Quantcast
El tiempo en: Jerez
Martes 09/08/2022  

Jerez

Acción de la Flampa, Marea Verde y Ecologistas para "limpiar" el tráfico en los colegios

Se suman así a la iniciativa promovida por distintas ciudades europeas para este viernes

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Fachada del CEIP Tartessos.

Flampa Jerez, junto con Marea Verde y Ecologistas en Acción se ha sumado a la convocatoria que numerosas comunidades educativas de varias ciudades europeas, incluidas muchas españolas, están planificando para el viernes. Piden colegios limpios de tráfico motorizado y aumentar la movilidad activa.

Un propósito noble, vanguardista y conectado con la transformación del espacio público que muchas ciudades abordan en la actualidad. La campaña consiste en reivindicar calles abiertas para la infancia, entornos escolares seguros, aire limpio y autonomía infantil y se está planteando en términos divertidos.  Por ello, hacen un llamamiento a las familias, al profesorado y la comunidad educativa para que se sumen. 

El objetivo final es desintoxicar los alrededores de los centros escolares para convertirlos en escenarios urbanos más amables. Recuperando la posibilidad, no sólo de prescindir de los vehículos motorizados, sino, incluso que las niñas y los niños puedan volver a acudir a sus centros de forma autónoma, acompañados de otros niños y niñas, agentes de movilidad o monitores escolares. En numerosas ocasiones se cita la movilidad escolar como uno de los principales caminos que las ciudades pueden emprender para impulsar una nueva relación con el espacio público y su sistema de movilidad. Incluso, esta convocatoria internacional se plantea superar el concepto de “Caminos Escolares” concebidos como un sistema de autoprotección de la población escolar, para dejar paso a espacios urbanos más sanos y seguros en los que los niños y niñas puedan desarrollarse en condiciones de libertad y sociabilidad adecuadas.

Para ello resulta imprescindible restar presencia a los coches en el espacio urbano, adoptar acciones decididas de calmado de tráfico y recuperación de superficie urbana desmotorizada para toda la ciudadanía. Hacer posible el juego, la conversación o la distracción en las calles se presenta como un interesante reto que no sólo beneficiará al alumnado, sino al conjunto de las personas.

En Jerez, en los últimos años se han dado pasos importantes en el objetivo de propiciar una nueva movilidad más sostenible para los desplazamientos de escolares, como los itinerarios de los autobuses urbanos que sirven los trayectos de institutos, la gratuidad de la tarjeta del transporte escolar, la ampliación de la red de carriles de bicicletas en el año 2012 con el Plan Andaluz de la Bicicleta o las restricciones del tráfico motorizado en las calles aledañas a algunos colegios. Todos ellos son pasos importantes, pero que hay que seguir avanzando. Aún faltan pasos por dar. Por parte del municipio hay que repensar y hacer un nuevo reparto del espacio público. Necesitamos aceras más grandes y arboladas, pasos de cebras más anchos y seguros, carriles para las bicicletas que lleguen a todos los centros educativos. Aparcamientos seguros para las bicicletas y Vehículos de Movilidad Personal (VMP) en los colegios e institutos.

Y un aumento del espacio exclusivo para personas, especialmente en los entornos escolares. Es necesario, además formar a jóvenes y mayores en la nueva movilidad, con campañas eficaces de educación vial que hagan frente a los nuevos retos de reducción de la velocidad y auge de nuevos vehículos como las bicicletas o VMP. Por parte de la Junta de Andalucía, entendemos como fundamental que la red de centros públicos llegue a todos los barrios y entornos urbanos, con centros que ofrezcan a las familias calidad y seguridad, cesando la amenaza del cierre de líneas y unidades, para que los niños y niñas puedan acudir a los colegios más cercanos a sus domicilios. En lo que se refiere a los educadores es necesaria una reflexión sobre los materiales que el alumnado lleva cada día al colegio. Si estamos hablando de salud, no es de recibo que un niño o niña de corta edad lleve una mochila con un peso totalmente inadecuado para sus circunstancias, obligándolo a tener que utilizar el coche para llegar a su centro.

TE RECOMENDAMOS