El tiempo en: Jerez
Viernes 21/06/2024  

Jerez

Empresarios del ocio nocturno, en el punto de mira: “Estamos a favor de las inspecciones”

Entienden la postura del Ayuntamiento de reforzar los controles para garantizar la seguridad y supervisar las licencias tras la tragedia de Murcia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Un concierto en Paddock en una imagen de archivo. -
  • “Entre Junta y Urbanismo una inspección al año cae seguro y hay locales que me lo revisan dos veces el mismo año", señala Fernando Marín
  • "Si tienes todo en orden, no tienes nada que temer; además, estos controles evitan el intrusismo", advierte

El incendio mortal que arrasó dos discotecas contiguas de Murcia y se llevó por delante la vida de 13 personas  hace diez días ha puesto en la diana la seguridad de los locales de ocio nocturno y ha reactivado las inspecciones en todo el país para revisar las medidas de seguridad (prevención de incendios, extintores, puertas de emergencia, etcétera) y la situación administrativa de cada una en cuanto a licencias y actividad. En el caso de Murcia, las dos salas tenían una orden de cierre desde 2022.

En Jerez, con un importante número de locales de ocio nocturno fuera y dentro de la zona centro, el Ayuntamiento también ha intensificado este tipo de controles “aportando más medios” para garantizar que estas inspecciones tengan las máximas garantías y “se puedan afrontar”. Así lo aseguró días atrás la propia alcaldesa, María José García-Pelayo, que es partidaria de “mantener la calma” y de “dar un voto de confianza” al sector. “Es muy importante que no se cuestione, porque estamos hablando de un sector muy importante, pero eso no quiere decir en ningún caso que no haya que cumplir las normas”, manifestó, mostrándoles su apoyo.

En el seno de estos establecimientos son conscientes de que están “en el punto de mira” y ven con buenos ojos esta fiscalización "porque se evita el intrusismo" en los negocios de la noche. De hecho, está a favor de poner el foco en salas que funcionan como discotecas “pero no tienen licencia de discotecas”, una normativa que, por otro lado, exige unos requisitos “muy complicados que no puede cumplirlos cualquiera”. “Muchas de las cosas que suceden se producen sitios que no tienen estas licencias”, advierte a VIVA JEREZ, Fernando Marín, empresario del ocio nocturno al frente de locales tan conocidos como Galería Sala Club, Iroko Avenida, Paddock-Jerez, quien defiende la “profesionalización”  de un sector en el que “cada vez las exigencias son más altas”.

“Si tienes la conciencia tranquila, no tienes nada que temer, como es nuestro caso. Estamos completamente a favor de que haya cualquier tipo de revisión de control y supervisión de actividad”, explica.  Así, a las visitas rutinarias por sorpresa o para que los propios técnicos de la Gerencia de Urbanismo “nos ponen sobre aviso” para concertarlas, se unen las de la Policía Autonómica “que da mucho más caña”, dado que con los ayuntamientos “el trato es más directo, porque saben qué local es de cada uno y no son tan metódicos y escrupulosos”, afirma.

No obstante, “lo normal es que no te avisen”, precisa, de ahí que los empresarios tengan que estar siempre en alerta a la hora de “tener todo en orden” y eso engloba desde toda la cuestión administrativa (licencias, recibos de seguros…) y prevención de riesgos laborales dentro del local como la señalización de las salidas de emergencias, la revisión y recarga de los extintores, entre una larga lista.

¿Y cada cuánto tiempo llegan esas inspecciones? “Entre Junta de Andalucía y Urbanismo mínimo una al año cae seguro. En la Junta son habituales e igual te vienen incluso dos veces seguidas y de Urbanismo una al año o cada dos años también son seguras, aunque la periodicidad es diferente, hay locales míos que lo revisan dos veces el mismo”, aclara.

La patronal  y las distintas asociaciones también les mantienen prevenidos en este sentido y al tanto de toda la normativa y los cambios que puedan producirse. En su caso, pertenece a Horeca, y la pasada semana asistió a una reunión de empresarios pertenecientes a España de Noche, organización empresarial que representa mayoritariamente a las discotecas y salas de fiestas. En ese encuentro, los propietarios de discotecas de toda España analizaron el suceso de Murcia y también se puso sobre la mesa una normativa que varía según cada comunidad autónoma.

En su opinión, el hecho de que estos episodios tan trágicos sean “muy aislados” también evidencia la profesionalidad con la que trabaja el sector.  De hecho, como apunta, el último de Murcia es el más mortífero registrado en España en una discoteca desde la tragedia vivida en 1990 en la discoteca Flying de Zaragoza, donde murieron 43 personas. Para encontrar otra fecha negra en el calendario en un local de ocio nocturno hay que remitirse a 1983, cuando murieron 81 personas en un incendio en la discoteca Alcalá 20, en Madrid. En Murcia, desgraciadamente, además de la falta de medidas de seguridad y de licencia, “se han alineado todos los astros en contra de esas personas. Es una desgracia irreversible”, lamenta.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN