalidad, pero no hay personal para hacer dos turnos, y hay que recordar que tenemos una ordenanza municipal para la Feria que recoge el horario  de dos a cinco de la mañana. ¿Qué hacemos?¿Abrimos de dos a diez de la noche e incumplimos las ordenanzas?”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN