El tiempo en: Jerez
Sábado 20/04/2024
 

Jerez

El Ayuntamiento se aleja aún más de sus objetivos de ajuste económico

La comparativa de los informes de Intervención relativas al cuarto trimestre de los ejercicios 2022 y 2023 advierte de un escenario si cabe más adverso

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Ayuntamiento de Jerez. -

El informe de Intervención de seguimiento del Plan de Ajuste correspondiente al último trimestre del ejercicio 2023 constata que el Ayuntamiento de Jerez cerró esa anualidad con una necesidad de financiación de 24,8 millones de euros, un escenario bastante alejado de lo que hubiera sido deseable y opuesto al que mostraba ese mismo informe cuando analizaba el último trimestre de 2022, que se despidió con una capacidad de financiación de 20,9 millones de euros.  

En resumidas cuentas, mientras en 2022 se mejoraba la previsión del Plan de Ajuste en un 31,57 por ciento, dado que se había estimado una capacidad de financiación de 7,2 millones de euros; en 2023 la realidad se ha alejado de la estimación inicial -pero para mal- en un 247,14 por ciento.

El problema es que la comparativa de los dos informes de Intervención no deja lugar a la duda, constatándose este último año un alejamiento aún mayor de los objetivos propuestos en el Plan de Ajuste en todos los parámetros que son objeto de análisis.

Así, en lo que a gastos corrientes se refiere, en el cuarto trimestre de 2022 se observó un incremento del 12,85 por ciento, que se ha elevado hasta el 37,20 por ciento en el mismo periodo de este pasado ejercicio.

Por lo que se refiere a los gastos totales, la desviación sobre el incremento previstos en esta partida en 2022 fue del 15,46 por ciento, elevándose en esta última ocasión al 22,37 por ciento.

El Plan de Ajuste suele contemplar ahorros en el capítulo de gastos de personal que difícilmente terminan cumpliéndose. En 2022, el incumplimiento fue del 89,49 por ciento, pero en el último trimestre de 2023 se llegó hasta el 95,44.

También se fijan ahorros en los gastos de servicios y contrataciones. En el cuarto trimestre de este pasado ejercicio el grado de incumplimiento llegó a ser del 148,44 por ciento, mientras el año anterior había sido del 97,34, una desviación bastante considerable pero en cualquier caso menor a la observada en el último periodo que ha sido objeto de análisis por parte del interventor municipal.

Algo similar se aprecia cuando se constata el nivel de ahorro de gastos por la aplicación de todas las medidas previstas en el Plan de Ajuste, toda vez que mientras en el último trimestre de 2022 el incumplimiento fue del 95,98 por ciento, esta última vez la desviación se elevó al 107,67 por ciento.

Finalmente, en 2022 se estimó un ahorro neto de 12,2 millones de euros que la realidad redujo hasta los 4,6 millones, alejándose el Consistorio de su objetivo en un 62,39 por ciento. Para el último trimestre de 2023 se había fijado una cantidad más modesta y quizá realista de ahorro neto, de 2,8 millones de euros. El problema es que el desahorro fue de 17,5 millones, por lo que la desviación -en negativo- sobre el plan inicial fue nada más y nada menos que del 713,89 por ciento.

Como consecuencia de todos estos datos, el análisis final del interventor era bastante más condescendiente con la gestión del Gobierno local al cierre de 2022 que al de 2023.

Entonces no tuvo reparos en reconocer el “importante esfuerzo de contención del gasto corriente (el capitulo 1 de gastos de personal no se incrementó y es igual en cuanto al de 2017)”, aunque incidiendo en la necesidad de disponer de “un mayor margen de actuación y mejorar y profundizar en el seguimiento de las medidas del Plan y el control de su cumplimiento y ejecución”.

En el informe del cuarto trimestre de 2023 ya se mostraba algo más crítico con esa gestión, estimando que el Ayuntamiento debe “realizar un importante esfuerzo de contención del gasto corriente”.  

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN