El tiempo en: Jerez
Jueves 22/02/2024  

Jerez

Muere Periquín Niño Jero, el guitarrista más rockero

El artista jerezano ha fallecido este viernes, tras habérsele detectado una enfermedad hace varios meses

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Pedro Carrasco Romero, Niño Jero, en una imagen de archivo.

Niño Jero acompañando a Juan Villar

Pedro Carrasco Romero, Niño Jero, ha muerto este viernes en su ciudad natal, Jerez, en la que nació en 1954. Aunque venía padeciendo achaques de salud desde hace un tiempo, hace un par de meses fue cuando la situación comenzaba a tomar otra envergadura y su salud se agravaba considerablemente. Desde entonces, ha estado entrando y saliendo del hospital hasta que desde hace unos días permanecía ingresado con problemas, sobre todo, de respiración.

Hablar de Niño Jero, de Periquín, es hacer referencia a uno de los más populares guitarristas del flamenco jerezano de las últimas décadas aunque como llegó a reconocer en alguna ocasión “siempre he odiado la guitarra”, explicando que su verdadera pasión era cantar.

Perteneció a esa generación del compás de Santiago que contó con el apoyo de Manuel Morao, haciéndolo debutar en los Jueves Flamencos de la Plaza de Toros junto a otros de su edad. Fue su padre, Manolito Jero, quien le inculcó la profesión de guitarrista, muy a su pesar, apuntándolo en las clases de Rafael del Águila y pasando a acompañar en los Cuatros Muleros a Tío Borrico, El Troncho, El Berza, Rubichi o El Torta. Con éste último conformó uno de los dúos más admirados del momento. Viajaron a Madrid para sumarse al cuadro del Tablao Los Canasteros, con Paca y Manuela, entre otros tantos jóvenes jerezanos.

De Madrid al cielo. Conoció a artistas de la talla de Manuela Carrasco, quien la llamó para que la acompañara en su espectáculo y poco a poco se instaló como uno de los más reclamados por los cantaores y cantaoras como Juanito Villar, La Susi, Pansequito o la propia Paquera de Jerez. Llegó a acompañar en numerosas ocasiones a Manuel Agujetas, Canela de San Roque o a Santiago Donday, y fue figura principal del flamenco que se instalaba con Manuel Molina o Lole Montoya, además de Lebrijano o, por supuesto, Camarón de la Isla.

Ha sido un ser inquieto, componía letras, como el Pasa de Moda de Niño Jero y su banda, y llegó a ser el guitarrista oficial de los programas de Canal Sur Tv. Recorrió el mundo con Los Montoya, Capullo de Jerez o cualquier artista que reclamaran el compás único de sus cuerdas.

Su estilo se ha diferenciado por el ritmo, por esas falsetas por bulerías de trepidante ejecución que hacía levantar al público de forma apabullante. En Jerez ha sido todo un habitual en Fiesta de la Bulería, Viernes Flamencos, ciclos en las peñas o, últimamente, formando parte como invitado de algunos espectáculos como los dirigidos por su hijo Luis de Perikín. Todos sus hijos hacen algo, pero el más destacado es Manuel, guitarrista que mantiene su legado, Nono, Manuela y Dolores, que cantan, y el mencionado Luis.

El próximo 18 de marzo había preparado un homenaje en su honor en la Peña La Perla de Cádiz con artistas de la tacita de plata.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN