Quantcast
El tiempo en: Jerez
Martes 28/06/2022  

Jerez

El ascenso imparable de una jerezana en el fútbol

Marina Rivas disputó todo el Europeo Sub-17 como titular con España y sigue creciendo a grandes pasos, habiendo debutado en Primera División a sus 16 años

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Marina Rivas, durante el partido de la Selección Española frente a Países Bajos en el Europeo Sub-17.

La jerezana Marina Rivas ha estado en boca de todos estos días por la ciudad. El pasado fin de semana quedó subcampeona de Europa con la Seleccón Española Sub-17 tras disputar la final del campeonato contra Alemania. Un hito para esta futbolista de tan solo 16 años que competía por primera vez en un torneo oficial con el combinado nacional y que crece a pasos agigantados, habiendo debutado ya en la Liga Iberdrola, la Primera División femenina, con la camiseta del Real Betis.

Marina habla de su experiencia con España y dice que “mientras estás allí no te lo crees y hasta que vuelves a casa no te das cuenta. Lo he disfrutado muchísimo gracias a mis compañeras. Hemos creado un grupo compatco, estamos muy unidas y hemos conseguido ser subcampeonas. El primer objetivo era conseguir clasificar para el Mundial y lo conseguimos. Eso es una ilusión grandísima”.

La única espinita clavada fue la de perder la final en la tanda de penaltis, un momento en el que la jerezana sintió “algo de rabia y coraje porque merecíamos ganar igual que Alemania, aunque los penaltis a lo mejor es algo de suerte y eso nos faltó”, pero no duda de que “hemos realizado un grandísimo torneo y estamos súper orgullosas”. Un torneo a cuya final llegaron “sin encajar gol, algo que es súper importante. Y la final estamos hablando que fue contra Alemania, que es algo muy gordo”.

En ese partido, Rivas se llevó un golpe en la cabeza y fue sustituida en el descanso “aunque yo quería seguir. Como el míster vio al descanso que a la otra chica se la tuvieron que llevar decidió quitarme a mí también”. Pero ella insiste en quedarse con lo positivio, con un gran Europeo completado por España en el que “todo el mundo nos decía que ver el juego que realizamos nosotras es muy complicado. Hay que estar orgullosas. Es una pena no haber ganado, pero ser subcampeonas está también muy bien”.

El seleccionador Kenio Gonzalo ha depositado su confianza en ella, siendo Marina titular en todos los encuentros de esta Eurocopa Sub-17: “Nunca te sientes una pieza muy fija, pero es verdad que la confianza del entrenador es muy importante tenerla. Yo la he tenido y voy a seguir trabajando para ver si en el Mundial sigo teniendo esa confianza”. Y si en un equipo es importante la confianza del entrenador, también lo es la relación entre las integrantes del plantel. En ese sentido, la jerezana destaca que “nunca me he sentido tan cómoda en un equipo y eso se ve reflejado en el campo. Estamos súper unidas y vamos todas a una. Fuera del campo es verdad que mantienes el contacto con algunas más que con otras, pero como estamos en la misma liga nos vemos. Mantenemos el contacto”.

Y el siguiente objetivo: el Mundial de la India el próximo mes de octubre. Para ello llega el verano “y no podemos quedarnos paradas. Hay que seguir trabajando si queremos hacer el mismo homenaje a España que hicimos en Europa. Vamos a seguir trabajando, habrá otros entrenamientos previos al Mundial para llegar de la mejor forma posible”.

Llega el final de temporada, Marina juega en el Real Betis y ha tenido oportunidad, a pesar de su juventud, de poder jugar ya algún partido en Liga Iberdrola: “El entrenador tiene confianza en mí y me da oportunidades. Todo lo que sea sumar minutos en Primera, bienvenido sea”. En una de esas oportunidades de jugar en la máxima categoría se ha podido enfrentar “al mejor equipo del mundo ahora mismo, el Barcelona. Y aunque no pares de correr es una ilusión tremenda”. Y en una de esos choques, tuvo enfrente a Alexia Putellas que “estás defendiéndola y no te crees lo que haces. Tener referentes como Putellas o Patricia Guijarro es importante”.

La jugadora jerezana admite que su mayor objetivo es jugar en Liga Iberdrola y “mantenerme. Ahora mismo estoy formándome y todo lo que sume, bueno será”. Una Liga Iberdrola que está haciendo que haya más visibilidad del fútbol femenino a nivel nacional, gracias también a la “generación que tenemos ahora. Creo que se le está dando más bola al fútbol femenino. No sé si llegaremos a poder vivir de esto, pero sí a mantenernos y eso es una gran ilusión”.

Y además del fútbol, Marina Rivas continúa con sus estudios. Ahora mismo está cursando Primero de Bachillerato en el IES Seritium de Jerez y quiere que su vida siga ligada al deporte estudiando la carrera de INEF. Además, este mismo viernes, en su instituto la homenajeron por el éxito conseguido con la Selección Española: “Era algo que no me esperaba. Me encontré prácticamente a todo el instituto haciéndome un pasillo y aplaudiéndome y me dieron un ramo de flores. Estaba súper ilusionada y me gustó muco”, decía Marina.

Una referencia

Marina empezó en el fútbol “por mi padre” y le empezó a gustar. Comenzó en equipos de chicos, “algo que recomiendo porque te formas en físico y fuerza y se nota cuando cambias”. Marina jugó en la Jerezana, Pueblo Nuevo y Xerez DFC antes del Betis, pero todavía no se siente referencia, aunque “es bueno que las niñas vean que yo he salido de Jerez y que es posible llegar arriba”.

TE RECOMENDAMOS