El tiempo en: Jerez
Lunes 15/04/2024  

Jerez

Las calles Algarve, Remedios y Santa Ana, ¿nuevas zonas ZAS?

El Gobierno local inicia el expediente para la declaración de estas vías peatonales como Zonas Acústicamente Saturadas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La calle Remedios el pasado sábado. -
  • La decisión final se tomará función de los informes y las mediciones acústicas, que se realizarán en enero a cargo de una empresa externa
  • En la actualidad son zonas ZAS desde 2017 las calles San Pablo, Plaza del Clavo y Vargas y antes de que termine el año toca revisar su situación

Hace ocho años, el Ayuntamiento daba inicio al procedimiento de Declaración de Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) de la calle San Pablo y las plazas del Clavo y Vargas, en virtud  del decreto 6/2012 de 17 de enero. La decisión municipal era una consecuencia directa de las reclamaciones de los vecinos y venía precedida de mediciones acústicas que confirmaban el excesivo ruido ambiental al que estaban sometidos los residentes por los efectos de la movida. Era el verano siguiente, cuando se hacía efectiva la declaración de zona ZAS tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Esta declaración traía, además, aparejada otras medidas contempladas por ley, a criterio del Ayuntamiento, como la suspensión de otorgamiento de nuevas licencias para la apertura de actividades de hostelería y de esparcimientos que pudiesen intervenir en el descanso nocturno de los vecinos, limitación de horarios de cierre, de obras de reformas o modificación o ampliación de las licencias en vigor para colocar veladores.

Ahora esta designación, que “toca revisar antes de que acabe el año” en los mencionados enclaves, puede repetirse en las calles Algarve, Remedios y  Santa Ana, los nuevos focos de la movida jerezana contra los que claman los vecinos por las concentraciones de jóvenes que se genera cada fin de semana desde la tarde y hasta la madrugada en estas vías peatonales. Así se lo han hecho llegar desde el Ayuntamiento a los hosteleros de la calle en los últimos encuentros mantenidos a raíz de las quejas de los vecinos, que han dado lugar a un aumento de los controles de las licencias por parte de la Policía Local en las últimas semanas, levantando actas y sancionando a varios locales.

El Gobierno local ha comenzado ya los trámites y está previsto que en los próximos días el BOP publique el inicio del expediente. Será a partir de ese momento cuando se lleve a cabo un estudio detallado por parte de una empresa externa contratada por el Ayuntamiento, tal y como ha confirmado a VIVA JEREZ, el teniente de alcaldesa de Medio Ambiente y Servicios Públicos, Jaime Espinar. No obstante, las mediciones acústicas no se realizarán hasta el mes de enero, dado que la declaración de la Zambomba como Bien de Interés Cultural suspende los “objetivos acústicos” que contempla la ley para el resto del año.

De los resultados de las mediciones, que se realizarán sin previo aviso aunque los aparatos sean bastante explícitos, y de los baremos de niveles de ruidos que se obtengan dependerá que la declaración de zona ZAS se haga efectiva bajo unos criterios objetivos regulados por la Ley de Ruidos, mientras que el Ayuntamiento sí tendrá que decidir las medidas que se llevan a cabo como las anteriormente descritas para San Pablo o Vargas y que no necesariamente tienen que coincidir.

En cualquier caso, como apunta Espinar, “hay margen entre todos para llegar a una solución” y también disposición, como le han hecho llegar entre los propios bares, que se han comprometido a velar por el aforo de la calle, contratar a personal de seguridad privada, y garantizar siempre el paso a los vecinos y transeúntes en general.

El Ayuntamiento, por su parte, también les ha tendido la mano, y les ha advertido que la suspensión de nuevas licencias para veladores u otras actividades no afectará a las que estén solicitadas antes de la publicación del inicio del expediente en el BOP. “Nuestro objetivo no es cerrar bares ni incordiar a nadie, es buscar el equilibrio entre el derecho al descanso y al disfrute de la gente”, insiste el delegado de Medio Ambiente, además de garantizar la seguridad en la zona para evitar aglomeraciones y que no se formen tapones.  

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN