El tiempo en: Jerez
Jueves 20/06/2024  

El jardín de Bomarzo

Para gustos, los colores

Arranca la campaña electoral para esas elecciones municipales del 28M que tan convulso tiene al ambiente político y lo hace, en principio, con dos sensaciones

Publicado: 12/05/2023 ·
12:55
· Actualizado: 12/05/2023 · 12:55
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El jardín de Bomarzo.
Autor

Bomarzo

Bomarzo y sus míticos monstruos de la famosa ruta italiana de Viterbo en versión andaluza

El jardín de Bomarzo

Todos están invitados a visitar el jardín de Bomarzo. Ningún lugar mejor para saber lo que se cuece en la política andaluza

VISITAR BLOG

Arranca la campaña electoral para esas elecciones municipales del 28M que tan convulso tiene al ambiente político y lo hace, en principio, con dos sensaciones: una, que los alcaldes que gobiernan, a poco que hayan hecho sus deberes al menos a medias, revalidarán sus gobiernos si las sumas finales vencen el encaje y, otra, que lo de ahora no se parece al tsunami que elevó al PP en 2011 a diputaciones como, por ejemplo, la de Cádiz, para ello el PSOE debería darse un batacazo no previsto en una formación muy sólida en su estructura orgánica local y que, por ello, presentará candidatura en los 785 municipios andaluces. 103 en Almería, 45 en Cádiz, 77 en Córdoba, 174 en Granada, 80 en Huelva, 97 en Jaén, 103 en Málaga y 106 en Sevilla. De sus sumas, ocho diputaciones, ahora dos en manos del PP, como son Málaga y Almería, y el resto en las del PSOE, que necesita mantener el músculo tenso en las corporaciones locales y en un buen número de estas diputaciones para no verse aniquilado del panorama andaluz y, desde ahí, intentar planificar la reconquista de San Telmo. Hoy en manos de Juanma Moreno, cuya figura templada y sólida brilla por encima de la marca y esto suma pero, en absoluto, es importante cara a unos comicios cuyo eje se centra en la fuerza de los candidatos locales y, ahí, el PSOE se muestra como lo que siempre ha sido, una formación que se eleva desde el poder de los territorios.

La provincia de Cádiz, centro neurálgico sobre el que bascula el globo térreo, la galaxia y, cómo no, el universo hasta el más allá del oscuro infinito y que debería desinvertir en promoción para restar atractivo y agradecer a Eolo, Dios del viento, esos aires difíciles que tanto molestan al turista, dicho queda, afronta la campaña con la particularidad y diversidad geográfica que la caracteriza. Ocho municipios por encima de los 50 mil habitantes y nueve partidos judiciales -Algeciras, la Sierra, Cádiz, Chiclana, Jerez, San Fernando, Sanlúcar, San Roque y El Puerto-, de cuya suma el PSOE parte de los 14 diputados logrados en 2019, 8 el PP, 4 Adelante, 2 100X100 y 1 IU, Ciudadanos y AxSí. 31 en total, la mayoría son 16.

La situación más abierta se da en Cádiz capital con la salida de Kichi y unos candidatos a estrenar; David de la Cruz no le coge el ritmo a la campaña y Adelante perderá fuerza, confía en sumar con Óscar Torres -PSOE-, que esta vez pedirá entrar en gobierno y hacerlo con fuerza, frente a lo cual Bruno García puede ganar las elecciones y ya se verá si suma con Vox o, con quien ya tiene cerrado acuerdo, Ismael Beiro, de Cádiz Sí -AxSí-, al que algunos conceden hasta dos concejales. El PP recuperará un diputado, el PSOE confía en que Torres llegue a siete y coger uno, difícil. El todo caso, Adelante perderá, al menos, uno. En Algeciras nada hace prever que Landaluce baje de quince concejales, incluso más, y eso le puede hacer ganar el tercer diputado al PP, a costa de un PSOE al que para ello debería doblar en votos y que, en todo caso, no logra erosionar la solidez del alcalde, mientras que en el de San Roque, Tarifa y La Línea se mantendrán los dos de 100x100 porque Juan Franco arrasará otra vez sacando por encima de los veinte concejales, el otro es para el PSOE gracias al resultado del amado y nunca bien ponderado Ruix Boix, que se eleva por encima de la mayoría en San Roque y suspira ante la idea de presidir la Diputación cuatro años y, luego, quizás, cambiar estos aires por otros más gélidos al norte. En Tarifa, Paco Ruiz -PSOE- anda inquieto ante el crecimiento de Nuevos Aires Tarifa y las cuitas personales que entre él y ellos hay. Ganará.

En la Sierra, que aglutina a 19 municipios, el PP puede recuperar el diputado que perdió hace cuatro años porque mejorará sus resultados en general y, en concreto, en lugares como Arcos, donde podría gobernar con Aipro dada la sintonía entre ambos y el hecho de que el PSOE del actual alcalde, Isidoro Gambín, necesita mayoría absoluta y lo cierto es que la tiene a golpe de vista; en Villamartín la sacará Juan Luis Morales, Juanlu, de AxSí, un alcalde bueno y consolidado.

De interés será lo que suceda en el partido judicial de Chiclana, Barbate, Conil y Vejer, donde el PSOE mantendrá sus dos diputados por los predecibles buenos resultados de Chiclana, donde Román no para de hacer encuestas que le muestran que ganará frente a un PP que mejorará allí y sueña con sumar con otros pero que no, y los de Barbate: la operación del PSOE fichando al número dos de Miguel Molina, actual alcalde, tiene su ventaja en que mejorará ostensiblemente el resultado sin, previsiblemente, opciones de gobierno, y su desventaja en que tanto si lo necesita como si no Molina pactará con el PP y de mantener el diputado lo sumará a lo que logre el PP, acordado lo tiene con Sanz. En Vejer ganará Ortiz, que está muy nervioso porque teme no arrasar como habituado está, mientras que en Conil nada hace prever que el gobierno de IU con Bermúdez peligre; AxSí mejorará con nota sus resultados del 2019 y puede lograr hasta cinco concejales. En todo caso, tanto si Axsí mantiene el diputado como si lo coge el PP, ambos irían para la saca popular.

En El Puerto, Puerto Real y Rota habrá cambio porque el PP subirá un diputado gracias al resultado que logrará Germán Beardo, que no quiere ceder esa plaza a Rota y que venderá caros sus dos diputados tras los últimos agravios a su persona. Javier Bello y él mismo se perfilan para los puestos. En Puerto Real se perfila gobierno entre la confluencia de izquierda y AxSí y parece que el PSOE no mantiene el tipo, mientras que en Rota Ruiz Arana consolidará su figura con otra mayoría absoluta, ante lo cual PP y PSOE se repartirán a partes iguales los cuatro diputados de la zona.

En Sanlúcar, Víctor Mora ganará de nuevo y todo hace indicar que el PSOE seguirá gobernando pese a las malas relaciones que mantiene con la Izquierda Unida de Carmen Álvarez, que mejorará el resultado y que, quizás, no apoye al PSOE en el gobierno pero tampoco se lo entregará al PP. Por tanto, Mora se enfrenta a una legislatura en minoría y los dos diputados serán para PSOE e IU, que también tendrá un buen resultado en Trebujena. Mientras, en Chipiona, Aparcero ganará sobrado, Luis Mario es de los alcaldes de antes y la calle la tiene muy en el bolsillo.

En San Fernando nada hace prever que Patricia Cavada no gane de manera holgada, el PSOE ha sabido consolidarse en el gobierno y lo ha hecho tanto que, quizás, la inclusión de López Gil como número dos haga intuir intenciones futuras de mayor calado, tal vez Cavada quiera jugar una liga superior y López Gil se reserva la alcaldía de la Isla o logre convencer a Ruiz Boix para un puesto de los importantes en Diputación. Aunque Boix se fía de López Gil lo mismo que López Gil de Boix. Si el PSOE no suma en San Fernando deberá llamar a Fran Romero, de AxSí, que con ellos tiene deudas pendientes y ganas de molestar. El PP no tiene opciones de mejorar el diputado actual, porque tanto en Medina como en Benalup y Alcalá su crecimiento será escaso.

El partido judicial que más diputados aporta es el de Jerez, con cinco, donde Ciudadanos perderá el que logró merced a los 11.813 votos que sumó en 2019 y este caerá en manos de quien gane las elecciones. Jerez es uno de los municipios que, junto a Cádiz capital, más interés despierta. El cambio propulsado por Sanz y Bendodo hacia Pelayo convulsionó a la formación, que asegura tener sondeos que le dan una clara victoria, pero el PSOE de Mamen Sánchez siente lo mismo o más y en Jerez, pese a lo que se diga, no hay levantera de cambio y por eso el 44,9 piensa -según sondeos-, más allá de a quién vote, que las elecciones las ganará el PSOE; PP y Vox, por un lado, y PSOE e IU/Ganemos y Adelante, por otro, más Cs en la pugna por alcanzar los cinco mil votos -difícil- para lograr un concejal que podría ser determinante y que, de sacarlo, se lo restaría al PP.

Así las cosas, para que el PP logre la Diputación ha de salir cara en todas las monedas al viento para pasar de 8 a 13 y eso es mucho decir, además sumar con 100x100 y AxSí para los 16, mientras que el PSOE tiene en riesgo el de Algeciras pero podría crecer en Cádiz, difícil, y Jerez. Eso sí, sólo cuenta en principio con el apoyo del que saque Álvarez por IU en Sanlúcar y eso es grave, salvo que fuera suficiente -quince más uno- o Juan Franco olvide rencillas con su vecino de San Roque y se decante por la oferta socialista en la subasta pública que licitará La Línea en la mañana del 29. Juancho Ortiz, de salir azul en esta moneda al aire, es la idea del PP para presidir la casa rosa, mientras que de salir rojo Ruix Boix disfrutará cuatro años de un despacho con vistas y, tal vez, de un dibujo bonito a lápiz en el pasillo pétreo principal de la deseada casa. A la que una mano de pintura no vendría mal, de este actual rosa que se obtiene de la mezcla de rojo y blanco o, si éste cruza con azul, celeste resulta. Para gustos, los colores.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN