El tiempo en: Jerez
Martes 28/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

El legado de Ángel Piñero y su pasión por la guitarra clásica española llegan a Villamarta

El recital de este viernes 13 recorrerá algunas de las más célebres creaciones del intérprete y compositor gaditano

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Presentación del cartel con la presencia de Valentina

Catherine Lacoste, organizadora del Concierto

  • Los beneficios del concierto se destinarán a la asociación Un grito a la esperanza, en apoyo a la pequeña Valentina
  • Luca Romanelli, el cuarteto de cuerda de la Álvarez Beigbeder y los bailarines Manuel Garrido y Alycia Hiddinga, de la Ópera de París, entre el elenco

Ángel G. Piñero dedicó la mayor parte de su vida a la guitarra clásica española. Era una de sus grandes pasiones y, ahora, es su propio legado como compositor y como benefactor el que mantiene viva esa misma esencia de la mano de quien fue su esposa, Catherine Lacoste. Así volverá a quedar de manifiesto este viernes 13 de octubre en el Teatro Villamarta, con un concierto Tributo a la Guitarra Clásica Española en el que se interpretarán algunas de sus creaciones y cuyos beneficios irán destinados a la Asociación Un grito a la esperanza, que ayuda a la investigación de la enfermedad rara ósea que padece la pequeña Valentina.

El objetivo fundamental del recital es "rendir tributo a la guitarra clásica española, que era la pasión de toda su vida", expone Catherine Lacoste, pero, asimismo, porque "era lo que realmente él quería hacer". De hecho, ése es el motivo que ha llevado a impulsar éste y otros conciertos por diferentes puntos de España y del resto del mundo, siguiendo el curso iniciado por Piñero durante la última década, en apoyo, especialmente, a nuevos intérpretes.

De hecho, el último de los recitales en los que estuvo trabajando, celebrado el pasado 24 de marzo de 2022 en el Teatro Real de Madrid, supuso un "punto de inflexión" para seguir adelante con la difusión de su obra. Aquel concierto coincidía con su 90 cumpleaños; sin embargo, Piñero falleció un mes antes, con lo que la cita en el Real se convirtió en un primer homenaje a su trayectoria, ahora prolongado con conciertos como el que se verá en Jerez este viernes.

"Afortunadamente tuvo la ocasión de tocar en el Teatro Real en un concierto privado seis meses antes de morir", recuerda Lacoste, asimismo como subraya su implicación en el éxito del montaje previsto con la organización de varios conciertos previos en Madrid que servían de preparación para los concertistas.

En el caso de la cita en el Teatro Villamarta, contará con el intérprete italiano, Luca Romanelli -premiado en el Concurso Internacional de Guitarra Clásica Ángel G. Piñero- y con el cuarteto de cuerda de la Orquesta Álvarez Beigbeder, compuesto por Collette Babiaud (Violín I), Salvador Molina (Violín II), Gloria Ruiz (Viola) y Cristóbal González (Chelo). A ellos se sumarán dos bailarines titulares del Ballet de la Ópera de París, el espereño Manuel Garrido y la franco-japonesa Alycia Hiddinga, con coreografías específicas para algunas de las piezas del programa.

Natural de Cádiz

Ángel G. Piñero nació en Cádiz, y "adoraba a Cádiz". Era otra de sus grandes pasiones, reforzada por el hecho de vivir durante muchísimos años lejos de su ciudad natal por diferentes circunstancias. Pese a esa larga ausencia, mantenía sus "ataduras con Cádiz" y casi en la recta final de su vida, "cuando nos casamos -rememora Catherine Lacoste-, encontramos un lugar en El Puerto, donde creó el concurso internacioal de guitarra clásica, en el que tocaron intérpretes de muchos países del mundo. En los siete primeros años logró una difusión enorme -llegó a contar con 35 concursantes de 18 países del mundo-, y lo creó para ayudar a jóvenes guitarristas, ya que los ganadores contaban como premio su participación en un gran concierto".

Es una de las facetas que ponen de relieve su empeño por dedicar su vida a la guitarra clásica y a la música, en la que compaginó sus novedosas técnicas interpretativas con la composición. "Cuando ya tuvo una edad con dificultad para ser concertista, se dedicó de lleno a la composición". Para Catherine es muy difícil quedarse con una preferida: "Es muy difícil elegir. 'Las tres danzas andaluzas'; 'Brisas de Cádiz', reflejo de su su pasión por Cádiz y para la que hay una versión para guitarra y orquesta, guitarra y canto, y guitarra y cuarteto, incluso en versión para ballet; 'Canto a la serranía', dedicado a Espera, donde también hizo un concurso en el que impartía una masterclass; 'Meditación', que es una preciosidad; y 'Añoranza', que fue la última, dedicada a su hermano, que había fallecido dos años antes y que ahora se ha interpretado en el Festival de Gitarra de Granada".

Algunas de ellas se interpretarán este viernes en el recital en el Teatro Villamarta, que ha puesto a la venta las entradas a precios que oscilan entre los 10 y los 15 euros, y que permitirá acercarnos a la obra y a la pasión musical de Ángel G. Piñero, quien poco antes de su muerte confesaba: “El arte, la creación, es la esencia de mi vida. Lo mío es simple: hago algo que me encanta y que me alarga la vida".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN