El tiempo en: Jerez
Sábado 24/02/2024  

Jerez

Y el Campo del Guadalcacín se llenó de amigos, futbolistas y familiares de Paco Collantes

El equipo de la cantera del Pueblo Nuevo se proclamó vencedor del III Memorial Paco Collantes, 'Tato', tras un disputado cuadrangular

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Foto de familia de los participantes

El hijo de Fabio

  • El hijo de Fabio realizó el saque de honor con una camisera dedicada a su padre para mandarle ánimos

Su familia, el fútbol y Aguadulce. Esas eran las tres pasiones que más feliz hacían a Paco Collantes. En unos días, el próximo 22 de noviembre, se cumplirán tres años que nos dejó al no poder recuperarse de las graves lesiones que sufrió en un accidente laboral, pero el futbolista jerezano sigue muy presente y cada año por estas fechas sus amigos, familiares y el mundo del fútbol le rinden el mejor homenaje que podrían hacerle: saltar al terreno de juego con la camiseta del número 10 y su nombre y disputar un torneo en su memoria, en el que lo menos importa es el marcador.

En esta ocasión, el equipo de la cantera del Pueblo Nuevo, club al que Collantes perteneció durante diez años, se proclamó vencedor del III Memorial Paco Collantes, 'Tato', tras un disputado cuadrangular en el Campo Municipal del Guadalcacín que enfrentó a un combinado de las canteras del Xerez CD y Flamenco, los Veteranos CD Guadalcacín, el equipo de Amigos del Tato, y a los ganadores, los de la cantera del Pueblo Nuevo.

Este año los organizadores de este torneo han querido tener un gesto con Fabio Padillo, el exportero del Xerez CD y Jerez Industrial, que está pasando por momentos complicados por su enfermedad. Su hijo pequeño, con una camiseta con el nombre su padre para enviarle ánimos, fue el encargado de realizar el saque de honor.  Además, Reguera, amigo personal de Fabio, jugó de portero en el equipo de Amigos de Tato con el número 1 a su espalda. Los promotores del Memorial también recordaron a Alberto Valenzuela, que falleció el pasado verano. Su hermano jugó también en este encuentro en el combinado de los amigos de Tato.

El padre de Tato, Paco Collantes, fue el encargado de entregar el trofeo a los capitanes de la Cantera del Pueblo Nuevo, Sergio y Manue, en la convivencia posterior al encuentro. Seguro que el eterno capitán aplaudiría desde el cielo orgulloso. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN